Nicolás Maduro sufre su primer año como presidente de Venezuela

El mandatario del país sudamericano está presionado por una ola de protestas en contra de su mandato

COMPARTIR 
15/04/2014 01:13 EFE, AFP y AP
10 de abril. El presidente Nicolás Maduro sostiene una copia de la Constitución durante una reunión con los líderes de la oposición. Foto: AP

CARACAS, 15 de abril.– Nicolás Maduro cumplió ayer el primer año de su victoria electoral sobre el candidato opositor, Henrique Capriles, el 14 de abril de 2013, que le permitió cinco días después convertirse en Presidente de Venezuela.

Pese a que Capriles impugnó posteriormente el proceso electoral, el 11 de junio del año pasado el Consejo Electoral confirmó el resultado de los comicios.

El anterior presidente venezolano, Hugo Chávez, había designado a Maduro como su sucesor en diciembre de 2012, antes de partir a La Habana (Cuba) para someterse a una operación de la que ya no se recuperó y el 8 de marzo de 2013, tres días después de la muerte de Chávez, Maduro juró como presidente encargado de Venezuela.

Tras hacerse cargo de Venezuela tuvo que hacer frente a una crisis económica, de inseguridad y desabasto de productos básicos en todo el país.

El 19 de noviembre de 2013, el Parlamento otorga poderes especiales a Maduro para gobernar por decreto durante un año.

En enero de 2014, entra en vigor la Ley de Precios Justos, que prohíbe márgenes de ganancias superiores a 30% y contempla penas de hasta 10 años de cárcel para los acaparadores.

Pero lo difícil para Maduro llegó el pasado 6 de febrero, en el campus de la Universidad de Los Andes en San Cristóbal, capital del estado de Táchira, elementos de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB) arremetieron con disparos de perdigones contra una protesta estudiantil desencadenada por el intento de violación  de una alumna.

El 12 de febrero, las protestas se extendieron en las principales ciudades venezolanas. En Caracas una manifestación de estudiantes y opositores acaba en violentos enfrentamientos que dejan tres muertos y decenas de heridos y detenidos.

Maduro responsabiliza, el 15 de febrero, de la violencia al dirigente opositor Leopoldo López, del partido Voluntad Popular. También acusa al expresidente colombiano Álvaro Uribe.

Actualmente el presidente Maduro participa en una mesa de negociación con la oposición, que media la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur).

Los disturbios en Venezuela han dejado 41 muertos y más de 650 heridos en casi dos meses. 

Desde sus aliados

“Tenemos en Nicolás Maduro a Hugo Chávez”, sintetizó ayer en un discurso Aristóbulo Istúriz, gobernador del estado Anzoátegui y ministro de varias carteras en los 14 años de los tres gobiernos consecutivos del gobernante fallecido en marzo de 2013.

El también dirigente nacional del oficialista Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV)  añadió que “es un éxito” que Maduro haya logrado “que el gobierno nacional sea uno solo junto a los gobiernos regionales y municipales”, manejados por “el poder popular”.

 

Efectos

1.- Si Maduro no consigue un acuerdo con la oposición podría arriesgar todo el capital político del chavismo.

2.- La oposición venezolana podría intensificar su presión en la calle para conseguir que se cumplan sus demandas.

Relacionadas

Comentarios