Tiene muerte cerebral adolescente víctima de bullying

Al menos cuatro de sus compañeros de primero de secundaria en Tamaulipas lo arrojaron contra la pared, sin que una de sus maestras lo evitara

COMPARTIR 
19/05/2014 23:46 Héctor González Antonio, corresponsal / Foto: Archivo

CIUDAD VICTORIA, 20 de mayo.- Al borde de la muerte se encuentra un alumno de primer grado de secundaria, víctima de ‘bullying’ en esta capital de Tamaulipas. Los padres de este menor de 12 años exigen a las autoridades educativas y judiciales esclarezcan el caso.

Héctor Alejandro Méndez Ramírez se encuentra internado en el Hospital Infantil, con un diagnóstico médico de muerte cerebral. Ya sólo falta un estudio a realizarse para confirmar su estatus, resultado de agresiones infligidas por al menos cuatro de sus compañeros de clase.

Sus padres, la señora Rebeca Ramírez Rojas y Francisco Méndez Vargas, informaron que el estudiante de la Escuela Secundaria número 7  “Eleazar Gómez”, ubicada en la colonia López Mateos de esta ciudad, refirieron que desde el pasado miércoles 14 de mayo su hijo sufrió maltrato y agresiones por parte de compañeros de su aula.

La madre de este menor dio a conocer que su hijo se encuentra grave de acuerdo con médicos que lo atienden.

Ella relató que el pasado miércoles el estudiante del turno vespertino salió de su casa como todos los días, sin saber que ya no regresaría. Este alumno sufre las consecuencias de un juego denominado “columpio”.

Según explicó, cuatro de los compañeros del adolescente lo cargaron tomando cada uno sus extremidades, balanceándolo y arrojándolo.

Hasta en dos ocasiones repitieron esta acción, a pesar que el menor insistía en que ya no lo hicieran, según informó la madre de familia. En la segunda ocasión, al ser arrojado, se golpeó la cabeza contra el concreto, lo que le provocó un infarto cerebral y posterior coágulo en ese órgano, refirieron los médicos.

Ya existe una denuncia penal ante las autoridades judiciales contra cuatro alumnos del primer grado de secundaria, quienes serían los presuntos responsables de estas lesiones.

Además, la denuncia abarca a las autoridades educativas, debido a la presunta negligencia presentada en el caso.

“No me dan esperanza, está grave y ha tenido recaídas; ya presentamos la denuncia correspondiente contra los estudiantes y contra las autoridades, entre ellas la subdirectora, por negligencia”, explicó la madre de la víctima.

De acuerdo con la señora Rebeca, quien no refiere los nombres de los docentes señalados, debido a que son nuevos y no los conoce, su hijo se encontraba prácticamente en la última hora de sus clases entre las 19:00 y las 20:00 horas del miércoles 14.

Le hicieron de vuelta el columpio, él le gritó a la maestra para que lo soltaran; la segunda vez lo mecieron más fuerte, lo soltaron, y fue y retachó contra una pared y el piso. A mi hijo se le hizo un coágulo en el cerebro, mi hijo llegó con traumatismo craneoencefálico grave”, dijo.

La hermana mayor de Héctor Alejandro, responsable de ir por él al plantel, sólo recibió el comentario de la subdirectora, que el alumno había sufrido un accidente y que necesitaba atención médica. Pasaron varios minutos de ello y eso complicó la salud del estudiante.

A pesar de las lesiones del menor, que proviene de una familia humilde, los directivos de la secundaria no hicieron nada al respecto.

Sólo un prefecto de la institución accedió a llevarlo al domicilio; sin embargo, sólo lo dejó en la banqueta de la entrada a la vecindad donde habitan, y la familia, con sus propios medios, lo transportó hasta la clínica del Seguro Social, donde ingresó grave y posteriormente fue trasladado al Hospital Infantil para una atención especializada.

Sin embargo, los pronósticos no son alentadores. Los hechos se suscitaron el pasado miércoles; los días jueves y viernes no hubo clase en la institución por compromisos de los directivos y docentes, así que hasta el momento ninguna autoridad se ha acercado con los padres de familia.

La señora Rebeca Ramírez refirió que momentos antes de perder el sentido, su hijo señaló por su nombre a tres de sus compañeros como los presuntos responsables de haberlo lesionado.

Guadalupe López Tijerina, subsecretario de Educación Básica en Tamaulipas, sólo dijo que abrirán una investigación para deslindar responsabilidades.

dgp

Relacionadas

Comentarios