“Protestas en Venezuela tienen los días contados”

La peor ola de protestas que sacude a Venezuela en más de una década tiene los días contados, dijo el ministro del Interior y Justicia, Miguel Rodríguez Torres

COMPARTIR 
16/05/2014 01:30 Reuters, AFP y EFE
Los manifestantes no han dado tregua al gobierno de Nicolás Maduro. Foto: AFP

CARACAS, 16 de mayo.— La peor ola de protestas que sacude a Venezuela en más de una década tiene los días contados, dijo el ministro del Interior y Justicia, Miguel Rodríguez Torres, quien aseguró que apenas quedan entre 200 y 300 manifestantes en todo el país, de los miles de hace tres meses.

El mes de julio es definitivo para eso (fin de las protestas)”, dijo Rodríguez. “Empiezan las vacaciones escolares y van a ir enfriándose los poquitos focos que quedan y retomaremos las clases en septiembre en plena normalidad”.

Desde febrero, miles de venezolanos han salido a las calles a protestar contra la elevada inflación, el persistente desabasto de productos básicos y la delincuencia.

Las protestas han dejado 42 muertos y unos 800 heridos y, a pesar de haber disminuido en número e intensidad, aún se mantienen en Caracas y las principales ciudades del país, presionando por la renuncia del presidente Nicolás Maduro.

Rodríguez calcula que, en la capital, los manifestantes más aguerridos “no pasan de 100” y, en todo el país, “son entre 200 y 300”. A pesar de ello, el miércoles fueron detenidos 105 manifestantes, según la Guardia Nacional, mientras atacaban una sede ministerial con palos, piedras y bombas molotov.

Rodríguez, quien esuvo preso por el infructuoso golpe de Estado que en 1992 lideró el fallecido Hugo Chávez, dijo que las tácticas de la protesta han ido cambiando.

Es una táctica subversiva (que) ellos van migrando”, dijo en su despacho, al interior de un edificio del centro de Caracas adornado con cuadros de reconocidos pintores e imágenes icónicas de Chávez.

Primero eran masivas (protestas), después la guarimba (cierre de calles), las carpas. Ahora son foquistas. Queman un vehículo, un ministerio, atacan a un funcionario público”, detalló quien también fuera jefe del Servicio de Inteligencia.

 

Investigan violación a derechos humanos

Las autoridades venezolanas investigan 160 casos de violaciones de derechos humanos en las protestas iniciadas en febrero contra el gobierno de Nicolás Maduro. Hay 12 funcionarios detenidos y uno sobre el que pesa una orden de arresto, según un informe del Ministerio Público difundido ayer.

Las manifestaciones iniciadas en febrero en rechazo a la inflación, la escasez de alimentos y medicinas y la inseguridad han dejado 42 muertos, entre ellos nueve policías y guardias nacionales y un funcionario de la Fiscalía.

Organizaciones no gubernamentales, la oposición política y grupos estudiantiles han denunciado reiteradas violaciones a los derechos humanos.

En un informe mundial sobre la tortura difundido esta semana por Amnistía Internacional, en el caso venezolano se mencionaron “decenas de denuncias de abusos cometidos por las fuerzas de seguridad en el momento de la detención, durante los traslados y durante el periodo de reclusión”.

El balance semanal del Ministerio Público detalla que los 160 casos bajo investigación incluyen dos por homicidio calificado, dos de torturas y 156 de tratos crueles.

De acuerdo con el balance del cuerpo de fiscales, al 14 de mayo permanecían detenidas 252 personas sobre un
total de 3,102 arrestos realizados a lo largo de tres meses y medio.

En ese periodo, asimismo se contabilizaron 835 lesionados, un tercio de ellos policías o militares.

La oposición confía en diálogo con la Unasur

La oposición venezolana aspira a salvar el frágil diálogo de pacificación con el gobierno durante una reunión que tendrán este domingo con los cancilleres de Unasur y el nuncio apostólico en Caracas, testigos de un proceso congelado a raíz de la detención de decenas de estudiantes esta semana.

Aspiramos a que los cancilleres (de Brasil, Colombia y Ecuador) y el nuncio, en su condición de mediadores, hagan ver al gobierno que, si tiene interés en que el diálogo prospere, hay que tomar decisiones y hay que cambiar la actitud”, expresó Ramón José Medina, coordinador en las pláticas de la coalición opositora Mesa de Unidad Democrática (MUD).

El diálogo busca poner fin a meses de protestas desatadas por la violencia criminal, la escasez de productos básicos, como pan, leche, azúcar o papel higiénico, y la inflación.

Relacionadas

Comentarios