Pemex define en marzo en qué áreas se asociará

Es probable que no participe en gas shale, adelantan en el Senado; se quedará con yacimientos de aguas someras e irá con empresas a aguas profundas, afirma legislador panista

COMPARTIR 
17/12/2013 05:59 Leticia Robles de la Rosa
Mediante la Ronda Cero Petróleos Mexicanos (Pemex) tiene el derecho preferencial a elegir qué yacimientos operará solo o asociado.
Mediante la Ronda Cero Petróleos Mexicanos (Pemex) tiene el derecho preferencial a elegir qué yacimientos operará solo o asociado.

CIUDAD DE MÉXICO, 17 de diciembre.- La Ronda Cero será la primera aplicación concreta de la Reforma Energética avalada por el Constituyente Permanente para ser una realidad en el país, pues será en marzo cuando Petróleos Mexicanos (Pemex) reporte a la Secretaría de Energía los yacimientos de petróleo y gas que trabajará solo, los que explotará en asociación con algún particular y en los que dejará a las empresas particulares solas.

De acuerdo con el senador panista Jorge Luis Lavalle, es altamente probable que Pemex se quede en los yacimientos de aguas someras, donde es una potencia tecnológica, y escoja asociarse con diversas empresas en aguas profundas del Golfo de México, mientras que dejará que sean los inversionistas particulares quienes vayan, mayoritariamente, por los yacimientos de gas shale.

El Senado establece en la exposición de motivos de la Reforma Energética que cada pozo en aguas profundas tiene un costo aproximado de entre 150 y 200 millones de dólares (de mil 995 millones a dos mil 660 millones de pesos, con un tipo de cambio de 13.30 pesos por dólar).

Esto implica que los 137 pozos perforados en Estados Unidos durante 2012 demandaron una inversión de entre 20 mil 550 millones de dólares y 27 mil 400 millones de dólares.

Trabajar en esas áreas para sacar petróleo requiere de tecnología avanzada y, por eso, es altamente probable que Pemex decida ir en compañía de las empresas transnacionales, de acuerdo con la estimación del legislador panista.

Por eso, la reforma constitucional establece los criterios que deberán seguirse para que Pemex tenga la ventaja de la llamada Ronda Cero, que implica el derecho de la petrolera mexicana a ser la primera empresa en escoger los yacimientos donde trabajará.

Pemex tendrá 90 días para informar a la Secretaría de Energía su decisión, y acreditar que cuenta con las capacidades técnicas, financieras y de ejecución necesarias para explorar y extraer los hidrocarburos de forma eficiente y competitiva.

A su vez, detalla el modelo aprobado por el Senado, la Cámara de Diputados y hasta ayer por una veintena de Congresos estatales, para los yacimientos donde Pemex haya realizado descubrimientos comerciales o inversiones en exploración; así será posible que, con base en su capacidad de inversión y sujeto a un plan claramente establecido de exploración de cada área asignada, continúe con los trabajos en un plazo de tres años.

Este periodo es prorrogable a dos años, en función de las características técnicas del campo de que se trate y del cumplimiento del plan de exploración, y en caso de éxito, continúe con las actividades de extracción; de no cumplirse con el plan de exploración, el área en cuestión deberá revertirse al Estado.

También explica que Petróleos Mexicanos mantendrá sus derechos en cada uno de los campos que se encuentren en producción a la fecha de la entrada en vigor de la reforma constitucional, que se espera para finales de esta misma semana.

“Al igual que para las asignaciones de exploración, en este caso se contempla que Petróleos Mexicanos deberá presentar un plan de desarrollo de los campos en cuestión, que incluya descripciones de los trabajos e inversiones a realizar, justificando su adecuado aprovechamiento y una producción eficiente y competitiva”, se indica en la Reforma Energética.

Para cada asignación de extracción de hidrocarburos, añade, se podrá establecer la profundidad en cada asignación, de forma que las actividades extractivas puedan ser realizadas, cor el fin de maximizar el desarrollo de los recursos prospectivos en beneficio del país.

“En caso de que, como resultado del proceso de adjudicación de asignaciones para llevar a cabo las actividades de exploración y extracción de petróleo y de los hidrocarburos de hidrógeno sólido, líquido o gaseoso se llegaren a afectar las inversiones de Petróleos Mexicanos, éstas serán reconocidas en su justo valor económico, en los términos que al efecto determine la Secretaría del ramo en materia de Energía.

“Asimismo, se prevé la posibilidad de que el Estado determine una contraprestación al realizar una asignación y éstas no podrán transferirse sin la aprobación de la dependencia referida”, detalla la reforma en las reglas que privilegian el derecho de Pemex a escoger qué va a trabajar.

Reforma Energética avanzó pese a movilización y cercos

En tiempo récord ha sido avalada, principalmente en estados que son gobernados por el PRI.

La toma de tribunas, la colocación de candados en las puertas para evitar el ingreso de legisladores, enfrentamientos, mantas y gritos fueron insuficientes para que las fuerzas políticas de izquierda frenaran la Reforma Energética en 21 Congresos estatales que ya la validaron como constitucional.

Frente a los 563 votos de, principalmente, diputados del PRI, PAN, Partido Verde y Nueva Alianza en los 21 Congresos, los opositores sumaron 76.

Fue a las 08:00 horas del viernes cuando los congresos de Chiapas, Querétaro, Veracruz, Estado de México, Hidalgo, Durango y Baja California Sur comenzaron el trámite legislativo para enviar la reforma a comisiones, y a las 14:00 horas se concretaron los primeros 32 votos en su favor en el Congreso de Chiapas, para que 57 horas 25 minutos después, en San Luis Potosí se registraran los votos que necesitaba para ser constitucional.

La historia legislativa de la Reforma Energética que, después de 75 años abre el sector a la inversión privada nacional e internacional, se registró en 44 horas de debate en el Senado, 20 en la Cámara de Diputados y más de 31 horas 30 minutos de debate en los congresos estatales que la han avalado.

De esta forma, el aparato político del PRI dio resultados para concretar en tiempo récord la Reforma Energética para obtener el aval necesario de 17 Congresos estatales, desde que se votó en Chiapas hasta que se avaló en San Luis Potosí la madrugada del lunes, y que requirió de 57 horas 25 minutos, y en ese esfuerzo fue respalda por el PAN y el Partido Verde.

Así, los 17 estados gobernados por el PRI que hasta ayer contribuyeron a que esta reforma sea constitucional son Querétaro, Veracruz, Estado de México, Hidalgo, Durango, Campeche, Coahuila, Jalisco, Nayarit, Quintana Roo, Yucatán, Tamaulipas, San Luis Potosí, Chihuahua, Nuevo León, Zacatecas y Aguascalientes.

Se suma el verde ecologista de Chiapas y los panistas de Baja California Sur, Sonora y Puebla.

Con base en el relato de los corresponsales de Excélsior, se observa que, a pesar de que en todos esos estados hubo manifestaciones en contra de los diputados, encabezados por contingentes del Movimiento Regeneración Nacional y el PRD, ninguno funcionó.

En Veracruz, por ejemplo, los inconformes se introdujeron hasta el recinto y con ello aceleraron la votación, que sólo llevó diez minutos; en Campeche también se metieron al Congreso, gritaron y los legisladores votaron en diez minutos, subidos en sus sillas.

En Tamaulipas, el perredista Jorge Valdés se acostó en la tribuna para impedir que el presidente del Congreso abriera la votación, pero no lo impidió.

En Jalisco hubo ventanas rotas, golpes y detenidos, pero los legisladores lograron ingresar, incluso hasta en helicóptero; en Nayarit la oposición colocó cadenas en las puertas del recinto parlamentario, pero ni así contuvieron la votación.

Fue en el Congreso de Jalisco donde se registró el mayor tiempo de discusión, con cuatro horas, seguido de los Legislativos del Estado de México, Coahuila, Hidalgo y Durango, donde debatieron tres horas; luego Chiapas y Nayarit, con dos; en San Luis Potosí no hubo debate porque se salieron los legisladores de oposición para romper el quórum, pero no lo lograron y la reforma se consumó con el voto unánime de 15 priistas, panistas y del PVEM.

En todos los congresos estatales hubo gritos de “vendepatrias” y “traidores a la Patria” para los legisladores que respaldaron la reforma constitucional en materia energética.

En el Congreso de Durango una diputada de izquierda les mentó la madre a quienes la aprobaron, al mismo estilo que hizo Layda Sansores con los senadores.

Comparte esta entrada

Relacionadas

Comentarios