Ponen fecha a control de compras en Venezuela

A partir del 30 de noviembre iniciará el operativo para frenar el contrabando de productos básicos

COMPARTIR 
25/08/2014 02:36 EFE y Notimex

CARACAS, 25 de agosto.– Los supermercados venezolanos tendrán desde el 30 de noviembre próximo el sistema biométrico o de lector de huellas dactilares, con el cual el gobierno busca anular el contrabando de productos de consumo básico y masivo, dijo ayer el superintendente de Precios Justos, Andrés Eloy Méndez.

El sector privado está muy de acuerdo (...); todos acordaron para el 30 de noviembre adoptar el nuevo sistema”, aseguró Méndez en una entrevista en el canal caraqueño Televen de la red privada de televisión, en alusión a los dueños de los supermercados privados y a los administradores de los estatales.

El gobierno del presidente Nicolás Maduro, quien calcula que escapa a Colombia alrededor de 40% de la producción nacional o lo que importa para ser vendido a precios subsidiados, ha aumentado este mes su ofensiva contra el contrabando y Méndez remarcó que “es un error” asociar este delito “sólo a la frontera”.

“También se realiza internamente” en las ciudades alejadas de las fronteras donde se multiplica el llamado “mercado negro” y donde se revenden a precios superiores los productos que escasean en los mercados regulares, destacó el funcionario.

El sistema biométrico o de captahuellas permitirá que cada venezolano “haga su compra semanal con un rango de compra bastante tolerante y amplio y así evitar que una persona compre hasta 20 veces” más de lo que necesite, sostuvo el funcionario.

Los críticos de las iniciativas gubernamentales contra el contrabando, la escasez y la especulación han recordado que al inicio del control de cambio que rige en Venezuela desde 2003 el Estado vendía cinco mil dólares a quienes viajaban al exterior y otros tres mil dólares para compras a través de internet, y autorizaba hasta 500 dólares mensuales para cubrir remesas familiares individuales.

En la actualidad, cada beneficiario de remesas puede recibir un máximo de 166.66 dólares y no pueden ser más de tres personas, las compras por internet bajaron a 400 dólares anuales y a los viajeros hacia destinos próximos se les da sólo 700 dólares también anuales.

En tanto, la próxima implementación del “sistema biométrico” para compras en supermercados y farmacias de Venezuela revela el fracaso del modelo socialista y será una forma de control gubernamental, afirmó el diputado opositor Américo de Grazia.

Mientras, la organización chavista Coordinadora Simón Bolívar pidió al presidente Maduro conceder asilo político al activista alemán Bernhard Heidbreder, detenido en Venezuela en julio pasado con documentación falsa.

Así lo reveló la Coordinadora Simón Bolívar en un comunicado enviado a los medios de prensa y publicado en su página en internet http://www.coordinadorasimonbolivar.org.

Relacionadas

Comentarios