Revolucionan medios de pago

Crece interés por la tecnología que permite usar un ‘smartphone’ como terminal punto de venta

COMPARTIR 
07/04/2014 03:05 Aura Hernández
PayPal, la firma de pagos electrónicos que preside David Marcus, está apostando de lleno a usar los teléfonos inteligentes como medio de pago. Foto: Especial

CIUDAD DE MÉXICO, 7 de abril.- Una ola de innovación que en ocasiones no es percibida por los usuarios está revolucionando los medios de pago en el mundo, dejando atrás tecnologías que parecían prometedoras.

El sector de hace tres años es completamente diferente a lo que se observa hoy,  pero se trata de cambios tan vertiginosos que la gente no los percibe, afirma  Álvaro Martín, socio director del departamento de Innovación y Desarrollo Internacional de Analistas Financieros Internacionales.

Por ejemplo las tarjetas tanto de crédito y de débito, si bien parecen las mismas, en su mayoría ya incluyen un chip que da más seguridad tanto al usuario como al banco, lo que no existía hace tres años.

¿Adiós al dinero de plástico?

Pero hay innovaciones en el sector que generan cambios más significativos. Es el caso de los Mobile Point of Sale (MPOS), dispositivos que se conectan al smartphone y lo convierten en una terminal punto de venta.

Algunas firmas que tienen este tipo de soluciones gracias a alianzas con bancos son iZettle, Square, Clip o Billpocket, entre otras cuya oferta se ha centrado principalmente en las pequeñas y medianas empresas.

“Es una tecnología que tiene un potencial muy interesante y creo que vamos a poder crecer mucho en un país como México porque las terminales puntos de venta eran muy caras”, precisó.

Los bancos no han introducido más terminales porque son costosas y el retorno de la inversión es lento, mientras el costo de los MPOS  es menor y facilita que los comercios puedan aceptar una tarjeta de crédito o débito.

Martín destacó que otras tecnologías que están teniendo impacto en México, sobre todo en las zonas rurales, son las tarjetas de prepago y los monederos móviles porque son un método que el gobierno está usando para hacer llegar los subsidios públicos.

Promesas incumplidas

Raúl Nogales, presidente de Pademobile, firma que da servicios de billetera electrónica, reveló que la firma había puesto el ojo en la tecnología Near Field Communication (NFC).

Se trata de una solución instalada en los teléfonos móviles que permite hacer pagos sin contacto, es decir, el dispositivo sólo pasa cerca de una terminal para confirmar la transacción.

Coincidió con Martín en que durante al menos los últimos cinco años se ha estado esperando que el NFC avance en todo el mundo, sin resultados significativos.

“El problema con el NFC es que hay una distancia tan grande entre esa tecnología, el desarrollo que requiere la red, el conocimiento del usuario y la capacidad de adquisición que es muy complejo que se masifique”, consideró Nogales.

Y es que en su desarrollo se involucran las entidades financieras, los comercios, las empresas de telecomunicaciones y hasta los fabricantes de teléfonos celulares para poder crear un ecosistema eficaz.

En México sólo 400 mil smartphones cuentan con NFC y sólo hay diez mil puntos de venta con terminales que funcionan con proximidad.

Martín consideró aún más difícil que en México y América Latina se ocupe esta tecnología porque la mayoría de terminales punto de venta se migraron para que funcionen con chip y no será necesario cambiarlas hasta dentro de dos o tres años, cuando seguramente habrán surgido otras soluciones innovadoras.

Minoristas quieren su parte

Los grandes minoristas están desafiando a empresas como Visa, MasterCard y Google en un mercado de pagos a través de teléfonos móviles ferozmente competitivo y en crecimiento que promete cortar los costos de las transacciones e incrementar la lealtad del cliente.

Tiendas como el supermercado británico Tesco y la francesa Auchan esperan que sus "carteras digitales" –aplicaciones que permiten a los usuarios pagar con sus teléfonos inteligentes en vez de con efectivo o tarjetas de crédito– también les ayude a comprender mejor los hábitos de los consumidores y así dirigir sus anuncios a un público concreto.

Estos minoristas se están uniendo a un mercado ya abarrotado por bancos, compañías de tarjetas de crédito y firmas tecnológicas como Google y Apple y todos están entrando en el negocio de los pagos por móvil, donde cada uno espera que su aplicación se convierta en el referente de la industria. La unidad de pagos PayPal de eBay , bien establecida en el comercio electrónico, también está experimentando con esta tecnología.

Los minoristas esperan atraer a los consumidores a sus propios servicios dando descuentos y premiando a aquellos que los usen, a la vez que asocian los pagos automáticamente a programas de lealtad y ofrecen opciones como guardar listas de compra.

El mercado global de los pagos por móvil se prevé que crezca el triple en 2017 hasta alcanzar un valor de 721.000 millones en transacciones, con más de 450 millones de usuarios, según la firma de estudios de mercado Gartner.

¿Quién gana?

El crecimiento podría beneficiar a los minoristas mientras que la competencia entre una multitud de proveedores de pagos debería ayudar a disminuir las tarifas que las tiendas pagan para que se procesen las transacciones, un servicio que actualmente está dominado por los bancos y las firmas Visa y MasterCard.

"Vemos a los comerciantes como los beneficiaros en general de esta tendencia hacia los pagos por móvil", dijo Morgan Stanley, que estima que los minoristas en los países desarrollados gastaron más de 150 mil  millones de dólares en aceptar pagos con tarjeta de crédito.

"Los beneficios esperados deberían justificar cualquier incremento en las inversiones para habilitar la tecnología de pagos por móvil", decía en un informe en enero.

Sin embargo, aún no está claro cómo se desarrollará el mercado de pagos por móvil de minoristas, con las compañías de tarjetas y los banco manteniendo el liderazgo en el procesamiento de pagos incluso si las tarjetas físicas se quedan obsoletas.

Las aplicaciones de los minoristas podrían tener dificultades para despegar puesto que los consumidores probablemente no estén dispuestos a usar una variedad de servicios para diferentes tiendas, pero el éxito se Starbucks al combinar los pagos por móvil con las promociones muestra que los grandes competidores pueden triunfar.

                –Reuters

Relacionadas

Comentarios