Cancún debe casi 2 mil mdp por mala administración de Ricalde

El Ayuntamiento de Benito Juárez, Quintana Roo, denunció de un quebranto económico de mil 999 millones de pesos derivada del anterior gobierno perredista de Julián Ricalde Magaña

COMPARTIR 
16/12/2013 18:06 Heidy Juárez

CANCÚN, 16 de diciembre.- Un quebranto económico a corto plazo por más de 667 millones de pesos que a largo plazo se calcula en mil 999 millones de pesos dejó en el municipio de Benito Juárez, Quintana Roo, la anterior administración del ex alcalde perredista, Julián Ricalde Magaña, denunció el actual Ayuntamiento.

667 mdp es el quebranto económico a corto plazo; que se convierten en 1,999 mdp a largo plazo

Durante una conferencia de prensa, encabezada por el secretario general del Ayuntamiento, José de la Peña Ruiz de Chávez; y el titular de Contraloría, Alonso de Jesús Alonzo Rodríguez denunciaron que en el primer corte de la evaluación que corresponde por ley realizar a la administración municipal anterior 2011-2013, se encontraron graves irregularidades económicas en contra del municipio y de los ciudadanos, de las cuales algunas ameritan “seguimiento de tipo penal”.

12 ex servidores públicos de alto rango y otros 32 directivos estarían involucrados

Los funcionarios manifestaron que en estos malos manejos se encuentran involucrados 12 ex servidores públicos de alto rango y otros 32 directivos de diferentes áreas municipales, quienes serán llamados a comparecer para el deslinde de las responsabilidades y en caso de ser hallados culpables proceder con sanciones y consecuencias que van desde embargos a bienes, inhabilitaciones o demandas penales en su contra.

Entre las deudas que dejó el gobierno de Ricalde Magaña, señalaron que destacan retenciones de préstamos a empleados no enteradas y también por sueldos y salarios, cuotas obrero patronales de seguridad social que no se cubrieron, pago atrasado del servicio de recolección de basura, demandas laborales en proceso, finiquitos y liquidaciones pendientes.

De la Peña detalló que los pasivos heredados de otras administraciones que se recibieron en el 2005, sumaban 32 millones 077 mil 442 pesos; para el fin del gobierno en el 2008 se incrementaron a 36 millones de pesos; en el 2011, se heredaron 21 millones de pesos, sin embargo, el aumento mayor se dio al final de la administración de Julián Ricalde, al sumar 131 millones 170 mil 046 pesos.

Asimismo, el secretario del Ayuntamiento de Benito Juárez, precisó que el municipio perdió recursos federales de los programas Hábitat y Rescate de Espacios Públicos que suman 57 millones 429 mil 247 pesos que pudieron haber sido ejercidos entre agosto y diciembre de este año,  para bienestar social de los cancunenses y benitojuarenses.

Otros 25 millones de pesos más del Fondo Metropolitano, que al no haber sido integrados los proyectos no se realizó el saneamiento del antiguo relleno sanitario, ni la adquisición de equipamiento para el Centro de Manejo de Residuos Sólidos, como tampoco la segunda fase de la construcción de este mismo”, advirtió.

Dijo que uno de los adeudos más sensibles, que afecta a la fuerza directa que opera el Ayuntamiento, es el fraude en préstamos otorgados a empleados municipales, que acumulan 11 millones 800 mil 002.10 pesos con las empresas Prestaciones FINMART S.A. de C.V., MetLife México, Deutsche Bank México y Deutsche Bank México (Causopago), pese a que en nómina se le descontó puntualmente a los trabajadores, pero nunca se reportó a las empresas y por ende, les causó un daño patrimonial y negativa calificación crediticia a ellos.

Además, atribuyó a la administración municipal anterior el adeudo de 63 millones de pesos a las tres concesionarias del servicio de recolección diaria de los residuos sólidos en la ciudad, que son Ecolimpia, Setasa y SAN, “lo que derivó un detrimento en dicha prestación y causó molesta de los vecinos en regiones y supermanzanas”.

En otro rubro, el análisis profundo de las finanzas del gobierno anterior derivó en detectar la adquisición ficticia de material eléctrico para alumbrado público como transformadores, cables, balastros, luminarias, entre otros, por 9 millones 726 mil 627.44 pesos, que nunca fueron reportados en existencia, lo que pudo haber servido para brindar ese servicio en una colonia irregular de la ciudad, del tamaño de Tres Reyes, por ejemplo”, afirmó.

 

Comparte esta entrada

Relacionadas

Comentarios