Maestro encierra y olvida a un alumno; lo detienen por privación de libertad

El profesor de una secundaria en Chihuahua llevó a un estudiante a la dirección, pero se le olvidó y lo dejó encerrado. Lo acusan de privación ilegal de la libertad

COMPARTIR 
09/01/2014 09:25 Carlos Coria Rivas / corresponsal

CHIHUAHUA, 9 de enero.- Un profesor de una escuela secundaria en Chihuahua castigó a un alumno por indisciplina, pero por olvido lo dejó encerrado en la dirección del plantel durante cuatro horas después del horario normal, por lo que sus padres interpusieron una denuncia por privación ilegal de la libertad y el mentor fue detenido.

El estudiante de 12 años de edad, es alumno de la escuela secundaria Elisa Griensen, en la ciudad de Parral, al sur del estado de Chihuahua, y fue castigado por su maestro, ya que no quería trabajar en clase, según dijo en sus primeras declaraciones el profesor.

El alumno fue llevado como castigo a la dirección el plantel, quedando encerrado, pero al concluir las labores, su profesor se olvidó que ahí estaba y se fue a su casa, dejando al menor sin la posibilidad de salir.

Luis Higinio Rodríguez Loya es el profesor que aplicó el castigo al estudiante, mismo que fue detenido afuera de su domicilio por las autoridades municipales, esto para evitar que fuera puesto sobre aviso y quisiera darse a la fuga, remitiéndolo de manera inmediata a las celdas de seguridad pública.

El jefe de la oficina coordinadora región sur del subsistema estatal profesor Manuel Prieto, quien fue abordado en las instalaciones de la subcomandancia de policía zona norte, dijo categórico que “todos estamos expuestos a que se nos olviden situaciones, aunque son cosas que nunca deben de suceder”.

Por su parte el secretario general de la sección 42 del SNTE, profesor Fernando Núñez, al ser cuestionado sobre la situación, dijo que “es una situación lamentable lo que sucedió, pero también cesar al profesor no significa que se va a corregir la conducta del joven estudiante”.

Las autoridades preventivas realizaban todo lo concerniente para consignar el caso a la Fiscalía del estado, por el delito de privación ilegal de la libertad.

Los hechos

De acuerdo a la versión del menor, quien cursa el primer grado, fue minutos antes de concluir el horario de clase cuando fue enviado por el maestro en mención, a un cubículo de la dirección, por no trabajar en el salón de clases.

En ese mismo lugar fue localizado cuatro horas después por sus padres, quienes lo buscaban desesperadamente, pues en esta región de Chihuahua se han dado muchos hechos violentos de secuestros y homicidios.

El menor de apellido Cabriales narró que al estar en el cubículo a donde lo enviaron, escuchó cuando se activó la alarma del plantel y en ese momento timbró el teléfono de la dirección, por lo que respondió y fue cuestionado por una mujer, a quien le explicó que se encontraba en el interior de la escuela y que ya no había nadie.

Sin embargo, el niño dice que la persona no hizo comentario alguno al respecto, por lo que colgó el teléfono.

Asimismo, los padres del menor indicaron que antes de las 14:00 horas empezaron a buscar a su hijo, pues siempre llega puntual a la casa, por lo que de inmediato procedieron a preguntar a los amigos y a recorrer los posibles lugares donde pudiera estar, sin lograr ser ubicado.

Incluso, dijeron que estuvieron al frente del plantel, pero nunca observaron que su hijo estaba dentro de la dirección, pues el joven no se movía.

La madre dijo que ya angustiados, y con apoyo de más personas y familiares, volvieron a peinar la zona, para lo cual habían transcurrido dos horas con 30 minutos, y al encontrar a otro de sus amigos, finalmente éste fue quien les informó que lo único que sabía era que lo habían castigado, por lo que regresaron a la escuela.

“Lo raro de todo es que en el plantel no había carros de maestros y precisamente cuando estábamos ahí, llegó una persona, quien dijo ser empleado del sistema de alarmas, y que se estaba detectando movimiento al interior de la escuela, y fue en ese momento cuando alcanzamos a ver al menor que se deslizaba al frente de la dirección”, dijo el padre del menor.

Fue el mismo empleado del sistema de alarmas quien hizo el llamado a la subdirectora de la escuela, informando del hecho, quien unos 30 minutos después arribó al plantel para abrir la puerta principal y poder acceder al inmueble para sacar al joven.

El coordinador de la zona, profesor Manuel Prieto, dijo que será la autoridad y los padres del joven quienes actúen como consideren pertinente para resolver la situación jurídica. “Por nuestra parte, el profesor recibirá una sanción administrativa, porque no podemos hacer más, pues corresponde al jurídico del departamento de educación determinar qué castigo o sanción se hace acreedor por esta omisión”.

Dijo no recordar en sus años de servicio una situación similar, pero insistió en que son actos que suceden, aunque aclaró no estar justificando la acción realizada por el mentor, quien tendrá que responder por este acto.

Asimismo, pidió que no se satanizara la acción del maestro, ya que según opinó, “es un ser humano y finalmente nadie estamos exentos de un error, el cual se deberá subsanar de alguna manera”, concluyó.

En tanto, el secretario de la sección 42 del SNTE, profesor Fernando Núñez, dijo que como parte sindical acudieron a informarse de la situación del mentor y del niño. Coincidió en que se trató de un descuido donde existen formas de enmendar la situación, sin que se llegue tampoco al cese de un trabajador. “Apelamos ahí a la voluntad de los padres, que entiendan que sus hijos no presentan conducta adecuada y que el maestro trata de corregir y cae en un error”.

“Para las cuestión jurídica el término es privación de la libertad, para nosotros es una omisión, ya que se trata de un descuido, porque la forma de sanción aplicada al niño no era con dolo”, concluyó el maestro.

dgp

Comparte esta entrada

Relacionadas

Comentarios