Presentan cargos en EU en contra de Yarrington por crimen organizado

El ex gobernador de Tamualipas habría aceptado sobornos de los cárteles mexicanos del narcotráfico, y habría ayudado a estas organizaciones criminales a contrabandear drogas y lavar dinero

COMPARTIR 
02/12/2013 23:37 AFP Y AP
Tomás Yarrington podría pasar el resto de su vida en prisión, pues también es acusado de conspiración para cometer delitos.
Tomás Yarrington podría pasar el resto de su vida en prisión, pues también es acusado de conspiración para cometer delitos.

WASHINGTON, 3 de diciembre.— El ex gobernador de Tamaulipas Tomás Yarrington fue encausado en Texas, Estados Unidos, por ayudar a traficantes de drogas que operaban en la frontera, de acuerdo con un proceso hecho público ayer lunes.

Yarrington, que actuó como gobernador de Tamaulipas entre 1999 y 2004, fue acusado de aceptar “enormes sobornos” de parte de los narcos para permitir que operen libremente en la región fronteriza con Estados Unidos.

También fue acusado de participar activamente en contrabando de cocaína a través del puerto de Veracruz hacia Estados Unidos entre 2007 y 2009, revelan los documentos del caso.

Los sobornos eran efectuados por miembros corrompidos de la policía de Tamaulipas y eran escondidos en un banco estadunidense o utilizados para compra de propiedades en Texas, afirman los fiscales en el documento de 53 páginas.

La acusación imputa al ex gobernador de Tamaulipas por su supuesta colaboración con tres cárteles del narcotráfico: el del Golfo, Los Zetas y el de los Beltrán Leyva, rivales entre sí.

Yarrington, de 56 años, podría pasar el resto de su vida en una prisión estadunidense en caso de que sea condenado, ya que además es acusado de conspiración para cometer delitos, lavado de dinero y fraudes bancarios.

Los cargos fueron presentados formalmente en mayo, informó un tribunal de Texas, después de una investigación que demoró varios años.

En el proceso, los fiscales también acusaron al empresario mexicano Fernando Alejandro Cano, propietario de una firma de construcción que supuestamente fue utilizada como fachada para lavar el dinero proveniente de los sobornos.

Yarrington fue alcalde de Matamoros entre 1992 y 1995. En 2011 se le vinculó con los cárteles de narcotraficantes, en especial después del asesinato del empresario Alfonso Peña. En mayo del año pasado el PRI lo excluyó de sus cuadros militantes.

La indagatoria afirma que cobró sobornos de operaciones comerciales y que se involucró en la adquisición de activos de alto valor en Estados Unidos, como cuentas bancarias y residencias.

Proceso

En México, la orden de aprehensión que un juez federal libró contra Yarrington Ruvalcaba por presuntos delitos contra la salud continúa vigente, por lo que puede ser detenido en cualquier momento.

Así lo afirmó el abogado del ex gobernador, Diego Hernán Arévalo, quien dijo que continuarán con el proceso para demostrar la inocencia de su cliente.

El litigante manifestó que  el Segundo Tribunal Colegiado en Materia Penal declaró infundado el recurso de queja que presentó Yarrington, con el cual intentaba entrevistarse con los testigos para saber quién orquestó la persecución en su contra.

La fiscalía mexicana emitió en agosto del año pasado un pedido de arresto contra Yarrington, quien llegó a ser brevemente detenido en Texas, pero liberado posteriormente.

Yarrington es el tercer ex gobernador mexicano con procesos en la justicia estadunidense, después de Mario Villanueva Madrid, de Quintana Roo, y Jorge Juan Torres López, de Coahuila.

Líder de Los Aztecas aduce tortura

A punto de ser juzgado en Estados Unidos, el sicario Arturo Gallegos de Castrejón afirma que fue torturado por la policía mexicana y, por tanto, su confesión sobre decenas de asesinatos es inválida bajo las leyes estadunidenses.

Conocido como El Farmero, el líder de la banda de Los Aztecas en Ciudad Juárez fue extraditado a Estados Unidos en 2010 como responsable del asesinato de Lesley Enríquez, una empleada del Consulado estadunidense en Ciudad Juárez, y a su esposo, Arthur Haycock Redelfs, agente del Sheriff de El Paso.

Gallegos de Castrejón es considerado como el responsable de haber ordenado 80 por ciento de los asesinatos en Ciudad Juárez entre 2009 y 2010, pero ahora sus abogados en El Paso afirman que fue maltratado y obligado a declarar por agentes mexicanos.

“Los estadunidenses son conscientes de que los sospechosos son torturados en México, pero no creo que realmente sepan en que medida”, dijo el abogado Ralph Ortega a la cadena Fox. De acuerdo con su versión, Gallegos de Castrejón recibió toques eléctricos en los testículos y su esposa fue violada.

Y en previsión de cuestionamientos, Ortega también denunció que su defendido habría sido sometido a presión sicológica de la Oficina Federal de Investigaciones (FBI).

De entrada, la juez Federal de Distrito Kathleen Cardone denegó la moción de supresión de la confesión de Gallegos Castrejón el pasado 13 de noviembre. Pero Ortega opina que un jurado estadunidense sería muy renuente a aceptar la confesión de un acusado si cree que su confesión fue obligada por maltratos.

Pero Joseph Cooley, fiscal federal adjunto, aseguró que hay muchas más pruebas contra El farmero.

De acuerdo con Fox, el arresto de Gallegos y otros implicados en la muerte de la empleada estadunidense concidió con un descenso notable en la tasa de asesinatos en Ciudad Juárez, donde entre 2008 y 2012 hubo diez mil homicidios.

Si en 2010 hubo dos mil 980 asesinatos, en 2011 hubo mil 956 y en 2012 sólo 751, según datos del INEGI.

Comparte esta entrada

Relacionadas

Comentarios