¿Enemigo pequeño? picaduras, amenazas silenciosas

La Organización Mundial de la Salud alerta este año sobre las enfermedades transmitidas por insectos como chinches, mosquitos y garrapatas

COMPARTIR 
07/04/2014 05:47 Laura Toribio

CIUDAD DE MÉXICO, 7 de abril.- Picaduras que podrían parecer insignificantes tienen el potencial de terminar con millones de vidas. Son grandes amenazas camufladas en mosquitos, chinches, garrapatas o caracoles.

Se trata de enfermedades transmitidas por vectores que son potencialmente mortales, pero que con las medidas preventivas adecuadas podrían evitarse.

En este contexto, hoy lunes la Organización Mundial de la Salud (OMS) dedica su día mundial a hacer un llamado para que los países fortalezcan su lucha contra los padecimientos como el dengue, el paludismo, la malaria y la enfermedad de Chagas bajo el lema “Pequeñas picaduras, grandes amenazas”.

El dengue es la enfermedad de este tipo con mayor crecimiento en el mundo, al grado de que se ha multiplicado por 30 en los últimos 50 años. Un total de 2 mil 500 millones de personas en el planeta están en riesgo de contraerlo, mientras que en el continente americano alrededor de 545 millones están expuestas.

La OMS estima que cada año se producen entre 50 y 100 millones de infecciones por el virus transmitido por la picadura del mosquito Aedes aegypti.

A partir de los años 70 las epidemias de dengue comenzaron a incrementarse en América del Sur, América del Norte y en el Caribe, y durante las últimas décadas América Latina se ha convertido en la región con las cifras anuales reportadas más altas en el mundo.

Tan sólo en México, el año pasado se reportaron un total de 62 mil 330 casos y 104 muertes.

Fenómenos como el cambio climático inciden en la presencia de esta enfermedad, así como de las otras transmitidas por vectores.

Hoy el dengue se trata, de hecho, de una contingencia sanitaria que por los climas extremos ha dejado de ser una enfermedad estacional debido a que el mosquito transmisor se ha hecho resistente a algunos insecticidas y adaptado a alturas de hasta mil 800 metros sobre el nivel del mar, circunstancias en las que antes no sobrevivía.

Y si bien la letalidad por dengue en México es una de las más bajas en el continente americano, con menos de 1 por ciento en comparación con Colombia y Brasil, que se ubican en 4 y 5 por ciento, respectivamente, todavía se necesitan reforzar y fortalecer las acciones de prevención y promoción de la salud. Fomentar en la población medidas tan básicas como tapar todos los recipientes donde se tengan depósitos de agua, es decir, los tinacos o las cubetas para evitar los criaderos de mosco.

La OMS advierte que los grandes brotes epidémicos, como los de dengue, pueden sobrecargar los hospitales y los servicios de salud locales y que aunque el impacto es mayor en los países y sectores de ingresos bajos, nadie es inmune. Afecta igual a ricos que a pobres.

De acuerdo con el panorama epidemiológico en el país, en lo que va del año no se ha reportado ninguna muerte por dengue.

Sin embargo, a fin de evitar que se presenten, la semana pasada diez entidades del sur sureste del país cerraron filas en contra de este padecimiento y acordaron un plan regional de promoción de la salud y eliminación de criaderos.

Morelos, Puebla, Oaxaca, Guerrero, Veracruz, Chiapas, Tabasco, Yucatán, Campeche y Quintana Roo, que el año pasado acumularon 34 mil 391 casos de dengue, siendo así la región más afectada, determinaron definir áreas de responsabilidad operativa por brigada, focalizar los riesgos entomológicos en el primer semestre del año y establecer un calendario regional conjunto de actividades intensivas.

Hoy, en el marco de la conmemoración del Día Mundial de la Salud, el presidente Enrique Peña Nieto y la secretaria de Salud, Mercedes Juan, encabezarán un acto oficial para hacer conciencia sobre el riesgo y variedad de estas enfermedades, que a decir de la OMS, podrían aumentar con la ampliación de la zona de distribución de algunos vectores que se propagan fuera de las zonas tradicionales como consecuencia de la globalización, la intensificación de los viajes y el transporte de mercancías, el cambio climático y el crecimiento urbano.

AFECTACIONES

  • 13 millones de personas están en riesgo de sufrir una infección por filariasis linfática (elefantiasis) en las Américas.
  • Entre 2001 y 2011 alrededor de 700 mil casos de leishmaniasis (úlceras cutáneas) fueron reportados y 1.6 millones de personas requieren tratamiento para la esquistosomiasis (enfermedad parasitaria crónica), principalmente en Brasil y Venezuela.
  • La enfermedad de Chagas infecta a miles de personas anualmente, ocasionando unos 28 mil casos nuevos por año. En 2010 se estimó que un total de 6 millones de personas padecían esta enfermedad.
  • En las últimas décadas ha aumentado enormemente la incidencia de dengue en el mundo. Más de 2 mil 500 millones de personas están en riesgo de contraer el dengue.

Relacionadas

Comentarios