El caos impidió rápido desalojo en naufragio

Uno de los tripulantes del ferry hundido reveló que el capitán tardó media hora en emitir una orden de evacuación

COMPARTIR 
18/04/2014 03:20 AP y AFP
El capitán Lee Joon-seok apareció ayer en la televisión coreana con el rostro cubierto con una capucha gris. Foto: AFP
El capitán Lee Joon-seok apareció ayer en la televisión coreana con el rostro cubierto con una capucha gris. Foto: AFP

SEÚL, 18 de abril.- El capitán del ferry coreano hundido no emitió de inmediato una orden de evacuación porque su tripulación estaba tratando de estabilizar la nave en medio de la confusión y el caos, aseguró uno de los tripulantes.

Inicialmente, el capitán instruyó a los pasajeros a colocarse los chalecos salvavidas y quedarse en sus camarotes y pasó media hora hasta que se ordenó la evacuación, señaló Oh Yong-seok uno de los tripulantes.

Sin embargo, Oh dijo que no estaba seguro si la orden del capitán a la tripulación fue luego repetida a los pasajeros mediante el sistema de altoparlantes.

Varios sobrevivientes han dicho que nunca escucharon órdenes de evacuación.

La pérdida de esos preciados minutos probablemente privó a los pasajeros de la oportunidad de huir de la embarcación Sewol que finalmente se hundió el miércoles cerca de la ciudad de Mokpo en el sur.

La mayoría de los pasajeros eran estudiantes de secundaria. Hasta el cierre de esta edición se había confirmado la muerte de nueve personas, entre ellas cinco alumnos y dos maestros,  pero se teme que la cifra aumente. Hay 287 pasajeros desaparecidos.

Entre los fallecidos hay una tripulante de poco más de 20 años de edad cinco alumnos y dos maestros. Fuentes de la Guardia Costera informaron ayer que hay 179 sobrevivientes.

Las labores de búsqueda y rescate se veían complicadas ayer por las fuertes corrientes marinas, los fuertes aguaceros y la escasa visibilidad.

Había 475 personas a bordo, entre ellas 325 estudiantes que participaban en una gira educativa a la isla de Jeju en el sur del país. El ferry había zarpado de Incheon en la costa noroccidental de Corea del Sur y le faltaban tres horas para llegar a puerto cuando empezó a zozobrar. La causa del siniestro se desconoce todavía.

El Sewol está ahora hundido en las aguas frente a Mokpo a unos 470 kilómetros de Seúl. Apenas se le ve la quilla.

Oh, de 58 años y quien tiene diez años de experiencia naval, precisó que cuando la tripulación fue convocada en la cubierta y se emitió el pedido de auxilio el buque ya estaba inclinado a más de cinco grados con lo cual se hacía casi imposible nivelarlo.

Aproximadamente en ese momento un suboficial reportó que no había manera de estabilizar al buque y el capitán ordenó realizar otro intento más que fracasó también, relató Oh.

Por otra parte, el presidente estadunidense, Barack Obama, envió su más sentido pésame a los familiares de las víctimas del naufragio del ferry.

 

Investigan al capitán

La guardia costera de Corea del Sur señaló que el capitán del ferry que se hundió “está siendo investigado como un posible criminal y fue una de las primeras personas en escapar de la embarcación”, según la cadena ABC.

Lee Joon-seok, de 69 años, dejó el ferry en un bote salvavidas 32 minutos después de reportar un accidente, dijeron las autoridades.

El capitán apareció ayer en la televisión coreana con el rostro cubierto con una capucha gris.

“Estoy profundamente avergonzado y realmente lo siento”, señaló, mientras era interrogado en la oficina de la Guardia Costera de Mokpo.

Comentarios

Lo que pasa en la red