Crean centros contra la adicción a internet

China decidió colocar el problema como un desorden clínico por el número de afectados

COMPARTIR 
22/01/2014 06:40 María Fernanda Navarro

CIUDAD DE MÉXICO, 22 de enero.- Millones de hombres y mujeres usan y confían en el internet para llevar a cabo sus actividades diarias, de hecho hoy en día las comunicaciones, vida laboral y relaciones interpersonales de los seres humanos son difíciles de entender sin esta herramienta.

Para algunas personas, sin embargo, el uso de internet se ha convertido en una actividad compulsiva similar a la de una adicción.

Este fenómeno no es reciente. Medios de comunicación alrededor del mundo han dado testimonio sobre casos de personas que abandonan sus actividades cotidianas y bienestar físico para mantenerse conectadas a la web durante muchas horas. Ejemplos como los de una pareja coreana que paso tanto tiempo en un cibercafé que su hija de tres meses falleció por falta de alimentación, ponen en relieve esta problemática.

70 por ciento de los casos de adicción superan el problema con terapia

Hasta el momento China es el primer país que decidió colocar la adicción a internet como un desorden clínico debido a la gran cantidad de personas, hombres jóvenes en su mayoría, que sufren lo que se considera como un desorden de comportamiento.

Ante la gravedad de la dependencia, los chinos han optado por tratar la adicción a internet en campamentos de tipo militar en los que miles de jóvenes adictos son custodiados por soldados, enfermeras y especialistas.

Este tipo de tratamientos fue expuesto por un documental titulado Web Junkies (Adictos a la Web) que da testimonio del día a día dentro del campamento Daxong en Pekín, uno de los múltiples centros correccionales chinos de rehabilitación a la dependencia a la red.

El filme de Hilla Medalia y Shosh Shlam muestra a jóvenes ataviados con uniformes de camuflaje, en momentos de asistir a sesiones de terapia, entrenamientos físicos y recibir medicamentos durante los tratamientos que se prolongan hasta por tres meses.

300 horas pasó un joven conectado a un juego en línea

La mayoría de los jóvenes confinados no tiene acceso a ningún tipo de dispositivo electrónico, además de encontrarse en Daxong en contra de su voluntad llevados por sus padres, mismos que son alentados a permanecer en el campamento o participar en sesiones de terapia.

En el documental se puede observar a un joven que confiesa que durante sus vacaciones de verano se internó en su casa por dos meses para participar en diversos juegos en línea. Entre llantos, otro adolescente explica que su padre le aseguró que irían a ver al doctor cuando lo esposaron y lo internaron en el campamento. En otra escena ,un joven dice con orgullo que pasó cerca de 300 horas conectado a un juego de roles conocido como World Warcraft y se olvidó de todas sus responsabilidades.

Hasta el momento no existen muchos estudios que den pista acerca de los efectos sicológicos y físicos de la dependencia a internet así como cifras confiables de las personas que sufren de esta adicción alrededor del mundo, sin embargo una publicación del portal de noticias news.com.au considera que el documental puede colocar en el foco de atención este desorden.

De acuerdo con el centro The Center for Internet Addiction existen diversos tipos de dependencia a internet, entre los que se encuentran las actividades compulsivas de recolectar información en la web, descargar pornografía o establecer relaciones de carácter sexual en salas de conversación, participar en videojuegos con más usuarios de internet y las compras desmedidas en páginas destinadas a esa actividad.

Este mismo centro, fundado por Kimberly Young, pionera en el estudio de la adicción a internet y tratamientos para este padecimiento, enumera diversos comportamientos que pueden ser señal de dependencia al mundo cibernético.

Algunos de ellos son: sentirse irritado o deprimido cuando  se suspende el uso de internet, permanecer conectado más tiempo del que se planeaba hacerlo y arriesgar relaciones emocionales, trabajo o estudios por el internet.

Relacionadas

Comentarios