Actuará INE con apego irrestricto a la ley, ni más ni menos: Córdova

Lorenzo Córdova Vianello dejó claro que las elecciones de 2015, son la prueba del ácido de las normas

COMPARTIR 
04/04/2014 16:44 Notimex
Lorenzo Córdova Vianello dejó claro que las elecciones de 2015, son la prueba del ácido de las normas.

CIUDAD DE MÉXICO, 4 de abril.- El presidente del Instituto Nacional Electoral (INE), Lorenzo Córdova, afirmó que la mejor garantía de la autonomía del nuevo órgano es y será el apego irrestricto a la ley, por lo que tendrá presente su función en la aplicación de las reglas del juego democrático que todos conocen, han pactado y reconocido, “ni más ni menos”.

Al rendir protesta como titular del INE, Córdova Vianello resaltó que la nueva institución no parte de cero y que su tarea es actuar con firmeza, sin excesos, y nunca sobreactuará ni tendrá protagonismos innecesarios.

Además, se aplicará la ley con todo su peso y frente a quien sea cuando las reglas se vulneren; “de ahí, por cierto, la importancia de contar con un marco normativo secundario, bien hecho y oportunamente terminado”, de cara a la próxima aprobación de las leyes secundarias de la reforma político-electoral.

Una vez que quedó formalmente integrada la nueva “herradura de la democracia”, el consejero presidente resaltó por ello que el primer gran reto del INE es enfrentar una compleja y ambiciosa reforma electoral, y llevar a buen puerto los procesos electorales de 2015.

Precisó que este reto debe hacerse en la perspectiva de construir una ciudadanía cada vez más fuerte y participativa, preocupada por los asuntos públicos e involucrada y comprometida con su discusión y encauzamiento, “más empoderada, pues”.

De tal suerte, opinó que echar andar la reforma de 2014 “es una tarea titánica pero no imposible”, de ahí que el objetivo debe ser no apostar por otra renovación integral del sistema electoral al cabo de los próximos comicios, sino en todo caso procurar para entonces una serie de ajustes y precisiones del nuevo marco electoral.

Lorenzo Córdova Vianello dejó claro que las elecciones son la prueba del ácido de las normas, los procedimientos y de las instituciones comiciales y, en ese sentido, la instrumentación y puesta a prueba de la reforma en 2015 “permitirá hacer un claro diagnóstico de las necesidades de mejora”.

Además, de las áreas de oportunidad que tienen las nuevas reglas con el propósito no volver a transformarla radicalmente sino de perfeccionarla.

Consideró que ello permitirá que las futuras elecciones estén impecablemente organizadas, que las campañas se desarrollen en un marco de libertad y de pleno respeto a los límites establecidos, a fin de que los gobiernos federal y local “se abstengan de intervenir en los procesos electorales”.

En este marco, resaltó la necesidad de que el INE supere con éxito una serie de retos complejos porque ello permitirá fortalecer la democracia mexicana de cara a las próximas décadas.

No podemos construir esta nueva institución pensando en el corto y mediano plazo, nuestra perspectiva no puede enfocarse exclusivamente en los procesos electorales que habrán de celebrarse en 2015, sino que debe apuntar mucho más lejos”, remarcó.

Ante ello, expresó que se deben fijar metas más ambiciosas, “que no miren sólo al árbol sino al bosque completo”.

Se trata de construir una institución de grandes ligas, aunque por su puesto el camino está lleno de preocupaciones y acciones inmediatas, puntualizó.

jpg

Relacionadas

Comentarios