Firmas, en jaque por pacto ilegal

Adobe, Apple, Google e Intel acordaron no contratar a extrabajadores de ninguna de las cuatro firmas

COMPARTIR 
18/04/2014 03:44 Dealbook

CIUDAD DE MÉXICO, 18 de abril.- Una negociación en la que hay mucho en juego está teniendo lugar en Silicon Valley entre algunos de los nombres más grandes de la industria  respecto a un acuerdo para evitar que sus empleados fueran contratados por compañías rivales. En una demanda colectiva, los trabajadores exigen 9 mil millones de dólares en salarios perdidos.

Aunque Adobe, Apple, Google e Intel se burlaron en privado de la cifra, los quejosos, que son miles, sugieren que los hechos son tan condenatorios contra las compañías que sólo aceptarán un arreglo con muchos ceros.

En 2010 las empresas llegaron a un acuerdo por una queja del Departamento de Justicia sin pagar multa alguna.

Steve Jobs, entonces presidente de Apple, no ocultó sus intenciones de coludirse con Google para evitar que su compañía contratara a exempleados de su amigo/enemigo y viceversa, mientras el director
ejecutivo de la firma del buscador, Eric Schmidt, dijo a su equipo  en un correo electrónico “tenemos una política de no reclutar de Apple y esto es una solicitud entrante directa.”

En otra cadena de correos electrónicos similar con otra tecnológica que ostensiblemente era parte del pacto, Scmidt dijo a un colega que se lo comunicara “verbalmente ya que no quiero crear un rastro de papel por el cual pudiéramos ser demandados después”.

Con permiso

Cuando Google intentó contratar a un empleado de Apple basado en París, Google literalmente buscó el permiso de Jobs primero. “A Google le gustaría hacerle una oferta a Jean-Marie Hullot para dirigir un pequeño centro de ingeniería en París. Bill, Larry, Sergey y Jean-Marie creen que es importante tener tu bendición antes de seguir adelante con esta oferta”, le escribió un vicepresidente de Google.

Jobs posteriormente objetó y Google rescindió la oferta al equipo de Hullot. “Steve se opone a que Google contrate a estos ingenieros”, escribió el vicepresidente. “No dijo por qué, y no pienso que sea adecuado que le pida una aclaración. No puedo arriesgar nuestra relación con Apple para hacer que esto suceda por encima de sus objeciones”.

¿Apropiado?

¿Es apropiado acordar con una compañía “asociada” no contratar a un empleado?

Algunos abogados sondeados sobre el tema, la mayoría de los cuales pidió el anonimato porque trabajan en firmas involucradas en el caso de Silicon Valley, consideran permisible que una compañía decidiera contra la contratación de un empleado de un socio de negocios en un caso especifico –aun cuando fuera sólo para mantener buenas relaciones– pero que una prohibición amplia sobre las contrataciones como parte de una estrategia sistémica sería claramente anticompetitivo.

Para otros  abogados defensores, en tanto no hubiera un acuerdo recíproco, las compañías tenían amplia libertad sobre sus prácticas de contratación.

Pero los ejecutivos de alto nivel involucrados parecen haber sabido que era ilegal, o al menos que estaban entrando en un área sustancialmente gris.

“No hemos firmado nada”, dijo Paul Otellini, presidente de Intel, a un colega sobre el acuerdo con Google. Tenemos un pacto de 'no reclutamiento’ sellado con un apretón de manos entre Eric y yo. No me gustaría que esto se supiera ampliamente".

Sheryl Sandberg, directora operativa de Facebook y ex empleada de Google, dijo en un documento judicial: “Google acordó, a solicitud de Intel, no solicitar a los empleados de Intuit que estarían involucrados en las discusiones y/o la potencial asociación”.

Por supuesto, quizá sea difícil simpatizar con los ingenieros de Silicon Valley, quienes a menudo reciben paquetes de compensación de alrededor de medio millón de dólares, si no más.

Entonces, ¿cómo determinar cuánto se perdió verdaderamente por esta colusión para no contratar?

Video Recomendado

Comentarios

Lo que pasa en la red