Dispositivos vestibles serán más eficientes

Los wearable devices se integrarán tanto a la vestimenta que ya no serán notados

COMPARTIR 
19/05/2014 03:17 Aura Hernández

CIUDAD DE MÉXICO.- En algunos años los dispositivos vestibles se convertirán en un elemento de la vida cotidiana y para lograrlo será necesario que sean una herramienta más eficiente e interconectada, la cual no estará exenta de riesgos, sobre todo en lo que a privacidad de datos se refiere.

“En un futuro no se tratará sólo de un dispositivo que puede conectarse con tu teléfono inteligente, sino que podrá interconectarse con múltiples dispositivos y podrán comprender mejor el espacio y el cuerpo del ser humano” pronosticó Syuzi Pakchyan, quien es diseñadora  y tecnóloga del Art Center
College of Design.

Al platicar con Excélsior, la también creadora del blog Fashioning Tech explicó que los dispositivos de vestir, conocidos por su nombre en inglés como wearable devices, se integrarán de tal forma a la vida cotidiana que será como si no estuvieran, aunque para eso primero tendrán que generar información que sea entendible por la gente común, ya que actualmente despliegan datos en cuadros y gráficos que no despiertan el interés de las personas.

Por esto, consideró que la evolución más correcta es que se conviertan en una herramienta muy eficiente para recolectar información, que genere datos entendibles y que sea automatizada.

“Es posible que, a diferencia de ahora, cuando el smartphone es indispensable para ver la información recolectada por el wearable, seguramente veremos dispositivos más independientes y que tengan una experiencia de usuario más fácil”, reiteró.

Autoridades deben adelantarse

Pese a las buenas perspectivas que existen sobre estos dispositivos que hasta ahora han tomado forma de reloj, pulsera o gafas, Pakchyan aceptó que una vez masificado su uso habrá riesgos que las autoridades deben empezar a prevenir desde ahora.

Y es que en su opinión y la de varios estudiantes, uno de los temas más importantes que deberán tomarse en cuenta con la evolución de los dispositivos vestirles es la privacidad de los usuarios.

Deben contestarse interrogantes como “quién es el dueño de los datos, quién responde por ellos” o cómo actuará la autoridad cuando ocurra un robo de éstos.

Por esto la integrante del colegio de diseño en Los Ángeles, California, recomendó plantearse y trabajar en una respuesta para esas preguntas antes de que los wearables se vuelvan algo cotidiano.

De hecho, un grupo de estudiantes realizaron un par de proyectos enfocados en el impacto que tendrán estos dispositivos en la vida cotidiana y la interacción de las personas, así como en los posibles escenarios de robo de datos o cómo protegerse. 

Diseño e ingeniería
de la mano

El Art Center College of Design tiene una alianza con Intel para impulsar la colaboración interdisciplinaria con el objetivo de crear productos que ayuden al consumidor.

John Somoza, gerente del Programa de Educación Superior de Intel, confió en que, si el último gran invento fue el teléfono celular, entonces el siguiente debe ser el de los wearables.

Por esto estamos invirtiendo en desarrollo y no en investigación. estamos creando un un nuevo menú de ideas que se puedan compartir con todo mundo y que junten la creatividad de ingenieros y diseñadores, comentó a Excélsior.

Intel tiene actualmente una alianza con cinco escuelas de diseño: tres en Estados Unidos y dos en otros países, para llevar equipos y capacitación que permita a los diseñadores acercarse a la tecnología.

“Se complementan porque los diseñadores viven fuera de una caja y los ingenieros están dentro de ella”, precisó.

Los esfuerzos han dado frutos y esperan llegar a más escuelas, Somoza aseguró que América Latina y Asia son sus siguientes objetivos.

Los proyectos

Uno de los primeros lugares donde la estrategia de Intel para crear proyectos interdisciplinarios está dando frutos es en el Art Center College of Design, donde un grupo  de estudiantes construyó prototipos que se adelantan por mucho al escenario que se está viviendo en estos momentos con los dispositivos para vestir.

Expressive Wearable: Sangli Li quiso llevar el uso de la tecnología a la moda y cómo esto puede cambiar la interacción entre las personas o las convenciones sociales. Para esto creó una serie de bocetos de ropa que puede reaccionar al estado de ánimo de la persona o a factores externos. Por ejemplo, el prototipo que construyó es un sombrero que puede cubrir los ojos del usuario ante un flash o cubrir sus oídos ante gritos.

Data Vaporizer: una de las grandes preocupaciones de Ji Won Jun es el futuro del mundo donde la compartición de información será constante y tal vez hasta fuera de control. Por ello creo un vaporizador de datos para que la información no pueda ser robada que, al mismo tiempo, crea un espacio de protección para la persona. Se trata de un dispositivo que intercepta la información que está siendo enviada y la borra del dispositivo, por lo que emite una nube de humo que también hace que la gente se aleje del usuario

Malwareables: el proyecto  de Marcus Guttenplan y Tim Kim también se relaciona con la protección de datos, aunque en su caso demostraron lo fácil que será robar información de un dispositivo vestible si no se tiene cuidado. Se trata de herramientas también vestibles encargadas de repartir malware en las víctimas que usen wearables con sólo acercarse o hacer que ambos dispositivos choquen ligeramente.

Relacionadas

Comentarios