Recreación de 'Zoo humano' desata polémica en Noruega

La "Villa Congo", donde hace un siglo fueron exhibidos nativos africanos ha provocado polémica en los festejos del bicentenario en Noruega

COMPARTIR 
17/05/2014 15:42 EFE
Foto: Wikimedia
Foto: Wikimedia

OSLO, Noruega, 17 de mayo.- Un proyecto artístico para recrear en Oslo la "Villa Congo", un poblado en el que hace un siglo fueron exhibidos nativos africanos, ha contaminado los actos organizados por Noruega para conmemorar el bicentenario de su Constitución.

Foto: @KenyanSam

El noruego Mohamed Alí Fadlabi y el sueco Lars Cuzner han erigido en el parque Frogner, el más grande de Oslo, una copia del poblado, una especie de "Zoológico humano" donde vivieron ochenta africanos durante cinco meses en 1914, cuando el país celebró el primer centenario de su Constitución y las muestras de nativos de otros continentes eran frecuentes en Europa.

Foto: @ARTISTLASTEVENS

El poblado, bautizado European Attraction Limited y que fue inaugurado hace unas horas, ha generado controversia en Noruega y fuera de sus fronteras desde que el proyecto fue presentado por el dúo escandinavo como una reflexión sobre el racismo y la identidad de ese país nórdico, incluida en el programa oficial del bicentenario.

Queríamos recuperar las historias sobre el 'Zoo humano', algo que fue borrado completamente de la memoria colectiva. Y creo que lo hemos conseguido", declaró durante la inauguración Fadlabi, de origen sudanés.

Los círculos noruego-africanos y organizaciones como el Centro Antirracista han sido algunos de los más críticos con el proyecto, que cuenta con subvención pública, acusándolo de mera provocación y de fomentar el racismo.

El debate ha tenido repercusiones en varios países africanos, y en la red social Twitter se ha creado un encendido foro de discusión bajo la etiqueta #SomeoneTellNorway (Que alguien le diga a Noruega).

Fadlabi y Cuzner han alimentado la controversia con una calculada ambigüedad, otorgando tanta importancia al proceso previo de discusión como a la recreación de la aldea, una atracción inaugurada en su época por el rey y visitada por casi un millón y medio de noruegos, tres cuartas partes de la población de entonces.

A pesar del nombre de la villa, los artistas averiguaron que los pobladores originales -hombres, mujeres y niños- habían sido traídos de Senegal, por lo que viajaron a ese país e ironizaron con que iban a reclutar allí a los nuevos habitantes.

Tras arreciar las críticas bromearon con que el proyecto había sido cancelado y luego negaron que su intención fuera traer a africanos para habitar el poblado.

Aseguraron en cambio que trescientas personas de varios países se habían presentado como voluntarias para vivir allí una temporada durante los casi cuatro meses que estará abierto, aunque en la inauguración no quedó claro si alguien realmente se instalará allí, ni cuánto tiempo.

Cien años después nos encontramos en una reconstrucción del poblado, pero no nos es tan fácil determinar quiénes son voluntarios y quiénes están aquí como público", admitió Svein Bjørkås, director de la Oficina de Arte en Espacios Públicos.

La recreación de "Villa Congo", llamada así porque muchos oficiales noruegos sirvieron allí como mercenarios, tampoco parece contar con el favor de las autoridades de Bélgica, antigua potencia colonial en ese país africano.

La embajada de Bélgica en Oslo ha pedido retirar la bandera belga izada junta a la noruega a la entrada de la aldea, pero el dúo responsable del proyecto se ha negado.

Fotos: Estractos de RT Video

El polémico poblado forma parte del programa de actividades con el que Noruega, que tras varios siglos bajo soberanía danesa y sueca se independizaría en 1905, recuerda los dos siglos de la adopción de una de las constituciones más antiguas del mundo todavía vigentes.

Los actos centrales estarán localizados mañana en Eidsvoll, en las afueras de Oslo, en cuya casa señorial fue elaborada y firmada la Carta Magna el 17 de mayo de 1814, fecha que luego se ha convertido en el Día Nacional de Noruega.

En el parque frente a la casa de Eidsvoll se celebrará una gala con artistas escandinavos a la que acudirán representantes del Gobierno noruego, la familia real y otras autoridades, además de los reyes Carlos XVI Gustavo y Silvia de Suecia y la reina Margarita y el príncipe consorte Enrique de Dinamarca.

Fg

Comentarios

Lo que pasa en la red