Kiev rechaza plan de paz ruso

El primer ministro de Ucrania afirmó que el programa de Vladimir Putin es una cortina de humo para evitar nuevas sanciones

COMPARTIR 
04/09/2014 05:17 AFP, EFE, DPA y Reuters

KIEV, 4 de septiembre.– El presidente de Rusia, Vladimir Putin, presentó ayer un plan para solucionar el conflicto en el este de Ucrania, que fue rechazado por Kiev al considerarlo una “cortina de humo”.

Putin presentó su plan para alcanzar un cese del fuego tras una conversación telefónica poco antes con su homólogo ucraniano Petro Poroshenko.

Pero el primer ministro ucraniano Arseni Yatseniuk rechazó el plan de Putin, al considerar que se trata sólo de una “cortina de humo” para evitar las sanciones occidentales.

“Este nuevo plan es una cortina de humo destinada a la comunidad internacional antes de la cumbre de la OTAN y una tentativa para escapar a inevitables decisiones de la Unión Europea para nuevas sanciones contra Rusia”, declaró Yatseniuk en un comunicado.

Putin dijo confiar en que Ucrania y los separatistas pro rusos del oriente ucraniano alcancen esta semana “un acuerdo definitivo”.

“Pienso que el 5 de septiembre, durante la reunión del grupo de contacto, podría alcanzarse y fijarse un acuerdo definitivo entre las autoridades de Kiev y las del sureste de Ucrania”, dijo, citado por la agencia RIA-Novosti, durante una visita a Mongolia.

El grupo de contacto sobre Ucrania está formado por representantes de Kiev, Moscú y la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE).

La misma agencia añadió que el plan del mandatario ruso consta de siete puntos para solucionar la crisis en el este de Ucrania, que incluye el fin de las operaciones militares del ejército ucraniano y de los separatistas pro rusos, y un intercambio de prisioneros.

Además, contempla la creación de corredores humanitarios para llevar ayuda a las personas afectadas por la violencia.

El anuncio de este plan de Putin también aclaró la serie de declaraciones contradictorias de la Presidencia ucraniana y el Kremlin.

En un primer momento, la oficina de Poroshenko anunció que éste había acordado con el Presidente ruso un alto el fuego duradero en el este de Ucrania.

Poco después el Kremlin se desmarcó de esta versión, diciendo que Rusia no ha negociado ningún acuerdo, porque no es parte del conflicto armado en curso desde abril entre el ejército ucraniano y los secesionistas.

Tras esto, la Presidencia ucraniana matizó sus afirmaciones en un nuevo comunicado, indicando que en la conversación telefónica, Poroshenko y Putin alcanzaron “un acuerdo sobre el régimen de alto el fuego en el Donbass (región del este ucraniano donde se dirime el conflicto)”.

“Las partes alcanzaron un entendimiento sobre los pasos que facilitarán la paz”, añadió ese segundo comunicado.

Si bien no está claro aún qué acordaron Kiev y Moscú, los comunicados de ambas partes muestran algún tipo de progreso que podría influir en los líderes de la UE, que estudian imponer mañana nuevas sanciones a Rusia.

Sin embargo, en una nueva señal de la desconfianza de Occidente hacia Moscú por sus acciones en Ucrania, Francia dijo que no seguiría adelante con el plan de entregar el primero de dos portahelicópteros Mistral a Rusia.

El contrato fue firmado en 2011 por mil 200 millones de euros (mil 600 millones de dólares al cambio actual). El primer barco tenía que entregarse en octubre.

 

Mueren 87 soldados en batalla

Al menos 87 soldados ucranianos murieron la semana pasada en la batalla de Ilovaisk, en el este de Ucrania, tras haber sido rodeados por rebeldes pro rusos, indicó ayer una fuente militar citada por la agencia Interfax.

“En estos dos últimos días llegaron a la morgue los cuerpos de 87 personas muertas cerca de Ilovaisk, en su mayoría pertenecientes a batallones de voluntarios”, declaró el subcomandante a cargo del reclutamiento militar de la región de Zaporizhia, en el sureste de Ucrania.

En Ilovaisk, zona ubicada a 20 kilómetros del bastión rebelde de Donetsk, varios centenares de soldados ucranianos permanecieron rodeados durante más de una semana, sin recibir refuerzos.

Hasta el momento, no se había divulgado ninguna estimación oficial del número de soldados ucranianos muertos en esta batalla.

 

EU promete apoyo “eterno”

El presidente estadunidense, Barack Obama, prometió ayer un apoyo “firme y eterno” de su país al Báltico y anunció el envío de tropas adicionales y aviones a la base aérea de Amari, en Estonia.

El compromiso de la OTAN con la seguridad de Estonia es “firme, irrompible y eterno”, dijo ayer Obama durante una rueda de prensa ofrecida en la capital estonia, Tallin, junto al presidente de dicho país, Toomas Hendrik Ilves.

El mandatario anunció además el envío de tropas adicionales y aviones estadunidenses al Báltico, fronterizo con Rusia.

Este anuncio despertó el duro rechazo de círculos militares rusos. El nuevo acercamiento de unidades de la OTAN a la frontera con Rusia constituye un acto agresivo, consideró en Moscú el excomandante de la Fuerza Aérea Piotr Deinekin.

Adicionalmente, el Pentágono dio a conocer que Estados Unidos enviará cerca de 200 soldados para participar en ejercicios militares en Ucrania a finales de este mes.

El ejercicio se desarrollará del 13 al 26 de septiembre en Yavoriv y participarán además tropas polacas, rumanas, moldavas, búlgaras, españolas, estonianas, británicas,
alemanas, lituanas y noruegas.

Por su parte, el Consejo Nacional de Seguridad y Defensa de Rumania anunció ayer que permitirá que aviones cazas de la OTAN usen sus aeropuertos de manera rotativa como respuesta a la escalada de tensión que se está viviendo en la vecina Ucrania.

Comentarios

Lo que pasa en la red