Suspenden a un jefe de policía ligado al Chapo

El gobierno de Sinaloa instrumentó un operativo especial en Culiacán y Mazatlán e inició la investigación de los cuerpos de seguridad

COMPARTIR 
29/03/2014 04:25 Jesús Bustamante/Corresponsal
Joaquín El Chapo Guzmán fue capturado el sábado 22 de febrero en la torre Miramar, que está a tan sólo una cuadra de la comandancia de la Policía Ministerial del Estado.

CULIACÁN, 29 de marzo.— Los primeros funcionarios ya  fueron suspendidos luego de las investigaciones que inició la Procuraduría General de Justicia de Sinaloa, tras la captura de Joaquín El Chapo Guzmán.

Al día siguiente de la detención del líder del cártel de Sinaloa y por temor a un recrudecimiento de la violencia, la Secretaría de Seguridad Pública implementó un operativo especial en Culiacán y Mazatlán e inició la investigación de los cuerpos policiacos, debido a que la torre de condominios Miramar está tan solo una cuadra de la comandancia de la Policía Ministerial del Estado y nadie detectó su presencia.

El primer fiscal del estado, Marco Antonio Higuera Gómez, dijo que derivado de estas investigaciones, algunos elementos policiacos, incluido el secretario de Seguridad Pública y Tránsito de Mazatlán, Pablo Andrés Hernández Lizárraga, se encuentran suspendidos y se ha iniciado una averiguación administrativa en contra de ellos.

El domingo 16 de marzo, seis jóvenes fueron atacados a balazos en el interior de un restaurante de mariscos de nombre Barracruda, en el fraccionamiento Alameda, los hechos se registraron poco después de las 20:00 horas, cuando un grupo de personas armadas ingresó al lugar, ubicado en la avenida La Marina y comenzó a disparar en contra de los comensales.

Cuatro días después, un grupo de agentes investigadores de la Policía Ministerial del Estado, fueron atacados a balazos en el fraccionamiento Arboledas, en el enfrentamiento, fallecieron dos agentes identificados como Francisco Javier López Figueroa y Jorge Aarón Guzmán Piarson, comisionados a resolver lo sucedido en el restaurante de mariscos.

Otros agentes alcanzaron a repeler la agresión y detuvieron a Marcos Joel Osuna Rodríguez y Pilar Valentín Osuna, a quienes la autoridad vincula con el ataque de los seis jóvenes ocurrido días antes y a quienes les aseguraron un vehículo Honda, tipo Accord con placas 581-X4K del Distrito Federal, con armas y municiones.

De manera sorpresiva, el pasado domingo 23 de marzo, el alcalde de Mazatlán, Carlos Feltón, destituyó de su cargo a Pablo Andrés Hernández Lizárraga, quien había estado encargado de la seguridad del puerto desde marzo de 2013, cuando se colocaron titulares estatales o ministeriales en los 18 municipios, para comenzar el Mando Unificado en Sinaloa.

Ese mismo día tomó protesta al comandante de la Policía Ministerial del Estado, Juan Antonio Murillo Rojo, mano derecha del director de esa corporación, Jesús Antonio Aguilar Íñiguez, y quien estuvo un tiempo encargado de la Secretaría de Seguridad Pública y Tránsito de Culiacán en 2013, cuando el anterior renunció a su cargo.

El procurador dijo que Hernández Lizárraga estaba presuntamente vinculado con miembros de la delincuencia organizada, según lo dicho por algunas personas que han sido detenidas en las últimas semanas, luego del ataque al restaurante de mariscos y el asesinato de los dos agentes de la Policía Ministerial del estado, corporación a la que el pertenecía.

“El análisis de la conducta de servidores públicos, si vienen siendo a raíz de la detención de esa persona (Joaquín  El Chapo Guzmán), los suspendidos son servidores públicos de diferentes corporaciones, se están analizando los resultados de los exámenes de control y confianza, ya se iniciaron procedimientos administrativos y fueron suspendidos los elementos, porque los resultados nos dan para iniciar procedimientos y suspenderlos”, informó.

El primer fiscal, Higuera Gómez, no detalló el número exacto de elementos suspendidos, pero dijo que son agentes ministeriales y municipales, quienes aparentemente están relacionados con esta organización criminal.

Al concluir las investigaciones se informará qué participación tenían estos agentes y el exsecretario de Seguridad Pública y Tránsito de Mazatlán en las actividades delictivas.

La Policía Ministerial del estado y la Secretaría de Seguridad Pública y Tránsito de Culiacán, tienen instrucciones de esperar los resultados antes de removerlos definitivamente de su cargo, cuando posiblemente y dependiendo del grado de participación, se podrá iniciar un procedimiento penal en contra de ellos.

El secretario general de Gobierno, Gerardo Vargas Landeros, dijo que los operativos y las investigaciones a funcionaros continuarán en Mazatlán, mencionando que ahora estarán más alertas del actuar de los agentes.

Consecuencias

  • La detención del capo del cártel de Sinaloa trajo algunos hechos violentos:
  • El sábado 22 de febrero El Chapo Guzmán fue capturado en Mazatlán.
  • El domingo 16 de marzo, seis jóvenes fueron atacados a balazos al interior de un restaurante de mariscos de nombre Barracruda en el Fraccionamiento Alameda, los hechos se registraron poco después de las 20:00 horas.
  • Cuatro días después, un grupo de agentes investigadores de la Policía Ministerial del Estado, fueron atacados a balazos en el fraccionamiento Arboledas, en el enfrentamiento, fallecieron dos agentes identificados como Francisco Javier López Figueroa y Jorge Aarón Guzmán Piarson.

 

 

 

Caen en Colombia socios de Guzmán

Una célula compuesta por cuatro presuntos narcotraficantes que, según las autoridades, está ligada con el cártel del Pacífico fue detenida y enviada a prisión en la ciudad de Medellín, informó ayer la Fiscalía General de Colombia.

La medida de aseguramiento fue adoptada por el Juzgado 40 Penal Municipal de Medellín, con funciones de control de garantías, contra Jaime Roll Cifuentes, Lucía Cifuentes Villa,Óscar Eduardo Reyes y Édwin Alexánder Portilla, precisó la fiscalía.

De acuerdo con la fuente, los cuatro detenidos integran “una red de narcotráfico que exportaba cocaína desde Colombia, Ecuador y México, con destino final a Estados Unidos”.

Las capturas se hicieron en “un operativo adelantado por la Unidad Nacional Antinarcóticos e Interdicción Marítima (Unaim) y la Policía Nacional, en las ciudades de Medellín, Pereira y Pasto”.

Según la investigación, “la organización criminal tiene nexos con el denominado cártel de Sinaloa y sería la responsable del envío de ocho toneladas de clorhidrato de cocaína, que fueron incautadas por las autoridades ecuatorianas en el año 2009”.

Los investigadores establecieron que los capos de la organización son familiares del finado Francisco Iván Cifuentes Villa, alias Pacho Cifuentes, expiloto y hombre de confianza del extinto capo Pablo Emilio Escobar Gaviria.

Los cuatro detenidos están siendo procesados por los delitos de concierto para delinquir con fines de narcotráfico y tráfico de estupefacientes, puntualizó la fiscalía.

 

Relacionadas

Comentarios