Lanzan talibanes ofensiva de primavera en Afganistán; al menos 21 muertos

Una ola de ataques se registra por todo el país; las fuerzas afganas, que ya controlan la seguridad, deberán demostrar su capacidad de enfrentar a los insurgentes

COMPARTIR 
12/05/2014 10:30 AP

KABUL, 12 de mayo.- Los talibanes desataron una ola de ataques el lunes por todo Afganistán para marcar el inicio de su ofensiva de primavera, en la cual tomaron por asalto un edificio gubernamental en el este del país, donde los atacantes mataron a dos guardias y cinco civiles, y atacaron un retén policial en el sur, donde mataron a nueve policías.

También el lunes, algunos cohetes cayeron en los terrenos del aeropuerto internacional de Kabul, pero no se reportaron daños. Los proyectiles también cayeron en la base de la OTAN en Bagram, justo al norte de la capital afgana, pero causaron pocos daños, dijo la alianza militar internacional en el país.

La ofensiva del Talibán de esta primavera boreal se presenta en un momento delicado, en momentos en que el país organiza una elección presidencial.

Las milicias también han incrementado sus ataques para sembrar inseguridad y debilitar al gobierno, mientras las tropas internacionales preparan su retiro del país a fines de este año.

Menos de 30 mil soldados estadunidenses permanecen en Afganistán, el número más bajo desde la invasión de 2001. El verano pasado, las fuerzas de seguridad afganas tomaron toda la responsabilidad de la defensa del país, con lo que esta ofensiva de primavera de los talibanes permitirá medir su capacidad de enfrentar los ataques insurgentes, una vez que las fuerzas internacionales se hayan ido.

El ataque del lunes contra el Ministerio de Justicia provincial en la ciudad de Jalalabad ocurrió alrededor de las 9 de la mañana, justo cuando los trabajadores llegaban a sus labores, dijo el vocero de la provincia de Nangarhar, Ahmad Zia Abdulzai.

De acuerdo con el portavoz y el jefe de la policía provincial, los atacantes mataron a disparos a los guardias antes de apoderarse de las instalaciones. Uno de los atacantes murió al detonar su chaleco con explosivos dentro del ministerio, mientras que otros dos fueron muertos por la policía, dijo el jefe de la policía de Nangarhar, el general Fazel Ahmad Sherzad.

Cuatro horas y media más tarde, las fuerzas de seguridad recuperaron el edificio después de un tiroteo con los talibanes. En el interior, fueron encontrados cinco civiles muertos y siete heridos, dijo Sherzad.

No quedó claro de inmediato si las víctimas en el interior eran todos empleados del gobierno y si había más personas en el edificio cuando fue atacado.

El vocero de los talibanes, Zabihulá Mujahid, se adjudicó la responsabilidad del ataque en un correo electrónico a periodistas, pero no dio más detalles. La semana pasada, sin embargo, los talibanes anunciaron que el 12 de mayo lanzarían su ofensiva anual de primavera.

En el corazón del Talibán, en el sur del país, un ataque insurgente contra un retén de la policía en Helmand causó la muerte de nueve policías, informó el gobernador de distrito Sulaiman Sha Sarwani.

En otros sitios del este del país, grupos de milicianos, algunos de ellos en motocicletas, atacaron retenes policiales en las afueras de la ciudad de Ghazni, matando a tres personas y lesionando a otras ocho, dijo el gobernador de la provincia, Mohamed Alí Ahmadi. Dos mujeres y un policía murieron, mientras que dos policías y seis civiles, entre ellos tres niños, resultaron heridos agregó Ahmadi.

jrr

Relacionadas

Comentarios