Cerro de Coamiles, emblemático espacio ritual de Aztatlán

El hallazgo de un observatorio astronómico refleja la importancia que tuvo para los antiguos habitantes del septentrión costero mesoamericano el registro de los equinoccios

COMPARTIR 
31/01/2014 14:38 Redacción/ Fotos: INAH

CIUDAD DE MÉXICO, 31 de enero.- La localización de un observatorio astronómico vinculado con el culto solar en el sitio arqueológico Cerro de Coamiles, uno de los centros rectores de la cultura Aztatlán (850/900-1350 d.C.) ubicado en la costa central de Nayarit, ha permitido definir la importancia que tuvo para los antiguos habitantes del septentrión costero mesoamericano el registro de los equinoccios, que marcaba el inicio del ciclo ritual agrícola de carácter propiciatorio.

El arqueólogo Mauricio Garduño Ambriz, del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), señaló que dicho observatorio forma parte de un complejo arquitectónico de uso ritual que se construyó en función del registro del paso cenital del sol por el lugar en los equinoccios, lo que representa un significativo avance en cuanto a la comprensión de la connotación simbólica de la arquitectura ceremonial Aztatlán vinculada con el calendario solar y el ciclo ritual anual.

Los sondeos realizados en la Plataforma 5 o Acrópolis Norte, el conjunto arquitectónico ubicado a mayor altura (75 m.) sobre la planicie aluvial adyacente y donde se localiza el observatorio referido, sugieren que este emplazamiento fue edificado en el transcurso del Postclásico Temprano (fase Cerritos (900-1100 d.C.) y que permaneció en uso por lo menos hasta mediados del siglo XIV.

La importancia simbólica que el registro de los equinoccios representó para las sociedades asentadas en la zona nuclear costera Aztatlán también se ve confirmada por la frecuente representación, en esculturas cerámicas y en escenas pintadas en vasijas de uso ritual, de Xipe-Tótec, dios solar vinculado precisamente al equinoccio de primavera.

Actualmente se está integrando el expediente técnico correspondiente que próximamente será enviado a la Dirección de Operación de Sitios del INAH, para que este sitio sea considerado para su eventual apertura oficial al público, agregó el funcionario.

jpg

Comparte esta entrada

Relacionadas

Comentarios