María Marván ve “estructura bizarra” en INE

Asume la presidencia provisional del IFE; critica que la reforma sea “ficha de cambio”

COMPARTIR 
05/12/2013 04:49 Aurora Zepeda
María Marván Laborde consideró que la motivación de esta reforma política no es la democracia, sino una ficha de cambio.
María Marván Laborde consideró que la motivación de esta reforma política no es la democracia, sino una ficha de cambio.

CIUDAD DE MÉXICO, 5 de diciembre.- Al asumir la presidencia provisional del Consejo General del Instituto Federal Electoral (IFE), María Marván aseguró que la reforma electoral nada tiene que ver con la democracia sino fue “ficha de cambio” de la reforma energética.

Explicó que se cambiará la estructura piramidal, diáfana y sencilla del IFE, con sus juntas locales y distritales, por una estructura “bizarra, cruzada, fractal, difícilmente administrable”.

Marván apuntó que la reforma aprobada por el Senado responde a las clientelas de los partidos y no deriva del perfeccionamiento de la democracia, además de partir de un diagnóstico no comprobado y un “juicio sumario” en contra de las autoridades locales.

Defendió la reforma el representante del PAN, Rogelio Carbajal, quien dijo que ésta reconoce el servicio profesional electoral del IFE, pues en ese personal se basará el Instituto Nacional Electoral (INE) para su construcción y para profesionalizar a los funcionarios estatales y municipales en temas como la imparcialidad y la objetividad.

José Antonio Hernández Fraguas, representante del PRI, negó el juicio sumario contra los institutos locales.

En segunda ronda, María Marván comprometió al IFE a trabajar en favor de dar estabilidad y certeza a la transición del IFE al INE.

María Marván tomó protesta después de las 11:30 horas. En su discurso subrayó que el IFE no se ha detenido y ha cumplido con sus responsabilidades, y calificó este momento como “crítico”.

Fin de una época

“Esta reforma pone fin a una era electoral, porque es la primera reforma política desde 1977 que no se negocia en sus términos ni en sus méritos; una reforma que no se da sus tiempos propios y que utiliza como palanca para catapultar otras decisiones que nada tienen que ver con la vida democrática y la organización del pluralismo. Se hizo de esta reforma una ficha de cambio que se juega en la pista de una confusa reforma energética”, acusó Marván.

Criticó que esta reforma se fraguó al calor de argumentos nunca probados, como el referido a la influencia de los gobernadores en los institutos locales.

“Las fuerzas políticas se convirtieron en víctimas de sus propios dichos, de su propia campaña poselectoral. La reforma se convierte en compromiso hacia sus clientelas. No es una necesidad que derive del perfeccionamiento de nuestra democracia. De ser así, la agenda habría sido otra”, dijo Marván.

Lorenzo Córdova, Marco Baños y Benito Nacif apoyaron los dichos de la consejera y compartieron su preocupación. Baños dijo que tal como está redactada la creación del INE no asegura que los costos sean menores, como se argumenta; Córdova hizo hincapié en la falta de claridad jurídica, mientras Nacif preguntó qué pasará con las más de 80 millones de credenciales expedidas por el IFE.

Comparte esta entrada

Relacionadas

Comentarios