Madre asesina a su hijo de 6 años; dice no estar arrepentida

El menor fue ingresado presentaba serias huellas de violencia, no tenía algunas piezas dentales, además de que se le desprendió un pedazo de lengua

COMPARTIR 
26/02/2014 21:24 Con información y foto de Juan Manuel Reyes/Corresponsal
El menor fue ingresado presentaba serias huellas de violencia, no tenía algunas piezas dentales, además de que se le desprendió un pedazo de lengua.

NUEVO LAREDO, 26 de febrero.- Un niño de seis años de edad, fue ingresado muerto a una clínica, presentando serias huellas de violencia, al grado de que no tenía algunas piezas dentales, además de que se le desprendió un pedazo de lengua.

Como probable responsable fue detenida su madre Blanca Esthela Salazar Castro, de 39 años de edad.

El menor tenía hematomas en ambos globos oculares, desprendimiento de piezas dentales hacia el interior de la boca y desprendimiento de un pedazo de lengua. 

De acuerdo con el reporte policiaco, fue a las 17:45 horas, cuando se reportó a C-4 que en la Clínica Laredo, había ingresado un menor sin vida y con huellas de violencia, que fue identificado como Alan Alexander Cabello Salazar, de 6 años de edad.

Al ser valorado por los médicos, se dieron cuenta que el pequeño presentaba una herida cortante de aproximadamente 10 centímetros de longitud, en el occipital; otra herida de 9 centímetros en el occipital lado izquierdo, hematomas en ambos globos oculares, desprendimiento de piezas dentales hacia el interior de la boca y desprendimiento de un pedazo de lengua.

En el parte informativo, menciona que al llegar, los agentes a la Clínica, se entrevistaron con Carlos Cabello Espinoza, quien se identificó como tío de la víctima, quien les dijo que él trasladó al menor y que fue Jorge Alberto Cabello Salazar, de 21 años, hermano del fallecido, quien le avisó de los hechos.

Agrega que fue Jorge Alberto, quien le dijo que llegaba del trabajo a la casa y encontró a su madre acostada, al momento que le confesaba lo que había hecho con el niño.

Ya tras las rejas, en su declaración, la madre de menor fallecido, negó haberlo matado, y que no está arrepentida porque no hizo nada.

Yo no hice eso, cuando vine ya estaba así, yo cuando entre ya estaba así, ya no habló, yo llegué a mi cuarto y ya no me pude levantar”, se le preguntó si sentía remordimiento y dijo “no, porque no hice nada”, fueron las respuestas de Blanca Esthela, que también confesó que sufría de nervios y que por esa causa ha sido hospitalizada.

Serán las autoridades quienes procederán a realizar las investigaciones para esclarecer el crimen.

jpg

Comparte esta entrada

Relacionadas

Comentarios