Analizan obispos con SSA tomar medidas contra influenza en iglesias

Se estudia si en las distintas diócesis en las que se divide el país se vuelve a reeditar el esquema aplicado durante el primer brote de influenza AH1N1 en 2009

COMPARTIR 
04/02/2014 13:52 Héctor Figueroa Alcantara

CIUDAD DE MÉXICO, 4 de febrero.-Los obispos católicos, agrupados en la Conferencia del Episcopado Mexicano (CEM) entraron en contacto con la Secretaría de Salud (SSA) con el objeto de evaluar si en las iglesias se deben tomar  medidas para prevenir el contagio de la influenza.

Lo anterior, luego de haberse incrementado los casos de esta enfermedad en el país en las últimas semanas, contabilizándose tres mil 28 enfermos en las distintas variantes del padecimiento con un total de 316 fallecimientos.

Se estudia si en las distintas diócesis en las que se divide el país se vuelve a reeditar el esquema aplicado durante el primer brote de influenza AH1N1 en 2009, con el objeto de evitar se propaguen los casos de esta afección de índole viral.

En la primavera de ese año durante la celebración de las misas, el saludo de la paz fue cambiado por una reverencia; la hostia fue entregada a los feligreses en la mano y no en la boca y se suprimió el uso del agua bendita en las parroquias.

El secretario general de la CEM y obispo auxiliar de Puebla, Eugenio Lira, informó que él es uno de los encargados de mantener la comunicación con las autoridades federales, y que corresponderá a la decisión de cada obispo tomar medidas específicas en su jurisdicción religiosa respecto a la Influenza.

Y cada obispo tomará las decisiones que crea oportunas, seguramente luego de un diálogo con las autoridades sanitarias de su propia diócesis, pero repito, será una decisión que tomará cada obispo, de acuerdo a la situación específica que se presente en su diócesis”, dijo el prelado.

Entre los episodios más recordados en el ámbito religioso durante el brote de la influenza en 2009 estuvo el cierre parcial de la Catedral Metropolitana de la Ciudad de México y de varias iglesias.

Además, el domingo 26 de abril de ese año, fue sacado en procesión de la catedral, luego de tres siglos de encierro, la figura de Cristo denominada el Señor de la Salud, durante una procesión en la cual religiosos, elementos de seguridad y creyentes realizaron una procesión usando cubrebocas.

jgl

Relacionadas

Comentarios