Monedas digitales, subutilizadas

Como medio para el envío de remesas o para negocios que inician son una opción real, asegura la Fundación Bitcoin

COMPARTIR 
18/06/2014 02:15 Aura Hernández
Para Lucía Cangas, directora de Marketing de la Fundación Bitcoin, esa moneda virtual puede tener muchos beneficios y un alcance importante en México, principalmente en la parte de medios de pagos.

CIUDAD DE MÉXICO.- La presencia de las monedas virtuales como el bitcoin en México ya es una realidad y el gran reto que queda para popularizarlas es encontrar soluciones o aplicaciones que simplifiquen su uso, en particular como una forma de medio de pago o en remesas.

Lucía Cangas, directora de Marketing y Comunicación de Bitcoin Foundation México, indicó que existen casi 13 millones de este tipo de monedas digitales en circulación a escala mundial y el país no ha estado exento del auge de esta nueva forma de pago.

Pese a ese abultado número de monedas virtuales, recientemente ha cobrado notoriedad el bitcoin ya que se ha visto involucrado en diversos escándalos, como por ejemplo el hecho de que era usada en el sitio Silk Road para comprar y vender desde armas hasta tarjetas de crédito robadas, pasando por estupefacientes.

Cajeros especializados

En entrevista con Excélsior previa al EmTech México 2014, destacó que ya existe un cajero automático donde pueden realizarse transacciones con este tipo de monedas.

Es una plataforma mexicana de intercambio llamada Bitso, hay un monedero electrónico con fondos en bitcoins y varios comercios ya aceptan el uso de estas monedas digitales como medio de pago.

Sin embargo aceptó que el número de personas que está incursionando en el uso de este tipo de monedas es limitado. La principal barrera es que se trata de un concepto complicado de entender porque es una moneda que se encuentra en la red, no pertenece a ningún Estado o país y no requiere de intermediarios.

“Para popularizarlo hay que crear aplicaciones o billeteras móviles, herramientas que simplifiquen su uso y los acerquen a la vida cotidiana”, recomendó.

Esta idea no está muy alejada de lo que piensan las empresas tecnológicas y los desarrolladores, muestra de ello es que recientemente Apple abrió su plataforma a la creación de aplicaciones para monedas digitales, pero a condición de que sean legales.

De hecho, la primera aplicación disponible para los dispositivos de la empresa de la manzana fue Coin Pocket.

Otros sistemas operativos  para dispositivos móviles como teléfonos inteligentes o tablets, como Android, de Google tienen aplicaciones como Bitcoin Wallet.

En este último punto, la integrante de la Fundación destacó que en México sólo se cuenta en estos momentos con un monedero electrónico de Pademobile con el que se pueden pagar servicios usando como origen de fondos una cuenta en bitcoins, pero esperan que en los meses siguientes surjan más opciones.

A remontar la mala fama

Otra de las barreras que Cangas observó es la “mala fama” que se ha forjado en los últimos meses sobre el bitcoin con la respuesta de los gobiernos como China, el quebranto de plataformas como Mt.Gox o el que lo relacionen con operaciones ilegales.

“La gente ha escuchado únicamente las cosas negativas, por lo que hace falta más conocimiento y es el objetivo que queremos cumplir desde la Fundación que tiene pocos meses en México”, comentó.

Uno de los principales objetivos del Capítulo México de la Fundación Bitcoin será acercarse al Banco de México y a la Comisión Nacional Bancaria y de Valores para analizar qué partes de la regulación actual
funcionan con este mercado, qué no se puede aplicar y qué se tiene que crear.

“El reto es acercarse a los gobiernos y las instituciones de regulación para ver con ellos toda la parte de cómo se puede empezar a formar parte de la sociedad y que sea todo más aceptado”, resaltó.

Estas monedas no se pueden regular porque no tienen un órgano central, pero sí se puede crear un marco normativo para las transacciones, lo que a la larga ayuda a generar confianza.

La oportunidad en México

Añadió que la oportunidad de crecimiento para el bitcoin en el país se encuentra en los medios de pago y en las remesas.

En el primer caso porque esta moneda digital cobra comisiones muy pequeñas al poder dividirse en ocho decimales, lo que es una ventaja competitiva si se toma en cuenta que las tarjetas cobran una comisión de entre 2.5 y 3 por ciento.

“Para los negocios que van empezando es una comisión muy grande, por lo que vemos en el bitcoin una divisa con comisiones más pequeñas y que les permitirían tener márgenes de ingresos más altos”, resaltó.

El caso de las remesas es similar porque los mexicanos que viven en el extranjero al momento de enviar dinero pagan hasta 10 dólares de comisión, lo cual merma los recursos, mientras con la moneda virtual no sólo bajaría sino que sería más fácil porque los recursos se pueden mandar por internet.

Comentarios

Lo que pasa en la red