Mexicali y Tecate, entre las más contaminadas de AL: Cepal

Las ciudades de BC superan hasta por siete veces los niveles de partículas suspendidas recomendados por la OMS

COMPARTIR 
12/01/2014 02:41 Aníbal Martínez

CIUDAD DE MÉXICO, 12 de enero.- Mexicali y Tecate, en Baja California, así como el Valle de México, se encuentran entre las regiones de América Latina y el Caribe con mayor índice de contaminación atmosférica, al superar el promedio anual de material particulado recomendado por la OMS, dio a conocer la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal).

En las Guías de Calidad del Aire de la OMS, el valor máximo recomendado de material particulado es de 20 microgramos por metro cúbico, como promedio anual, y 50 microgramos por metro cúbico, como promedio para 24 horas.

Durante 2008 y 2009, la ciudad de Mexicali llegó a 137 microgramos por metro cúbico de material particulado, es decir, rebasó casi siete veces más el promedio recomendado por la Organización Mundial de la Salud (OMS), de acuerdo con el estudio Panorama social de América Latina, publicado por la Cepal en diciembre pasado.

En tanto que Tecate alcanzó los 90 microgramos por metro cúbico de material particulado, es decir, más de cuatro veces respecto del promedio; mientras que la Zona Metropolitana del Valle de México superó poco más del doble el indicador, al colocarse en 52 microgramos por metro cúbico de material particulado.

En el Distrito Federal se han reducido en forma significativa los niveles históricos de contaminación del aire, disminuyendo la cantidad de plomo y material particulado, mediante la aplicación de un conjunto de medidas, como la eliminación de la gasolina con plomo y la puesta en marcha del programa Hoy no circula. No obstante, la ciudad sigue estando por encima de la norma.

De acuerdo con la Cepal, basado en estudios de la OMS, la exposición a la contaminación atmosférica urbana, y en particular al material particulado, conlleva un grave riesgo para la salud humana y genera un aumento de las tasas de mortalidad y morbilidad.

Según la OMS, “la contaminación atmosférica urbana aumenta el riesgo de padecer enfermedades respiratorias agudas, como la neumonía, y males crónicos, como el cáncer de pulmón y las enfermedades cardiovasculares.

La contaminación atmosférica afecta de distintas formas a diferentes grupos de personas. Los efectos más graves se producen en quienes ya están enfermos. Además, los grupos más vulnerables, como los niños, los ancianos y las familias de bajos recursos y con acceso limitado a la asistencia médica, son más susceptibles a los efectos nocivos de dicho fenómeno.”

De acuerdo con la OMS, en AL y el Caribe mueren cerca de 400 mil personas al año por exposición al material particulado. De ellas, unas 300 mil mueren a causa de la exposición en espacios interiores, debido a la quema de biomasa o de otras fuentes.

A su vez, en el estudio La calidad del aire en América Latina: una visión panorámica, realizado en 2012 por Clean Air Institute, se establece que las altas concentraciones de contaminantes del aire tienen un efecto negativo en las personas y causan enfermedades y muertes prematuras.

Se prevé que la contaminación del aire se convertirá en la principal causa ambiental de mortalidad prematura por encima de las aguas insalubres y la falta de saneamiento, con una proyección a que se duplique en el mundo el número de muertes prematuras derivadas de la exposición a material particulado, pasando de más de un millón hoy en día a aproximadamente 3.6 millones en 2050.”

En América Latina y el Caribe, por lo menos 100 millones de personas están expuestas a la contaminación atmosférica a niveles superiores a los recomendados por la OMS.

Junto con el ozono, el dióxido de nitrógeno y el dióxido de azufre, el material particulado es uno de los principales contaminantes del aire.

De acuerdo con la Cepal, las ciudades que presentan el mayor promedio anual de material particulado son, en primer lugar, Mexicali, Tecate y la Zona Metropolitana del Valle de México; le sigue Santa Cruz de la Sierra y Cochabamba, en Bolivia; Lima y Callao, en Perú; Bogotá y Medellín, Colombia; Región Metropolitana de Río de Janeiro y Sao Paulo, en Brasil; Barcelona, España; Puerto La Cruz, Maracay y Caracas, Venezuela; San Miguelito y Ciudad de Panamá, en Panamá; Kingston, en Jamaica; Montevideo, Uruguay; Buenos Aires, Argentina; Cuenca y Quito, en Ecuador, y San José, Costa Rica.    

Durante 2007 y 2008, dichas ciudades superaban los límites de material particulado recomendados por la OMS.

Comentarios

Lo que pasa en la red