ASF: estados desvían dinero de educación

La Auditoría Superior de la Federación detectó que 15 mil mdp del FAEB se destinaron a otros rubros, excepto el educativo

COMPARTIR 
23/02/2014 03:06 Lilian Hernández
Parte de los recursos del FAEB se utilizaron para pagar a maestros que estaban comisionados en el sindicato. Foto: Notimex/Archivo

CIUDAD DE MÉXICO, 23 de febrero.- En 2012 alrededor de 15 mil millones de pesos no fueron aplicados a los objetivos para los que está destinado el Fondo de Aportaciones para la Educación Básica (FAEB), debido a que los gobiernos estatales usaron ese dinero para otros fines, excepto para la educación.

El Informe de la Cuenta Pública de 2012, elaborada por la Auditoría Superior de la Federación (ASF), detectó que las entidades utilizaron los recursos destinados al gasto educativo en otro tipo de pagos que están fuera de los propósitos planteados en ese fondo.

Ejemplo de ello es que de ese presupuesto que el gobierno de Felipe Calderón transfirió a los 31 estados hace dos años, “se realizaron transferencias indebidas por un importe de tres mil 456 millones de pesos de las cuentas bancarias del FAEB a otras cuentas del gobierno estatal, y en consecuencia estos recursos no fueron aplicados exclusivamente para la educación básica”, señaló la ASF.

Ese tipo de desvíos ha sido una constante, pues cada año que la Auditoría presenta la Cuenta Pública revela desvío de recursos en ese fondo federal que los estados reciben del gobierno para asuntos educativos.

Es por ello que 2014 será el último año que se aplicará ese fondo del Ramo 33, porque en 2015 la SEP será la encargada de pagar de manera directa los sueldos de los profesores mediante el Fondo de Aportaciones de Nómina Educativa (FONE), derivado de las modificaciones a la Ley General de Contabilidad Gubernamental que se aprobaron junto con la reforma hacendaria.

El FAEB fue una bolsa presupuestaria que se creó tras la descentralización educativa, hace más de 20 años, a fin de que los gobiernos estatales pagaran los sueldos de los docentes y las acciones para brindar el servicio educativo en sus respectivas entidades.

La Cuenta Pública del presupuesto ejercido en 2012 volvió a detectar esas irregularidades, señalando que “se hicieron pagos a maestros que no realizan funciones educativas porque se encuentran comisionados en el sindicato”, lo cual no tendría que ocurrir porque el SNTE es el que debería pagar el sueldo a esos docentes.

Además “se identificaron pagos no autorizados por la federación en conceptos como prestaciones, compensaciones, bonos o estímulos estatales y se destinaron indebidamente recursos para pagar compromisos adquiridos en años anteriores por concepto de prestaciones de seguridad social”, reportó la Auditoría.

El informe señala que los gobiernos estatales tampoco dieron cuenta al fisco y a las instituciones de Seguridad Social de las aportaciones retenidas a los trabajadores en el ejercicio fiscal 2012.

Pero esos pagos no fueron los únicos en los que se usaron recursos del FAEB, sino que también hubo pagos de “gastos de operación no autorizados en el fondo por concepto de impuesto estatal sobre nómina, compra de materiales y útiles para bachillerato y escuelas particulares, así como apoyos al sindicato”.

Por lo anterior, la ASF evaluó que hasta el cuarto trimestre de 2012 la transparencia en ese fondo fue media, mostrando opacidad en 35% de la información proporcionada por los estados, mientras que la calidad de los datos reportados por los estados fue evaluada con 63.4% al cuarto trimestre de 2012, y la consistencia con la que reportaron la información fue insuficiente, porque los datos proporcionados mostraron 52.7% de coherencia, lo cual ubicó al FAEB en un nivel bajo de congruencia por parte de los estados.

Comparte esta entrada

Relacionadas

Comentarios