Cárceles, escuelas de delincuentes: Campa Cifrián

Las cárceles del país continúan siendo escuelas para delincuentes, donde las personas que ingresan por ilícitos menores aprenden delitos de mayor impacto

COMPARTIR 
18/12/2013 21:50 Héctor González/Corresponsal

CIUDAD VICTORIA, 18 de diciembre.- Las cárceles del país continúan siendo escuelas para delincuentes, donde las personas que ingresan por ilícitos menores aprenden delitos de mayor impacto, reconoció el Subsecretario de Prevención y Participación Ciudadana, Roberto Campa Cifrián.

En su visita a Ciudad Victoria, Tamaulipas, donde presidió junto con el Gobernador del Estado Egidio Torre Cantú, la Quinta Sesión Ordinaria de la Comisión Interinstitucional para la Prevención de la Violencia y la Delincuencia enfatizó que es uno de los rubros que se tienen que trabajar para evitar factores de riesgo entre la población.

Nuestras cárceles no son espacios de reinserción, son más bien espacios de reincidencia donde aprenden, quienes entran a las cárceles cosas que no sabían cuando entraron, cuando gente que entra por delitos muchas veces no graves y que a la vuelta de año y medio cuando salen, son adictos a una gran cantidad de cosas", dijo.

"A lo mejor entraron por violencia contra la mujer con problemas de alcoholismo y salen con adicciones de todo tipo y en la cárcel aprenden todos los delitos", agregó.

En esta entidad fronteriza reconoció que la crisis de inseguridad que se vive en el país y en especial en los más de 3 mil kilómetros de frontera con los Estados Unidos está relacionada precisamente con la ubicación geográfica y de interrelación con la nación más poderosa del mundo y también la más consumidora de drogas.

Afirmó que en los estados fronterizos se sufre de tráfico permanente de droga, dinero ilegal, armas y personas todos ellos factores de riesgo que generan inseguridad y delincuencia

Entre los factores que consideró institucionales, el funcionario señaló que la crisis de inseguridad dejó expuestas a las penitenciarías de México como inoperantes, ideadas para situaciones distintas a las actuales y que además están penetradas, que requieren de una transformación en la que ya trabaja el gobierno federal.

Por ello, la importancia del Programa de Prevención Social de la Violencia y la Delincuencia impulsado por el Presidente de la República Enrique Peña Nieto y apoyado por los gobernadores como el caso de Egidio Torre Cantú en Tamaulipas.

Destacó que a un año de haber iniciado con esta estrategia, casos como el de Tamaulipas, donde los municipios de Nuevo Laredo y Victoria reciben el beneficio de 113 millones de pesos para atender 106 colonias identificadas como de riesgos, de las cuales, 63 son en Victoria y 43 en Nuevo Laredo, muestran avances importantes.

Campa Cifrián reconoció que el consumo de alcohol entre la población es otro factor de riesgo y que detona incidentes de violencia e inseguridad y por ello los titulares de nueve secretarias del estado, entre otras la Secretaría General de Gobierno, Salud, Obras Públicas, Educación, por mencionar algunas presentaron los trabajos a realizar.

El subsecretario dependiente de la Secretaría de Gobernación (Segob) señaló que el Gobierno de Tamaulipas realiza una excelente labor en materia de prevención del delito, y en generar mejores condiciones de vida a la población a través de un mejor entorno social.

Destacó que se ingresa a una segunda fase de esta estrategia y se busca consolidar los planteamientos y compromisos, por lo que el 2014 habrán de presentarse los primeros logros y que serán evaluados por el Inegi y en el caso del estado se agrega el trabajo de investigadores de la Universidad Autónoma de Tamaulipas

No es un esquema de triunfalismo, es un esquema de objetividad”, agregó Campa Cifrián.

jpg

Comparte esta entrada

Relacionadas

Comentarios