Boko Haram decreta califato islámico en Nigeria

A través de un video, el gurpo extremista islámico hace la declaración en la localidad de Gwoza, un municipio del estado de Borno

COMPARTIR 
24/08/2014 12:29 EFE / Fotos: Especial
Es el primer paso de la secta fundamentalista hacia su objetivo de implantar la ley y el Estado islámicos en el país africano.

MAIDUGURI, 24 de agosto.- El grupo fundamentalista islámico Boko Haram declaró un califato islámico en Gwoza, un municipio del estado de Borno en el nordeste de Nigeria, en un video divulgado hoy.

Gracias a Alá, nuestros hermanos han conseguido la victoria en Gwoza, que es ahora parte del califato islámico", dijo el caudillo de Boko Haram, Abubabar Shekau, en la cinta que dura cerca de una hora y que ha sido difundida entre los periodistas en Borno.

Esta declaración es el primer paso de la secta hacia su objetivo de implantar la ley y el Estado islámicos en Nigeria.

Shekau asegura en el video que los miembros de Boko Haram resistirán cualquier intento de desalojarles de la localidad de Gwoza, que fue tomada por los radicales hace cuatro días.

Boko Haram ha intensificado sus acciones en el nordeste del país, de mayoría musulmana, donde en las últimas semanas ha conquistado varios territorios ante la falta de preparación del Ejército regular nigeriano para hacerle frente.

Además de Gwoza, los islamistas se han hecho con varias localidades del condado de Madagali, situado en el estado de Adamawa junto a la frontera con Camerún, informaron vecinos que lograron escapar de las zonas conquistadas por Boko Haram.

Estos vecinos declararon hoy a los periodistas en la capital de Adamawa, Yola, que los fundamentalistas izaron su bandera en sus pueblos después de haber tomado el control.

Los pistoleros que atacaron nuestro pueblo no tuvieron piedad, mataron a mucha gente y quemaron sus casas. No hay palabras para describir sus atrocidades", dijo a los medios Ahmad Suleiman, uno de los residentes que consiguieron huir.

Antes de ser declarada parte del califato islámico, Gowza albergaba una base de entrenamiento de la Policía, que también quedó bajo control islamista el 20 de agosto tras una primera ofensiva fallida el 7 de agosto.

Según la Policía, el último ataque duró varios horas y se saldó con la victoria de los milicianos de Boko Haram, cuya bandera ondea desde entonces sobre la localidad.

El portavoz policial Emmanuel Ojukwu dijo este fin de semana que 35 agentes se encuentran en paradero desconocido desde la toma fundamentalista de la base de Gowza, aunque en un principio el número de desaparecidos se elevaba a cien.

Ojukwu afirmó en un comunicado que sus hombres siguen buscando a los desaparecidos, después de haber conseguido localizar al resto del grupo.

Boko Haram tiene su feudo espiritual y su base de operaciones en Borno, pero actúa también en los estados vecinos de Adamawa y Yobe, donde el Gobierno nigeriano ha declarado el estado de emergencia.

Desde que la Policía acabó en 2009 con el entonces líder y fundador de Boko Haram, Mohamed Yusuf, los radicales mantienen una sangrienta campaña que se ha intensificado en los últimos meses.

En lo que llevamos de año, el grupo islamista ha asesinado a cerca de 3 mil personas y a más de 12 mil desde 2009, según los cálculos del Gobierno nigeriano.

Boko Haram, que significa en lenguas locales "la educación no islámica es pecado", lucha por imponer un califato islámico en Nigeria, país de mayoría musulmana en el norte y predominantemente cristiano en el sur.

jrr

Relacionadas

Comentarios