VIDEO: El concierto pro templarios permitido por el gobierno de Michoacán

En medio de la lucha federal contra el cártel de los “Caballeros Templarios”, el gobierno estatal permite concierto de narcocorridos alterados

COMPARTIR 
05/02/2014 13:02 Redacción

CIUDAD DE MÉXICO, 5 de febrero.- En medio de la lucha contra el narcotráfico que encabeza el gobierno federal en Michoacán, el domingo pasado en Morelia, corazón político del estado, se llevó a cabo un concierto de bandas especializadas en narcocorridos alterados permitido por el gobierno del estado, en el que los cantantes aparecieron con aditamentos similares a fusiles de asalto, que no está claro si se trataba de armas reales o no, y ante la complacencia de policías estatales.

La tarde-noche del domingo se presentaron varios artistas ‒entre los que destacan los grupos “Los de la A”, “Calibre 50” y el cantante Alfredo Ríos, mejor conocido como “El Komander”‒ en el Pabellón Don Vasco, en Morelia, un centro de espectáculos y charrería propiedad de la Dirección de Patrimonio del gobierno del estado, que paga con recursos públicos su mantenimiento y la nómina del personal.

Para la realización del concierto, al que acudieron 6 mil personas y que estuvo vigilado por decenas de policías estatales y preventivos, también el ayuntamiento de la ciudad de Morelia tuvo que otorgar permiso.

Los artistas que se presentaron son intérpretes de música orientada a los narcocorridos alterados, y uno de los máximos exponentes del llamado “Movimiento de música alterada”, que ha compuesto canciones para los hijos de Enrique Plancarte (uno de los líderes del cártel de las drogas de los “Caballeros Templarios”), Melissa y “El Kike Jr.”, es “El Komander”.

La presentación corrió a cargo de la empresa Andaluz Music, la cual aparentemente obtuvo los permisos de los gobiernos del estado y municipal.

El “Movimiento alterado” es una tendencia en los narcocorridos que narra los ajustes de cuentas entre los cárteles de las drogas y menciona abiertamente fenómenos como las decapitaciones, ‘levantones’ y la complicidad entre delincuentes y policías.

Los integrantes de “Los de la A”, banda originaria de Apatzingán en el corazón de la Tierra Caliente michoacana, salieron al escenario vistiendo uniformes camuflados tipo militar, chalecos antibalas y hasta cascos, además de las supuestas armas largas.

En pleno concierto, en el que circularon drogas y alcohol al por mayor, los intérpretes expresaron reiterados comentarios de simpatía por los “Caballeros Templarios”.

“Si me mochan la cabeza me vale madre, compadre. ¡Puros ‘Caballeros Templarios’!”, gritó en el escenario uno de los integrantes del grupo “Los de la A”.

Comparte esta entrada

Relacionadas

Comentarios