En 10 de mayo, dan visa a mamá de hijos nacidos en EU tras exhibir caso

Tras pasar tres horas y 30 minutos al interior del departamento de inmigración y enviada a la cárcel un juez federal le otorga una visa humanitaria

COMPARTIR 
10/05/2014 22:07 Juan Manuel Reyes Cruz / Corresponsal

NUEVO LAREDO, 10 de mayo.- El 10 de mayo será inolvidable para Marlen Baeza Hernández. El día de festejo para las madres mexicanas, lo recibió en Laredo Texas, y recibió de regalo una visa humanitaria por parte de un juez de inmigración de los Estados Unidos.

Marlen, mexicana de nacimiento y deportada hace 7 años, cruzó este día la frontera de Nuevo Laredo, para ingresar a Laredo Texas, por el puente internacional de manera ilegal.

Llegó cargando a su pequeña hija Zaida de 4 años y acompañada de otro de nombre Said, de tan solo 7 años. Fue llevada al interior del departamento de inmigración de los Estados Unidos, para después de tres horas con 30 minutos, ser enviada a una cárcel de la patrulla fronteriza, donde un juez federal, le otorgó una visa humanitaria.

Gustavo Salmerón, su esposo, no daba crédito a lo sucedido. Lloraba y daba gracias a todos, porque Dios escuchó sus ruegos, agradeció a personal de inmigración,  aduana y protección fronteriza por el buen trato a su esposa.

No lo puedo creer, es increíble” -Dijo casi llorando- “estoy feliz, mi esposa ya está conmigo y mañana nos regresamos a Chicago, le dieron una visa humanitaria y la  verdad estoy contento” comentó a IMAGEN MULTIMEDIA.

La visa humanitaria, se le entregó a Marlen  con un año de vigencia e irá a corte antes de su vencimiento. Ya mas calmada y después de llorar un rato;  al salir del  centro de detención de la patrulla fronteriza, Marlen, dijo sentirse satisfecha.

Agradezco a ustedes, Imagen y Excélsior, por darle seguimiento a mi caso, me dieron una visa humanitaria, me ayudaron todos, quiero agradecer al licenciado Francisco Chavira, por este milagro,  en inmigración me tomaron la declaración , me investigaron y hoy mismo me voy a Chicago con mi esposo y mis hijos Said y Zaida, , la verdad me trataron muy bien en el puente, yo tenía mucho miedo en quedarme encerrada ya que me trajeron a la cárcel esposada, pero ahora podré trabajar y vivir en Estados Unidos” comentó al punto de las lágrimas.

El activista Francisco Chavira, comentó que cuando medios nacionales como Excélsior e Imagen, siguen casos como estos, es cuando las autoridades entienden que hay más gente siguiendo el caso y todo termina feliz.

Todos somos parte de una familia, la familia debe estar unida y este es el mejor caso, es increíble, pero se logró el objetivo principal, que inmigración le diera la visa humanitaria a Marlen y ahora podrá estar con su esposo y sus hijos, sin temor en este bendito país” dijo Chavira.

Cuando no se puede conseguir una visa, el último recurso es solicitar un permiso condicional humanitario, conocido en inglés como humanitarian parole.

Se deben llenar dos formas: la I-131 para solicitar el permiso para viajar y la I-134 que es una declaración jurada sobre recursos económicos.

Se trata de evitar que la persona, si recibe el permiso, se convierta en una carga pública para Estados Unidos. Si se concede el permiso condicional humanitario, generalmente éste se concede por un año máximo.

Pero se puede pedir una extensión siempre y cuando se solicite al menos 90 días antes de la fecha en la que se debe salir del país. (La fecha está señalada en el documento I-94 que se le entrega a la persona beneficiaria del permiso condicional humanitario en Aduanas al entrar en Estados Unidos).

asc

Comentarios

Lo que pasa en la red