Buscan transparencia en leyes secundarias

Luis Castro, presidente de Nueva Alianza, dijo que es urgente garantizar buenas cuentas en el Fondo Petrolero

COMPARTIR 
22/12/2013 00:40 Ivonne Melgar
Luis Castro Obregón, presidente de Nueva Alianza, hizo hincapié en que su partido impulsará la lucha anticorrupción en materia energética. Foto: Daniel Betanzos/Archivo

CIUDAD DE MÉXICO, 22 de diciembre.- Convocado a la promulgación de la Reforma Energética, el dirigente nacional del Partido Nueva Alianza, Luis Castro Obregón, adelantó que los legisladores de esta fuerza política impulsarán una legislación secundaria que garantice la transparencia en el manejo del Fondo Petrolero.

“No podemos darnos el lujo de permitir que la corrupción y las prácticas desleales distorsionen la reforma”, advirtió en entrevista.

El dirigente definió que ahora viene la etapa de la realización del espíritu y la letra de la Reforma Energética, por lo cual consideró indispensable mantener la capacidad de convocatoria y liderazgo, así como “el consenso básico, la determinación y el acuerdo entre los reformadores del siglo XXI mexicano”.

Tanto en el Senado de la República como en la Cámara de Diputados, los cambios a los artículos 25, 27 y 28 de la Constitución fueron avalados por las fracciones parlamentarias de PRI, PAN, Verde Ecologista y el Panal.

“Nueva Alianza considera que en la legislación secundaria, que vamos a elaborar en tiempo y forma, se deben atender una serie de asuntos que generan legítimas preocupaciones”, expuso Castro Obregón.

Se refirió a cuatro grandes rubros que los ordenamientos tendrían que precisar en términos de ley, mismos que según se comprometió el presidente Enrique Peña Nieto este viernes, serán enviados como proyecto a la brevedad al Congreso, cuyas cámaras retomarán sus actividades hasta febrero próximo.

Para el presidente de Nueva Alianza, un primer propósito de la legislación secundaria será garantizar la seguridad energética del país, con criterios de continuidad sostenida, precios competitivos y sustentabilidad.

Un segundo rubro deberá garantizar el fortalecimiento de los órganos reguladores, para hacer valer la rectoría del Estado, es decir, el dominio de la nación sobre los hidrocarburos,

Destacó Castro Obregón que un tercer objetivo que deberá precisarse en las leyes secundarias es “asegurar transparencia en licitaciones, contratos, administración de fondos”.

Al respecto, el dirigente partidista advirtió que sería lamentable que la corrupción y las prácticas desleales echaran por tierra esta reforma.

Un cuarto punto que Nueva Alianza promoverá en la siguiente fase legislativa es el impulso de una transición hacia el uso creciente de energías limpias y renovables, “porque tenemos un compromiso ineludible con las futuras generaciones”.

El dirigente partidista consideró que los alcances de la reforma la convierten en un cambio trascendental para la vida nacional.

“La reforma energética es una de las decisiones más relevantes de las últimas décadas tomadas en democracia. Se ha requerido determinación y audacia. Las grandes transformaciones suelen generar resistencias que, en este tema, corresponden a una posición política respetable y útil para el equilibrio político, pero anclada en el pasado”, expuso Castro Obregón al fijar postura sobre la oposición que la izquierda sostiene ante la reforma.

Con una bancada de diez integrantes en la Cámara de Diputados, el Panal es visto en el Congreso como un partido clave para que el PRI pueda alcanzar, junto con el Verde Ecologista, una mayoría simple que avale las futuras reformas.

En el caso de las leyes secundarias ya no se requerirá de la votación calificada de dos terceras partes del pleno.

De manera que con la suma de los 213 diputados priistas, 28 verdes y diez  de Nueva Alianza se alcanza en San Lázaro la cifra requerida de 251 legisladores.

Castro Obregón aseguró que su partido participará, opinará, propondrá y cuidará que durante la discusión de las leyes secundarias “se preserve el espíritu” de la reforma que modificó la Constitución y abrió el mercado energético mexicano.

Consideró que un aspecto fundamental será la formulación de los mecanismos que le den transparencia a los procesos de licitación, apertura y manejo del Fondo del Petróleo que estará a cargo del Banco de México.

“Con la reforma energética se muestra que México está dispuesto a ser actor y ya no sólo país emergente. Porque  si el siglo XX fue de la alternancia, de la consolidación democrática de México, el siglo XXI puede ser el de las reformas que transformen al país”, planteó el líder partidista.

La Reforma Energética “es sin duda la decisión más relevante tomada de manera colectiva en las últimas décadas”.

Se trata, definió, de un paso jurídico y simbólico en un año de profundas reformas.

Señaló que la reforma conlleva desafíos, como es el de la posibilidad de vincular un modelo de desarrollo energético con la reactivación de la economía y la sustentabilidad.

Comparte esta entrada

Relacionadas

Comentarios