Uganda convierte en delito la 'transmisión intencionada' del VIH

Tras aprobación de ley para reducir las tasas de infección de VIH, personal médico podrá difundir el estado de un paciente portador sin concentimiento previo

COMPARTIR 
14/05/2014 12:33 Reuters
Uganda ha logrado reducir las infecciones desde un 18.5 por ciento de la población en 1992 hasta cerca de un 5 por ciento en 2000, según datos de Naciones Unidas.

Según la ONU, en 2011 sólo un 54 por ciento de los pacientes de VIH en Uganda recibía antirretrovirales

KAMPALA, 14 de mayo.- Uganda ha convertido en un delito la transmisión "intencional y obstinada" del virus del VIH y permitirá al personal médico difundir a terceros el estado de un paciente respecto al VIH sin su consentimiento.

La ley se aprobó el martes, dijo una portavoz parlamentaria, como respuesta a un resurgimiento de las infecciones de VIH en un país que alguna vez fue aplaudido por su éxito en la lucha contra el sida. Los condenados se enfrentan a hasta 10 años de cárcel.

Pero los activistas de derechos humanos dijeron que la ley disuadiría a la gente de hacerse tests voluntarios y estigmatizaría más el tener VIH, que provoca el SIDA y se transmite principalmente mediante relaciones sexuales sin protección y también de madres a hijos durante el embarazo.

Uganda ha logrado reducir las infecciones desde un 18.5 por ciento de la población en 1992 hasta cerca de un 5 por ciento en 2000

"Las pruebas del Ministerio de Salud de Uganda lo demuestran claramente: la criminalización del VIH no funciona", dijo Asia Russell, director de política internacional de Health GAP, con sede en Uganda, un grupo de derechos sobre el VIH.

"Aleja a la gente de los servicios y alimenta la discriminación y el miedo", agregó.

Uganda ha logrado reducir las infecciones desde un 18.5 por ciento de la población en 1992 hasta cerca de un 5 por ciento en 2000, según datos de Naciones Unidas. Pero el Ministerio de Salud coloca la tasa actual en cerca del 7.3 por ciento.

Aunque los pacientes con VIH en países desarrollados tienen una expectativa de vida normal gracias a los fármacos antiretrovirales, esta medicación es demasiado cara para muchos en África.

El Gobierno argumenta que "la prevención del VIH y el sida y la ley de control", aprobada en 2010, es necesaria para reducir las tasas de infección.

Pero los activistas dicen que, además de violar los derechos de confidencialidad, la ley puede ser de difícil cumplimiento debido a que puede ser muy complicado determinar quién de entre dos personas con VIH infectó a la otra.

 

pdg/pca

Relacionadas

Comentarios