Por superstición aguanta la respiración en túnel, se desmaya y choca

Un joven de 19 años provocó un accidente en un túnel de Portland por aguantar la respiración mientras conducía y desmayarse

COMPARTIR 
26/05/2014 19:20 AP
Los dos vehículos chocaron entonces con las paredes del túnel antes que una camioneta golpeara al Camry.

MANNING, Oregon, 26 de mayo.- Un hombre de 19 años provocó un accidente que involucró a tres vehículos cuando perdió el conocimiento por aguantar la respiración mientras conducía por un túnel en Portland, informó la Policía Estatal de Oregon.

Daniel J. Calhon, de Snohomish, Washington, dijo a los investigadores que perdió el conocimiento después de aguantar la respiración en el túnel de la Autopista 26 cerca de la comunidad de Manning, según una nota de prensa. Su vehículo, un Toyota Camry de 1990, cruzó la línea divisoria y se estrelló de frente con un Ford Explorer.

El túnel Dennis L. Edwards mide 235 metros

Los dos vehículos chocaron entonces con las paredes del túnel antes que una camioneta golpeara al Camry.

Calhon y su pasajero, Bradley Meyring, de 19 años y de Edmonds, Washington, sufrieron lesiones que no amenazan su vida, al igual que las dos personas que iban en el Explorer: Thomas Hatch Jr., de 67 años, y Candace Hatch, de 61, de Astoria. Los cuatro fueron llevados a un hospital.

Las dos personas que iban en la camioneta no sufrieron lesiones.

Calhon fue acusado de conducir negligentemente, tres cargos de poner en peligro a los demás y un cuarto cargo de agresión, en el Tribunal de Circuito del Condado Washington.

El teniente Gregg Hastings, de la Policía Estatal de Oregon, dijo el lunes que no estaba seguro por qué Calhon aguantó la respiración, pero que algunas personas lo hacen en los túneles como parte de un juego o superstición.

El túnel, llamado Dennis L. Edwards, se terminó en 1940, tiene 235 metros de largo, lo que significa que un vehículo que transite a 88 kilómetros por hora lo atraviesa en aproximadamente 10 segundos. 

gak

Video Recomendado

Comentarios

Lo que pasa en la red