Tecnología, en punto de quiebre

La infraestructura debe dejar de ser una limitante para brindar servicios, considera la firma vmware

COMPARTIR 
26/08/2014 00:32 Aura Hernández
Pat Gelsinger, director general de VMware (izquierda); Bill Fathers, vicepresidente de la firma (centro) y el jefe de Operaciones, Carl Eschenbach. Foto: Aura Hernández
Pat Gelsinger, director general de VMware (izquierda); Bill Fathers, vicepresidente de la firma (centro) y el jefe de Operaciones, Carl Eschenbach. Foto: Aura Hernández

SAN FRANCISCO, 26 de agosto.- El sector de Tecnologías de Información (TI) tiene que dar un paso adelante y crear un nuevo modelo en el que la infraestructura ya no sea una limitante para brindar servicios, al mismo tiempo que se cuida la seguridad y se vuelve sencilla la administración de estas capacidades, recomendó el director general de VMware, Pat Gelsinger.

Al inaugurar en esta ciudad el VMWorld 2014, la reunión anual de la firma con sus socios estratégicos y aliados de negocios, explicó que las tecnologías son como el agua, líquido que está presente en 70 por ciento de la Tierra y puede ser tanto una fuente de vida como un elemento destructivo.

Con las TI sucede algo similar porque impactan a muchas industrias alrededor del mundo y su buen uso puede impulsar el crecimiento o, en caso contrario, ser un factor de fracaso.

“Estamos viendo que la educación ya no tiene que ser en un salón, sino donde quiera que te encuentres; el trabajo no tiene ya un espacio físico, el retail es móvil y las transacciones están sucediendo en cualquier momento y en cualquier lugar; el transporte se está redefiniendo con cosas como los autos eléctricos; las monedas están teniendo nuevas categorías como los Bitcoin; lo que vemos es que la tecnología se está haciendo más líquida que nunca antes”, declaró el director general.

Para lograr esa evolución en la educación, las ventas, el trabajo y el entretenimiento se requiere del uso de centros de datos, el almacenamiento y el cómputo en la nube, segmentos tecnológicos que en estos momentos se encuentran en una fase disruptiva, aseguró Gelsinger.

El software define

En el caso del centro de datos explicó que existen programas que permiten operarlos de una manera más óptima y que elimina la barrera que hasta hace algunos años era la infraestructura, es decir, no importa el tamaño del centro de datos puede
tener hasta el doble de potencia si es que se utiliza el programa correcto.

Esta corriente que es conocida como centro de datos definido por software permite a las organizaciones reducir su gasto de capital en promedio hasta un 31 por ciento y aumentar la productividad del personal hasta en un 100 por ciento.

Para aprovechar esta corriente, la empresa presentó nuevas soluciones como VMware integrado con OpenStack, que estará disponible en la primera mitad de 2015, y actualmente hay un programa beta en el que cualquier empresa puede inscribirse.

Además, Gelsinger dio a conocer una nueva familia de servicios llamada EVO siendo el primero conocido como Rail, disponible en los siguientes meses de 2014 y que contó con la colaboración de empresas como Dell, EMC, Fujitsu, Inspur, NetOne y Supermicro.

El futuro

Gelsinger aceptó que existen algunas barreras para adoptar este nuevo modelo de TI debido a que los presidentes y directores ejecutivos  de las organizaciones lo ven como un riesgo o no están dispuestos a dejar las soluciones tradicionales.

“En este mundo que es más digital y que demanda un comportamiento líquido, el  reto de los CEO es ser valientes e intensificar su liderazgo para realizar un cambio rápido en sus áreas de tecnología”, afirmó el director de VMware.

Para impulsar esto consideró que las empresas que brindan servicios tecnológicos deben cumplir con tres características en sus soluciones que sean fluidas, instantáneas y con alternativas, ya que se ha visto que la infraestructura como puede ser el centro de datos no es el fin en sí mismo, sino las aplicaciones que se construyen en ella.

VMware firmó una alianza con Google, Pivotal y Dockers para distribuir aplicaciones en una plataforma común.

Nube híbrida es el futuro

El cómputo en la nube se encuentra en la segunda fase de adopción en el mundo y las tendencias indican que el futuro de este sector se encuentra en los servicios híbridos, es decir, una combinación de nube pública y privada.

Bill Fathers, vicepresidente principal y gerente general de la Unidad de Negocios de Servicios de Nube Híbrida de VMware, explicó que la adopción de esta tecnología pasará por cuatro etapas que son: la experimentación, la profesionalización, el mercado masivo y el legado.

Al participar en la inauguración de VMWorld 2014, indicó que la era de experimentación ya terminó porque muchas empresas alrededor del mundo ya probaron lo que es estar en una nube pública.

“Hace 5 años no se confiaba mucho en la nube pública y en los últimos nueve meses hemos visto un crecimiento enorme por la eficiencia que brinda”, afirmó Fathers.

Se estima que el uso del cómputo en la nube puede reducir hasta en 50 por ciento los costos, generar un ahorro energético de casi 80 por ciento y un mejor uso de los servidores.

Por ello consideró que en estos momentos se está viviendo la transición a la segunda fase de adopción, la profesionalización donde los gobiernos y las empresas multinacionales comienzan a invertir en estos servicios. Lo mejor, dijo es tener servicios de nube híbrida, es decir, mandar la información y los procesos dependiendo de su importancia a una nube pública o a una privada lo que agiliza las operaciones.

Comentarios

Lo que pasa en la red