Anomalías en el gasto; malos manejos pegan a seguridad

Se presentaron 147 denuncias ante la PGR; los desvíos suman 4 mil 300 mdp; la ASF entrega análisis de la cuenta pública del último año de Felipe Calderón

COMPARTIR 
21/02/2014 10:15 Ivonne Melgar
El presidente de la Cámara de Diputados, Ricardo Anaya (izq.), recibió el documento contable de manos del auditor superior, Juan Manuel Portal.
El presidente de la Cámara de Diputados, Ricardo Anaya (izq.), recibió el documento contable de manos del auditor superior, Juan Manuel Portal.

CIUDAD DE MÉXICO, 21 de febrero.- La opacidad en el manejo de los recursos públicos durante el sexenio anterior afectó las tareas de seguridad pública como resultado de transferencias indebidas, adquisiciones suntuarias e incumplimiento de responsabilidades a nivel federal y estatal, afectando en algunos casos hasta el 39% de los fondos que se destinaron para tal efecto.

Así lo documenta la Cuenta Pública correspondiente al último año del gobierno anterior entregada ayer en la Cámara de Diputados por el titular de la Auditoría Superior de la Federación (ASF), Juan Manuel Portal Martínez, quien alertó  de la presentación de 147 denuncias de hecho ante la PGR por presuntas irregularidades que constituyen delitos en diversas áreas de la administración pública y que suman desvíos por 4 mil 300 millones de pesos.

Del total,  43 denuncias corresponden a recursos con subejercicios, desviados o no utilizados por las entidades federativas o municipios, y 104 a dependencias públicas.

La ASF espera recuperar 10 mil millones de pesos que habrían sido mal empleados por estados y municipios, proceso ahora en marcha.

El auditor ofreció detalles sobre el mal manejo del Fondo de Seguridad Pública, ya que la información reunida muestra un problema de subejercicio, canalización de los recursos en otros fines o sin la oportunidad debida.

El documento detalla que en la fiscalización del Fondo de Aportaciones para Seguridad Pública (FASP) —en cuya ejecución están involucradas las secretarías de Finanzas estatales, de Seguridad Pública, las secretarias generales de Gobierno, las procuradurías y los tribunales superiores de Justicia de los 31 estados y del DF— se detectó que durante 2012 “se realizaron transferencias indebidas por un importe de 579 millones de pesos de las cuentas bancarias del FASP a otras cuentas de los gobiernos estatales y, en consecuencia, estos recursos no fueron aplicados exclusivamente para Seguridad Pública”.

La ASF señala que con el dinero asignado se compraron vehículos, uniformes y bienes informáticos, y se pagaron servicios de difusión y limpieza, entre otros, que “no corresponden a los objetivos del fondo”. Sobre ese mismo rubro, la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) “no ha entregado a las entidades federativas armas y municiones que compraron con los recursos del fondo”.

Además, se detectaron pagos de cursos de capacitación para personal policial que no contaban con la validación del Sistema Nacional de Seguridad Pública.

Tampoco se aplicaron sanciones a los proveedores que tuvieron atrasos en el cumplimiento de las fechas establecidas para la entrega de los bienes o servicios

“En conclusión, de los recursos transferidos a las entidades auditadas por 7,374 mdp, se observaron 2,839 mdp, lo que representó que el 39% no fuera aplicado a los objetivos del fondo. Estos recursos se integran por 808 mdp de recuperaciones determinadas y un monto por aclarar de 2,031 mdp, que principalmente son recursos no ejercidos”, se puntualiza en el reporte.

Todos deben

Diversas dependencias de gobierno incurrieron en irregularidades contables:

OPACO MANEJO DE EXCEDENTES EN HACIENDA
En materia de ingresos excedentes y aprovechamientos, “es necesario fortalecer la transparencia y la rendición de cuentas”, debido a que la dependencia sólo informó el destino de 28 mil 789.8 mdp que representan 14.1% de los ingresos excedentes de 2012.
       “Respecto de los aprovecha-mientos de los ingresos no petroleros y no tributarios, no fue posible determinar el origen de 40 mil 771 mdp agrupados en el rubro de otros”. 

GOBERNACIÓN FALLA EN SUPERVISIóN. La falta de supervisión y control del Sistema Estatal de Seguridad Nacional y Seguridad Pública “no permitió que la ASF evaluara la eficacia de los recursos ministrados, lo que propició la opacidad de su manejo”, se indica en el apartado correspondiente.
      “En cuanto a los recursos federales transferidos a las entidades federativas para fines de seguridad pública, la ASF determinó que de 2006 a 2012, éstos crecieron 13.8%; en tanto que los datos estimados de la incidencia delictiva para el mismo periodo muestran que ésta se incrementó a un ritmo de 10.8%, en promedio anual”.

PROBLEMAS EN OBRAS Y EN SALUD. El reporte ofrece detalles sobre las deficiencias detectadas en el Proyecto Carretero Durango-Mazatlán, por una deficiente planeación que incrementó el costo de la obra. Su auditoría suma 45 observaciones.
     “Lo mismo ocurre con el Túnel Emisor Oriente, en cuya construcción hubo pagos indebidos, “ya que en un precio unitario se incluyeron cargos que no se utilizaron en la ejecución de los trabajos; se pagaron volúmenes mayores que los ejecutados”.

Otras áreas como la Comisión  Nacional de Protección Social en Salud (CNPSS) muestran que de los subsidios por 2 mil 574 mdp a 31 entidades federativas, en 27 de éstas no se ejercieron ni se reintegraron al erario federal mil 105 mdp.     

LAS DENUNCIAS. “El grueso de las denuncias que hemos presentado están a partir del año de 2009 que fueron 34; en 2010, presentamos 102; en 2011,133, y estamos presentando o vamos a presentar 147 en 2012”, resumió Portal Martínez. 
      Detalló el auditor que 43 corresponden a estados y municipios y el resto corresponde a diversas dependencias.
      “En algunos son auditorías a programas como en SAGARPA o en alguna otra secretaría, SEDATU, etcétera., entonces son situaciones parecidas, similares a diferentes grupos que tuvieron el uso de recursos públicos”, adelantó. 

Viajes de trabajo los vuelven de placer

La Auditoría Superior de la Federación (ASF) también hace recomendaciones a la Cámara de Diputados para que transparente el ejercicio de sus recursos ante la falta de tabuladores y lineamientos que regulen las remuneraciones del personal que se contrata bajo el régimen de “honorarios asimilables a salarios”. 

Se indica en la Cuenta Pública del 2012 que “existen deficiencias de control en el resguardo y distribución de las publicaciones editadas y coeditadas por la Cámara de Diputados”.

La conclusión es que en San Lázaro “persiste una limitada rendición de cuentas de los recursos otorgados a través de la partida de gasto 3991, denominada “Asignaciones a los Grupos Parlamentarios”, que en el ejercicio del año en cuestión ascendieron a mil 122 millones 790 mil pesos.

“El ejercicio de dichos recursos se comprueba con el recibo firmado por el coordinador de cada grupo, lo que no permite constatar que los mismos se aplicaron a las funciones legislativas y actividades complementarias que en su carácter de representantes populares realizan de manera permanente”

Los focos rojos se prenden para el caso de los cupones canjeables por boletos de avión que se les otorgan a los legisladores como apoyo para el traslado a su lugar de residencia.

La auditoría señala que “en algunos casos fueron utilizados para fines distintos de los autorizados”.

En ese caso, la ASF reitera el señalamiento de la falta de transparencia para la partida 39903 que en 2012 sumó mil 056 millones de pesos.

Comentarios

Lo que pasa en la red