El mundo felicita a Felipe VI

Varios líderes del planeta dieron la bienvenida al nuevo rey de España y ofrecieron su colaboración

COMPARTIR 
20/06/2014 01:50 EFE y AFP

MADRID, 20 de junio.– La comunidad internacional felicitó ayer a Felipe VI por su proclamación como rey de España y le expresó sus deseos de estrecha colaboración, al tiempo que rindió homenaje a la labor desempeñada por su padre, el rey Juan Carlos, en sus 39 años como jefe del Estado.

El presidente de EU, Barack Obama, felicitó a Felipe VI y le manifestó su deseo de “trabajar estrechamente para continuar fortaleciendo” el vínculo entre los dos países.

El presidente de la Comisión Europea, José Manuel Durao Barroso, subrayó en un mensaje que la proclamación del rey Felipe VI “llega en un momento de importantes retos para España y para la Unión Europea, retos que el nuevo rey, por su personalidad y su preparación sabrá sin duda afrontar”.

En un comunicado, el presidente permanente del Consejo Europeo, Herman Van Rompuy, deseó “toda la suerte” a Felipe VI y rindió homenaje al rey Juan Carlos, del que destacó “el trabajo llevado a cabo (...) en la consolidación de la democracia en España”, que, afirmó, “constituyó una contribución definitiva al proyecto europeo”.

El presidente ruso, Vladimir Putin, manifestó su esperanza de que las relaciones entre Rusia y España continúen un desarrollo fructífero durante el reinado de Felipe VI a tenor de “la amistad y el respeto mutuo generados durante el de Juan Carlos”, según una nota de la administración presidencial rusa.

El secretario general de Naciones Unidas, Ban Ki-moon, felicitó a Felipe VI tras su proclamación como rey de España y se mostró “encantado” con sus planes de viajar a Nueva York en septiembre para asistir a la Asamblea General de la ONU.

El rey Mohamed VI de Marruecos transmitió su felicitación a Felipe VI y le deseó “pleno éxito” en su misión “al servicio del pueblo español amigo”.

La reina Isabel II de Inglaterra envió un mensaje privado de felicitación al nuevo rey, informó una portavoz del Palacio de Buckingham, residencia de la familia real inglesa.

Por su parte, un portavoz de la Casa Real belga dijo que “nunca emiten comunicaciones públicas” en este tipo de ocasiones, y que los reyes Felipe y Matilde han transmitido su mensaje “de manera privada” a los nuevos reyes de España.

El rey Abdalá II felicitó a Felipe VI por su proclamación e “hizo hincapié en la profunda relación de amistad que une a los dos países y pueblos y expresó entusiasmo en el desarrollo de estos lazos en diversos ámbitos”, informó la casa real jordana.

Los medios de comunicación latinoamericanos destacaron la proclamación de Felipe VI con titulares en los que abunda la palabra “renovación” y menciones a los fuertes
vínculos de sus países con España.

Como la proclamación del nuevo monarca español tuvo lugar mientras la mayor parte de América dormía es en los medios digitales donde tienen cabida las informaciones sobre las ceremonias en Madrid, que van acompañadas de un amplio despliegue de imágenes.

Además de las del nuevo rey, las fotografías que muestran al detalle los vestido de la reina Letizia y sus dos hijas aparecen publicadas en la mayoría de los portales en lugares destacados.

“Emotiva proclamación del rey Felipe VI en España”, titula el diario argentino Clarín, mientras La Nación destaca las palabras “encontrarán en mí un jefe de Estado dispuesto a escuchar”, pronunciadas por Felipe VI durante su discurso.

El diario Tiempo Argentino subraya que el nuevo monarca español hizo hincapié en los “lazos de hermandad” con Latinoamérica.

En Venezuela, en un texto el diario El Universal dio preponderancia a las palabras del nuevo rey sobre “esa España, unida y diversa, basada en la igualdad de los españoles y  en la solidaridad entre sus pueblos.

 

Proclamado a sus 46 años

Felipe de Borbón y Grecia, el primer hijo varón de Juan Carlos y Sofía, se convirtió en rey de España a los 46 años de edad tras la abdicación de su padre.

Nacido en Madrid el 30 de enero de 1968 y casado con Leticia Ortiz Rocasolano desde el 22 de mayo de 2004, tienen dos hijas, las infantas Leonor, ahora princesa de Asturias y nacida el 31 de octubre de 2005, y Sofía, el 29 de abril de 2007.

Felipe VI es licenciado en Derecho por la Universidad Autónoma de Madrid, realizó un máster en Relaciones Internacionales en la Universidad Georgetown de Washington, Estados Unidos.

Desde julio de 2009, es teniente coronel de los ejércitos de Tierra y Aire y capitán de fragata en la Armada.

Sus primeras apariciones oficiales se produjeron en noviembre de 1975, tras la proclamación como rey de Juan Carlos. Desde que terminó sus estudios universitarios y su formación militar, ha realizado una intensa actividad pública.

En 1986, al alcanzar la mayoría de edad, juró ante las Cortes desempeñar fielmente sus funciones y de guardar y hacer guardar la Constitución, según el artículo 61.

Ha visitado oficialmente 14 de las 17 comunidades autónomas y, desde 1996, es el representante de España en las tomas de posesión de los jefes de Estado latinoamericanos.

Ha viajado a numerosos países europeos y americanos, así como del mundo árabe, Extremo Oriente y Oceanía. El ahora rey Felipe VI muestra un especial interés por todos los asuntos relacionados con la Unión Europea, Oriente Medio, Norte de África y Latinoamérica.

Desde el 18 de noviembre se encarga de las audiencias militares, cometido que hasta entonces ejercía exclusivamente el rey.

Aficionado al deporte, fue miembro del equipo olímpico de vela en clase Soling en los Juegos de Barcelona de 1992, en cuya inauguración desfiló como abanderado del equipo español.

-EFE

 

De periodista a monarca

Experiodista de televisión, procedente de una familia de clase media, la nueva reina de España, Letizia, ha sabido imprimir su estilo moderno y glamuroso a la familia real, pero no ha conseguido seducir a los españoles que le reprochan su frialdad.

Guapa, activa y espontánea, la llegada de Letizia Ortiz Rocasolano, nacida el 15 de septiembre de 1972 en Oviedo, en Asturias, renovó la imagen de la familia real: “Doña Letizia le ha abierto la mente a Don Felipe”, afirmaba un miembro de la familia al biógrafo británico Andrew Morton.

Hija de una enfermera sindicalista y de un padre periodista, la joven estaba divorciada cuando conoció a Felipe, heredero de la corona y entonces príncipe de Asturias, en 2002.

Culta, inteligente, ambiciosa, educada y con nervios de acero. Así la describían sus colegas en esa época.

Su relación sentimental empezó en la primavera de 2003, pero se mantuvo en secreto hasta el anuncio oficial de la boda algunos meses más tarde, en noviembre.

“¡Déjame terminar!”, le espetó entonces la mujer al príncipe cuando éste le cortó la palabra mientras respondía a las preguntas de los periodistas, mostrando un fuerte carácter que en el futuro le valdría numerosas críticas.

Observada de cerca por la prensa española, Letizia no termina de ganarse el afecto de los españoles, que le reprochan ser distante y fría. A algunos les cuesta aceptar que una “plebeya” se haya ganado el corazón del príncipe.

Para adaptarse al rol de esposa discreta y atenta, Letizia limó progresivamente su carácter, al menos de cara al público.

Cuida muchísimo su imagen, con pulcras vestimentas diseñadas por creadores españoles que no disimulan su extrema delgadez. Además, se operó la nariz en 2008, según la Casa Real, para solventar un problema respiratorio.

Pese a la indiferencia y la hostilidad iniciales, muchos españoles suavizaron su opinión tras la muerte de su hermana Erika, con 31 años, debido aparentemente a un suicidio en 2007.

Aunque reconoce los “gestos artificiales” de la nueva reina, Cote Villar, periodista del periódico El Mundo, destaca que quienes la conocen quedan “encantados”.

De su unión con el príncipe nacieron sus dos hijas rubias, la nueva princesa de Asturias, Leonor, en octubre de 2005, y Sofía, en abril 2007. Todos ellos viven discretamente en una casa en el parque del Palacio de la Zarzuela.

-AFP

 

Leonor es la hija heredera

Leonor de Borbón y Ortiz es la primogénita del nuevo rey de España, Felipe VI y su esposa Letizia, que desde ayer se convirtió en la princesa de Asturias, junto a los demás títulos vinculados al heredero de la Corona y recibirá así el tratamiento de Alteza Real.

Nacida en Madrid el 31 de octubre de 2005, es la primera en la línea de sucesión de la Corona española, tras el anuncio de abdicación de su abuelo, el rey Juan Carlos en favor de su padre el pasado 2 de junio.

Según la Constitución, Leonor de Borbón y Ortiz asume los títulos vinculados al sucesor en el trono, que son, además de princesa de Asturias, de Gerona y de Viana, correspondientes a los primogénitos de los reinos de Castilla, Aragón y Navarra, cuya unión formó en el siglo XVI la monarquía española.

Será también duquesa de Montblanc, condesa de Cervera y señora de Balaguer.

Leonor fue bautizada en el Palacio de la Zarzuela el 14 de enero de 2006, en una ceremonia celebrada por el arzobispo de Madrid, Antonio María Rouco Varela, que le impuso el nombre de Leonor de Todos los Santos, siguiendo la tradición española.

Sus padrinos fueron los Reyes, Juan Carlos y Sofía, abuelos paternos de la recién nacida.

El 7 de junio de ese año fue presentada por sus padres a la Virgen de Atocha, patrona de la Corte, cumpliendo con una tradición de la familia real española que se remonta al siglo XVII.

El 5 de septiembre de 2007 asistió por primera vez al colegio, la escuela infantil que la Guardia Real tiene en el Palacio de El Pardo.

El 2 de mayo de 2014 la Infanta Leonor apareció en su primer acto oficial junto a sus padres y su hermana Sofía en la tribuna de la ceremonia militar en la base aérea de San Javier (Murcia), lo que reforzaba la imagen de continuidad.

-EFE

Relacionadas

Comentarios