BRASILIA, 8 de julio.- La presidenta brasileña, Dilma Rousseff, se dijo "muy, muy triste" tras la goleada (7-1) sufrida por la selección de Luiz Felipe Scolari frente a Alemania, que la dejó fuera de la final del Mundial 2014.

Así como todos los brasileños, estoy muy, muy triste con la derrota", escribió la jefa de Estado en su cuenta de Twitter.

"Lo siento inmensamente por todos nosotros, aficionados, y por nuestros jugadores", agregó la mandataria poco después del partido disputado en el estadio Mineirao de Belo Horizonte y en el que Alemania le asestó a Brasil la peor derrota de su historia.

Este lunes, Rousseff había reiterado su confianza en el equipo de Scolari y renovado su confianza en que estaría en la final, que se disputará el próximo domingo en el estadio Maracaná, de Río de Janeiro.

Voy a entregar la Copa el domingo y hago fuerza para que sea para Brasil", dijo en un intercambio de mensajes con sus seguidores en Facebook al confirmar su presencia en la final del Mundial.

Su deseo ya no podrá realizarse. Con su goleada de hoy, Alemania se convirtió en el primer finalista de Brasil 2014 y el otro se definirá mañana, en la semifinal que disputarán las selecciones de Argentina y Holanda.

gak