Caen en México dos etarras responsables de 18 asesinatos

El gobierno de España los califica como los más sanguinarios de la estructura; ayer fueron repatriados en un vuelo comercial

COMPARTIR 
17/02/2014 07:23 David Vicenteño

MADRID, 17 de febrero.- Elementos de la Policía Federal, del Instituto Nacional de Migración (INM) y del Centro de Investigación y Seguridad Nacional (Cisen) participaron en la ubicación y captura con fines de extradición de dos ciudadanos españoles vinculados con el grupo separatista ETA.

Fuentes del Gabinete de Seguridad indicaron que en relación con la captura en Puerto Vallarta, Jalisco, de Juan Jesús Narváez Goñi, alias Pajas, y a Itziar Alberdi Uranga, alias María, se realizó en coordinación con los acuerdos de cooperación contraídos con España por parte de la Secretaría de Relaciones Exteriores.

Se detalló que la detención la efectuó la Policía Federal, quienes dieron parte al INM y éste a su vez a las autoridades de la Cancillería, quienes hicieron la notificación a personal de la Policía Nacional de España, para confirmar la identidad.

Debido a que la captura se realizó con fines de extradición los dos gobiernos pueden disponer del inmediato traslado a España de los detenidos.

Los dos miembros de ETA prófugos de la justicia eran de los más sanguinarios: llevaban 22 años con paradero desconocido y se les atribuyen 18 muertes, informó el Ministerio del Interior del gobierno español.

El ministerio encabezado por Jorge Fernández Díaz confirmó que no pertenecían al colectivo conocido de refugiados de ETA en México, sino que vivían en la clandestinidad.

Ambos pertenecieron en 1990 al llamado “Comando de Liberados Ekaitz”, que tenía instrucciones de atentar en la costa este española para boicotear los Juegos Olímpicos de Barcelona de 1992.

Según informó el área de Interior, en un año el comando perpetró numerosos atentados con explosivos y armas de fuego en los que murieron 18 personas.

La operación policiaca se enmarca en una estrategia de las fuerzas de seguridad españolas para localizar y detener a miembros de ETA que residen de manera clandestina en distintos países y que tienen en vigor reclamaciones judiciales.

La Secretaría de Gobernación informó que los dos ciudadanos españoles fueron repatriados en un vuelo comercial.

“Los dos ciudadanos españoles permanecían en el país con identificaciones falsas”, indicó el gobierno federal mexicano.

Comparte esta entrada

Relacionadas

Comentarios