Miles de chavistas conmemoran aniversario del golpe de 2002

Los actos conmemorativos ocurren en el marco de dos meses de violentas protestas contra el gobierno de Nicolás Maduro

COMPARTIR 
13/04/2014 18:40 AP

CARACAS, 13 de abril.- Simpatizantes del gobierno, entre ellos miles de milicianos, recorrieron el domingo las calles de la capital venezolana para conmemorar el 12mo aniversario del retorno al poder del fallecido presidente Hugo Chávez después de una intentona golpista en su contra.

Felicitaciones a nuestra patria hoy 13 de abril, día de resurrección y victoria, día de unión cívico-militar, día de amor y lealtad a Chávez", escribió el presidente Nicolás Maduro en su cuenta en Twitter.

El intento de sacar a Chávez del poder ocurrió el 11 de abril de 2002 después de protestas callejeras en la capital en las que murieron 19 personas y varios centenares resultaron heridos.

El gobernante fue capturado por militares sublevados, pero fuerzas leales lo reinstalaron en el poder el 13 de abril.

Los actos conmemorativos ocurren en el marco de dos meses de violentas protestas antigubernamentales, que según el presidente Maduro son parte de un plan de la oposición para promover un golpe de Estado como sucedió contra su predecesor.

Aquí se convocan manifestaciones violentas que provocan caos e ingobernabilidad para derrumbar un gobierno legítimo", dijo Maduro, quien repetidamente compara las manifestaciones en su contra los sucesos de abril de 2002.

Si viene otro 11 (de abril), está bien. Saldremos como el 13, multiplicados por mil. Pero no debe haber otro golpe de Estado en este país, más nunca", indicó Maduro la víspera.

Venezuela se ha visto estremecida desde febrero pasado por protestas de universitarios y opositores, esencialmente de clase media, en contra de la desbordada inflación que alcanzó 57.3% anual en febrero, el desabastecimiento de productos básicos y un alto índice de delincuencia.

Los incidentes registrados en Caracas y otras ciudades han dejado 41 muertos, 674 heridos y unos 2 mil 285 detenidos, de los cuales 175 siguen arrestados y sujetos a procesos judiciales, según la Fiscalía General.

Portando banderas con el tricolor nacional, afiches de Chávez e imágenes del líder guerrillero Ernesto "Che" Guevara, los seguidores del oficialismo marcharon al ritmo de música festiva rumbo al palacio de gobierno en el centro de Caracas, donde se concentraban a la espera de que Maduro pronunciara un discurso.

Entre los participantes de la marcha se destacaban los miembros de la "Milicia Nacional Bolivariana", un cuerpo cuyo día nacional se celebra el domingo, quienes agitaban banderas rojas y gritaban "Chávez no murió, se multiplicó".

Al paso de milicianos por la urbanización La Candelaria, cercana al palacio de gobierno, vecinos hicieron sonar cacerolas en señal de rechazo.

Pese al inicio de un diálogo entre el gobierno y la oposición, las protestas han continuado en Caracas y otras ciudades del país, la mayoría de ellas pacíficas.

El movimiento estudiantil, principal promotor de las manifestaciones, ratificó esta semana que independientemente del diálogo continuarán protestando "de manera pacífica, pero con contundencia". Los estudiantes exigen respuestas a la crisis económica y social y la alta criminalidad, y piden respeto a los derechos de reunión, expresión y protesta.

Por su parte, el arzobispo de Caracas, el cardenal Jorge Urosa, exhortó a los venezolanos a desterrar "la violencia de sus corazones" e hizo votos para que el diálogo se concrete en asuntos "específicos" para resolver los conflictos del país.

Pongamos nuestro corazón y esperanza en Dios para que nos conceda resolver nuestros conflictos en paz. En la mesa de diálogo por la paz hacemos votos para que se concreten cosas específicas. Pedimos a Dios porque ese diálogo sea positivo", dijo Urosa durante la misa de Domingo de Ramos.

Sobre la participación del Vaticano en el proceso de diálogo expresó que los obispos venezolanos "esperemos que no sea solo como testigo, sino que puedan ayudar a que el diálogo se concrete".

La cúpula de la Iglesia católica y el cardenal Urosa acusaron hace dos semanas al partido oficialista y al presidente de intentar imponer en Venezuela un sistema de gobierno de corte totalitario que sería, según ellos, el principal detonante de las protestas violentas que desde hace más de un mes tienen lugar en el país.

La primera reunión entre el mandatario y la oposición en la llamada Mesa de la Unidad Democrática (MUD) terminó la madrugada del viernes sin acuerdos concretos, alimentando las dudas de que el proceso impulsado por la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) pueda ayudar a solucionar la crisis del país.

La MUD designó un Equipo de Enlace y Seguimiento para el Diálogo, encargados de coordinar los encuentros, como los grupos de trabajo y cualquier contacto" con funcionarios del gobierno para abordar temas concretos de discusión.

El gobierno y la oposición continuarán el diálogo el 15 de abril.

ogz

Comentarios

Lo que pasa en la red