Desconfían del gobierno de EU

Los presidentes de HP, Intel y Microsoft analizaron las secuelas del espionaje estadunidense

COMPARTIR 
12/06/2014 03:17 Aura Hernández/ Enviada
Foto: Aura Hernández
Foto: Aura Hernández

LAS VEGAS, 12 de junio.- A un año de que saliera a la luz el espionaje que realiza a prácticamente todos Estados Unidos y los problemas de inseguridad cibernética que han surgido, el gobierno de ese país debe trabajar para volver a ganar la confianza de la población y del resto del mundo, afirmó Satya Nadella, presidente y director ejecutivo de Microsoft.

En la clausura del HP Discover 2014 explicó que el carácter global de firmas como Microsoft o Intel hace relevante que el gobierno estadunidense tenga políticas que generen confianza en los servicios que brindan alrededor del mundo.

Ello considerando que la tecnología se mueve hacia un mundo en el que todo esté conectado y una oferta de servicios más personalizados.

El 5 de junio de 2013 el exanalista de la Agencia Nacional de Seguridad de Estados Unidos, Edward Snowden, reveló varios programas que incluyen espionaje y vigilancia a gobiernos y ciudadanos del mundo a través de empresas tecnológicas internacionales.

“El problema más importante para nosotros como industria es conseguir el derecho a la privacidad”, declaró Meg Whitman, presidenta de Hewlett-Packard (HP), quien se pronunció por cambiar leyes.

Política migratoria

Añadió que el gobierno tiene pendientes sobre todo en materia migratoria que impactan en las empresas tecnológicas que están en busca de talento.

“Cada 6 o 7 meses se ofrecen visas de trabajo y se acaban más rápido que un concierto de Madonna”, resaltó y pidió al gobierno poner sobre la mesa los elementos para que las diferentes industrias sean exitosas en un mundo que es muy competitivo.

Brian Krzanich, presidente de Intel, recomendó a los líderes estadunidenses aprovechar el problema de la privacidad para trabajar en políticas que hagan al gobierno y a las industrias más transparentes.

Respecto a las tecnologías que cambiarán el futuro, los tres empresarios tienen ideas diferentes.

Nadella afirmó que la tecnología disruptiva que será relevante está relacionada con hacer el cómputo personal más humano, es decir, servicios como traductores en tiempo real, reconocimiento del lenguaje y hasta análisis de gestos.

Para Krzanich la gran revolución llegará gracias a los servicios en  3D, como las impresiones que ya están cambiando la forma en que se manufactura. Incluso prevé que en un momento dado usando tablets se pueda escanear algún elemento e inmediatamente mandarlo a imprimir en 3D.

Whitman consideró que las tecnologías disruptivas estarán ligadas a la velocidad de procesamiento y la energía que usan los dispositivos.

La Máquina

“Nos estamos moviendo hacia un nuevo paradigma, estamos construyendo una nueva forma de computación que cambiará todo”, fueron las palabras de Whitman al presentar el proyecto The Machine, o en español La Máquina, que esperan esté listo en dos años.

Martin Fink, vicepresidente ejecutivo y jefe de la oficina de tecnología de HP, precisó que La Máquina será un dispositivo que cuente con una memoria universal, algo que hasta ahora no existía, y haga uso de conceptos físicos para aumentar la velocidad, reducir la energía y mejorar el almacenamiento.

 

Cibercriminales van ganando

Las empresas de tecnología están perdiendo la batalla contra los cibercriminales porque éstos tienen un ecosistema de trabajo muy eficiente y su principal motivación es el dinero, lo que hace que se vendan al mejor postor.

Frank Mong, gerente general de productos de seguridad de HP Software, comentó que hasta hace ocho años la situación era completamente diferente porque los hackers sólo buscaban el reconocimiento, para eso buscaban quebrar la seguridad de organismos como la Administración Nacional para la Aeronáutica y el Espacio (NASA, por sus siglas en inglés).

En cambio, actualmente una buena parte de los
hackers se están convirtiendo en cibercriminales porque usan su talento sólo para ganar dinero robando información personal, de empresas o “pescando”.

Esto se refleja en las estimaciones de organismos como el Centro de Estudios Estratégicos, encargadas por McAfee, de que el costo global del cibercrimen se ubicó entre 375 mil millones y 575 mil millones de dólares durante 2013.

Mong añadió que las organizaciones cibercriminales cuentan con un ecosistema que les permite mantenerse en el anonimato y, por lo mismo, sea difícil rastrearlos y atraparlos.

“Por ejemplo, en The Onion Router se pueden vender servicios anónimamente, nadie sabe quién eres y cuando vendes tus servicios estás vendiendo desde tarjetas de crédito, drogas o armas; incluso la moneda que utilizan porque es bitcoin o similares”, precisó al platicar con Excélsior.

Video Recomendado

Comentarios

Lo que pasa en la red