Descartan gobierno de unidad en Irak

El premier Al Maliki advierte que la medida constituye un golpe de Estado contra la Constitución

COMPARTIR 
26/06/2014 05:27 DPA, EFE, AP y AFP

BAGDAD, 26 de junio.— El primer ministro iraquí, Nuri al Maliki, rechazó ayer las peticiones para que se forme un gobierno de unidad en el país, profundizando así la crisis política en medio del avance de los yihadistas del Estado Islámico de Irak y el Levante (EIIL), que tomaron un gran campo de extracción de petróleo y gas.

La llamada a formar un gobierno de salvación nacional constituye un golpe de Estado contra la Constitución y el proceso político”, dijo Al Maliki, citado por la web independiente Al Sumaria News. El mandatario también rechazó dimitir, según el canal de noticias árabe Al Arabiya.

Uno de los que pidió la formación de un gobierno de unidad fue el secretario de Estado estadunidense, John Kerry. El martes, tras visitar la región autónoma kurda del norte de Irak, Kerry llegó a anunciar que los líderes políticos del país estaban preparados para formar un gobierno de unidad en el que chiitas, sunitas y kurdos tendrían la misma representación.

Kerry defendió la rápida formación de dicho gobierno para evitar la desintegración del país. “Irak está ante una amenaza existencial y los líderes iraquíes deben abordar esa amenaza con la celeridad necesaria”, afirmó el político estadunidense.

Sin embargo, Al Maliki, en el poder desde 2006, aspira a un tercer mandato al frente del gobierno. Ayer dijo que acudirá a la primera sesión del nuevo Parlamento prevista para el 1 de julio, cuando deben comenzar los procedimientos para nombrar a un nuevo primer ministro.

Su partido Coalición del Estado de Derecho ganó las últimas elecciones celebradas en abril, consiguiendo 98 de los 328 escaños de la cámara. Pero necesita un socio para formar gobierno y muchos políticos sunitas y chiitas se niegan a colaborar con él.

Los rebeldes contrarios a la Constitución se han aliado con el Estado Islámico de Irak y el Levante y con el partido Baaz (de Saddam Hussein)”, dijo Al Maliki, acusando a sus rivales —aunque sin nombrarlos— de colaborar con las milicias islamistas que desde hace semanas combaten contra el ejército para hacerse con parte del país.

Kerry saludó las declaraciones del primer ministro y dijo que están en consonancia con las demandas de Washington.

En sus declaraciones (Al Maliki) cumple con los compromisos que asumió en nuestras discusiones”, señaló el jefe de la diplomacia estadunidense. “Se comprometió a completar claramente el proceso electoral (....) y a avanzar con el proceso constitucional para la formación de gobierno”, añadió.

Y mientras, los asesores estadounidenses llegados al país para ayudar a combatir al EIIL comenzaron ayer su trabajo. Los 40 asesores llegados hace algunos días al país comenzarán a analizar las fortalezas y debilidades de las fuerzas de combate iraquíes, informó el Departamento de Defensa.

 

Detectan despliegue de drones

Irán desplegó drones de vigilancia en Irak, donde envió material militar vía aérea para ayudar a Bagdad en su lucha contra los insurgentes sunitas, afirmó ayer el diario estadunidense The New York Times.

Una “pequeña flota” de drones Ababil se desplegó en la base aérea de Al Rachid, cerca de Bagdad, aseguró el diario en su sitio de internet, citando a responsables estadunidenses que hablaron bajo condición anonimato.

Además, en esta base, Teherán instaló un centro de intercepción de comunicaciones del Estado Islámico de Irak y el Levante (EIIL), agregó el diario.

Más rudimentarios que los aparatos estadunidenses, los drones Ababil, de fabricación iraní, tienen cerca de tres metros de envergadura. Sus funciones son exclusivamente de vigilancia y no cuentan con armas.

 

Grupos extremistas se alían

Un grupo vinculado al Frente al Nusra, filial de Al-Qaeda en Siria, juró lealtad a la organización Estado Islámico de Irak y el Levante (EIIL) en la localidad de Al Bukamal, fronteriza con el territorio iraquí.

El director del Observatorio Sirio de Derechos Humanos, Rami Abderrahman, dijo que el grupo Yund al Haq (Soldados del Derecho) unió sus fuerzas con el EIIL, a pesar de la rivalidad de este grupo con el Frente al Nusra, con el que mantiene choques armados en el norte de Siria.

También el EIIL tomó el campo de Adshil, uno de los mayores de petróleo y gas en el norte del país, informaron fuentes de seguridad iraquíes.

Los insurgentes controlan el campo de extracción situado al suroeste de Kirkuk y a unos 250 kilómetros al norte de la capital Bagdad desde la mañana de ayer, señalaron las fuentes.

Mientras que, un ataque suicida dejó al menos 12 muertos y 23 personas heridas al sur de Bagdad, indicaron fuentes oficiales, en plena ofensiva yihadista en el país.

Más al norte, cinco personas murieron por la explosión de un coche bomba en un barrio de Kirkuk, agregaron.

Comentarios

Lo que pasa en la red