Smartphone robado, ¿datos perdidos?

Expertos aconsejan el respaldo de la información de los gadgets y activar los servicios de la nube

COMPARTIR 
18/01/2014 03:43 Claudia Ocaranza
Foto: Cortesía Apple

CIUDAD DE MÉXICO.- Hoy en día usamos nuestro smartphone como si fuera nuestro diario, agenda, directorio y hasta confesionario, así que sería de esperar que lo cuidemos como a nosotros mismos. Sin embargo, también estamos constantemente expuestos a los robos, por eso es recomendable seguir sencillos pasos para que en el desafortunado caso de pérdida o robo, nuestra información no se vaya con el equipo.

Desde hacer constante respaldo de la información de los aparatos, activar los sistemas de nube para que todo esté guardado ahí y hasta dejar la paranoia a un lado y aceptar que el equipo sea rastreado por medio de GPS, son recomendaciones a seguir.

Hasta noviembre de 2013 se reportaron tres mil 146 celulares robados, de acuerdo a la Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal.

En el país durante el primer cuatrimestre del año pasado se sustrajeron en promedio nueve mil 500 de estos dispositivos cada mes, lo que representó una caída desde los 13 mil celulares que se robaron mensualmente durante el mismo periodo de 2012, compartió con Excélsior el Consejo Ciudadano de la Ciudad de México.

Antes del hurto

“Todo tiene que ver con los hábitos. Para empezar no cerramos las sesiones de las redes sociales o mail que tenemos vinculadas al móvil”, dijo Geldard Valle, experto en seguridad de Symantec México. Por eso cuando ocurre un robo es recomendable instalar un sistema para localizar y borrar la información guardada en el móvil remotamente.

Find my iPhone es la opción nativa para iOS, que permite rastrear el iPhone desde otro equipo y bloquear la información de ser necesario. Pero también hay aplicaciones que rastrean el móvil. En el caso específico de Samsung Galaxy S4 la firma LoJack ofrece sus servicios a cambio de 29.99 dólares al año.

El Consejo Ciudadano de la Ciudad de México recomendó no usar el teléfono cuando se camina ni cuando se maneja pues provoca que se esté distraído, lo que hace al usuario vulnerable a un robo.

Después del despojo

Pero en caso de que no se haya instalado ningún sistema de rastreo y bloqueo, la única opción que queda es cambiar todas las contraseñas que se tenían guardadas o vinculadas al equipo.

Del Valle también recomendó que en caso de que el smartphone no sea propio es necesario dar aviso a la empresa, “levantar una denuncia y cancelar la línea con el proveedor del servicio, esto también se debe hacer si el móvil es propio”.

Por otra parte, las proveedoras Iusacell, Unefon, Telefónica y Telcel firmaron en 2010 el Acuerdo de Intercambio de Información para Evitar el Uso de Teléfonos Celulares Robados, que hasta la fecha ha registrado 25 mil móviles cancelados, lo que significa pérdidas para el mercado negro de 37 millones de pesos.

Por eso es importante que si el equipo móvil fue robado sea reportado como tal a la proveedora del servicio o empresa, la cual debe cancelar el IMEI o código de identificación del teléfono celular, con lo que lo inhabilita para ser usado otra vez, recomendó el Consejo Ciudadano.

 

 

 

 

Comentarios

Lo que pasa en la red