Ucrania enfrenta a milicias pro rusas

El gobierno ordenó extender la ofensiva militar; ayer avanzaron cerca de la ciudad de Kramatorsk, en la región de Donetsk

COMPARTIR 
04/05/2014 08:03 Notimex, EFE, AP y AFP

MOSCÚ, 4 de mayo.— Luego de los mortales enfrentamientos del viernes en la ciudad de Odessa, el gobierno de Ucrania ordenó extender la operación militar contra separatistas pro rusos en el este del país.

El movimiento castrense ordenado por el gobierno de Kiev continuó la madrugada de ayer cerca de la ciudad de Kramatorsk, en la región de Donetsk, y las autoridades indicaron que no darán marchas atrás.

El ministro del Interior, Arsen Avakon, aseguró que las fuerzas ucranianas habían tomado el control de una torre de televisión en Kramatorsk, cerca del bastión rebelde de Slaviansk donde hubo combates el viernes .

La fase activa de la operación ha continuado durante la madrugada de este sábado... No nos detendremos”, subrayó el titular del Interior.

Por su parte, la cadena de televisión Russia Today (RT) reportó que el avance de la Guardia Nacional de Ucrania en Kramatorsk, al menos dejó 10 personas muertas y otras decenas resultaron heridas, según testimonios de los representantes de las llamadas autodefensas.

Los agentes de la Guardia Nacional de Ucrania están disparando contra las fuerzas de la autodefensa, dijo uno de los efectivos de las milicias de Kramatorsk a la agencia Ria Novosti. “Personalmente he visto varios heridos”, afirmó un testigo.

Precisó que el tiroteo tuvo lugar a las afueras de Kramatorsk, en el pueblo de Yasnogorka, que se ubica entre Slaviansk y Kramatorsk.

Se trata de un convoy de 10 a 14 vehículos blindados y otros equipos militares. Fue bloqueado por los civiles y las milicias, pero al caer la noche empezaron a disparar sus ametralladoras”, señaló.

El operativo contra los partidarios del federalismo, que desean mayor autonomía, en las ciudades de Slaviansk y Kramatorsk se desarrolla de conformidad con lo programado y continuará, declaró el jefe de gabinete de la Presidencia ucraniana en funciones, Serguei Pashinski.

En Odessa suman 46 muertos

En los fuertes enfrentamientos callejeros del viernes entre activistas pro ruros y seguidores del gobierno de transición ucraniano en la ciudad portuaria de Odessa murieron 46 personas, 214 resultaron heridas y 144 detenidas, según informó la Fiscalía general ucraniana.

Las autoridades decretaron tres días de luto por las víctimas que dejó un incendio en el edificio sindical local en el marco de los enfrentamientos.

Mientras que el presidente interino de Ucrania, Olexandre Turchinov, aseguró que la tragedia en Odessa ocurrió probablemente “por una provocación extranjera”.

“Debemos extraer las conclusiones correctas de esta tragedia, que por lo que parece ocurrió debido a una provocación extranjera”, dijo Turchinov en un comunicado.

“Los culpables de la organización y provocación de esos acontecimientos serán castigados”, agregó. Los servicios secretos ucranianos, SBU, creen que uno de los posibles instigadores de la violencia en la ciudad portuaria fue el exjefe de gobierno Serguei Arbusov.

Por su parte, el primer ministro ruso, Dimitri Medvedev, instó a las autoridades ucranianas a detener la matanza de sus propios ciudadanos.

“La gente que ostenta el poder en la capital de Ucrania debe recuperar su conciencia y detener la matanza de sus ciudadanos, si no el destino del país puede ser muy triste”, escribió el primer ministro ruso en Facebook.

Esta operación ha tenido lugar después de la realizada en la región de Slaviansk, donde han muerto al menos dos miembros de la brigada aerotransportada ucraniana después de que un grupo de milicianos pro rusos atacara un puesto de control a las afueras de la ciudad.

La UE pide investigar hechos

La jefa de la diplomacia de la Unión Europea (UE), Catherine Ashton, pidió a las partes “contención”, tras las acciones que el viernes costaron la vida a casi medio centenar de personas en la localidad ucraniana de Odessa, y a llevar a cabo una investigación independiente de los hechos.

“Las circunstancias que llevaron a la trágica pérdida de vidas humanas deben ahora
ser objeto de una investigación independiente y sus responsables puestos en manos de la justicia”, indicó Ashton mediante un comunicado.

También el secretario general de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), Ban Ki-moon, reclamó una investigación rápida sobre la muerte de decenas de personas en Odessa y reiteró sus llamamientos al diálogo para resolver el conflicto en el país.

“El secretario general está profundamente triste por la trágica pérdida de vidas en los choques violentos de ayer en la ciudad de Odessa”, señaló su portavoz a través de un comunicado, en el que trasladó sus condolencias a las familias de los fallecidos.

Mientras que el secretario de Estado de EU, John Kerry, presionó a Rusia para que suspenda su apoyo a los separatistas en el este de Ucrania y que
ayude a expulsar a los que ocupan varios edificios del gobierno en una decena de ciudades de esa región.

 

Moscú descalifica elecciones en Kiev

La realización de elecciones en Ucrania sería “absurda” en el contexto actual de violencia en ese país, afirmó ayer el portavoz del Kremlin, Dimitri Peskov, a tres semanas de las presidenciales previstas para el 25 de mayo.

Según Peskov, Rusia no sabe todavía cómo reaccionar a la crisis en Ucrania, donde la violencia se recrudeció el viernes. Moscú “perdió” su influencia sobre las comunidades rusófonas de Ucrania, y no está ya en condiciones de convencerlas de que “se desarmen” frente a la “amenaza directa que pesa sobre sus vidas”, argumentó.

El portavoz dijo que Moscú estaba recibiendo “miles de llamadas” pidiendo ayuda del este de Ucrania, y añadió que el propio presidente, Vladimir Putin, está “extremadamente preocupado” por los últimos acontecimientos y el modo en que los interpretan “algunos países de la comunidad mundial”.

Desde que en marzo Moscú se anexionó la península de Crimea, de mayoría rusohablante, Occidente ha temido una entrada de tropas rusas en el
oriente de Ucrania, rusófono y rusófilo.

Pero estas declaraciones de Peskov parecen apuntar a un distanciamiento de Moscú respecto de una crisis que ha tensado las relaciones con Occidente a un nivel que no se veía desde la Guerra Fría.

Según varios analistas, Rusia no meterá tropas en el este de Ucrania y, por el contrario, buscará mantener la inestabilidad y torpedear las elecciones para salvaguardar su influencia en el país vecino.

Al preguntársele cómo va a responder Rusia a la escalada, Peskov indicó a las agencias que no sabe y que “esto no es un conflicto donde Rusia es un actor participante, sino que es un conflicto en Ucrania”.

En tanto, el senador republicano por Florida, Estados Unidos, Marco Rubio criticó la debilidad exterior del presidente estadunidense, Barack Obama, ante Rusia y exigió que se impongan más sanciones al gobierno de Moscú por la crisis desatada en Ucrania.

“El presidente Obama habla con dureza sobre el presidente Vladimir Putin, pero sus acciones no han ido lo suficientemente lejos para cambiar los cálculos de Putin de que los beneficios de su agresión compensan los costos”, afirmó Rubio en el mensaje semanal de los republicanos.

Video Recomendado

Comentarios

Lo que pasa en la red