Maduro reta al gobierno de EU

El Presidente venezolano les dijo ridículos a los funcionarios de EU que hablaron de sanciones a su régimen

COMPARTIR 
12/04/2014 03:55 DPA, AFP, EFE y Reuters

CARACAS, 12 de abril.—  El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, restó importancia a las advertencias que funcionarios estadunidenses han hecho sobre la posibilidad de imponer sanciones contra su país e incluso retó a la primera potencia mundial a materializar sus amenazas.

Hay un plan muy maligno, Estados Unidos no debería meterse en eso, no debería meterse en los asuntos internos de Venezuela, amenazándonos con sanciones, (diciendo) ‘o dialogan o los sancionamos’, ¡sanciónennos! Es que dan ganas, pero ahí es cuando le dicen a uno que no suba mucho el tono”, fustigó el gobernante.

Maduro llamó ridículos a los funcionarios estadunidenses por apuntar a la posibilidad de sancionar a los representantes del gobierno venezolano. “Dan ganas de decirles: ¡ridículos! Que nos van a sancionar a nosotros en lo personal”, aseveró.

Estas palabras se produjeron durante el llamado “Diálogo para la Paz” que sostuvo con la opositora Mesa de la Unidad Democrática (MUD), que busca poner fin a dos meses de protestas opositoras que han causado 41 muertes y centenares de heridos.

Representantes del Senado y la Cámara de Representantes de Estados Unidos han solicitado al gobierno del presidente estadunidense, Barack Obama, imponer sanciones contra los altos funcionarios del gobierno venezolano por la represión de las protestas, una posibilidad que el gobierno demócrata no descarta del todo pero que parece remota.

Maduro acusó al gobierno estadunidense de estar contactando a los gobiernos latinoamericanos para vaticinar un posible colapso de la economía venezolana, como una manera de restarle apoyo regional a su gobierno.

“El gobierno de Estados Unidos directamente ha declarado públicamente y le han dicho a los gobiernos (latinoamericanos) que Venezuela va a una explosión y a un colapso económico. Yo me he puesto a pensar bastante en eso”, admitió.

En ese sentido, el Presidente advirtió que Estados Unidos podría buscar hacer “chillar” a la economía venezolana tal como lo hiciera con el presidente socialista chileno Salvador Allende, quien fue derrocado en un golpe de Estado apoyado por Washington en 1973.

Efectos

1.- El régimen venezolano podría poner trabas durante el diálogo por la paz, con el argumento de que EU está financiando a la oposición que busca que éste renuncie.

2.- El gobierno de Barack Obama podría hacerle efectivas las amenazas a Venezuela e imponerle sanciones económicas, lo que provocaría un fuerte enojo de los regímenes aliados a Maduro.

Arranque de diálogo termina sin acuerdos

Una larga lista de reproches entre el gobierno y la oposición venezolana, transmitidos por televisión hasta la madrugada de ayer, marcó el inicio de un diálogo que se anticipa difícil y que continuará el próximo martes con el fin de frenar dos meses de sangrientas protestas.

El presidente Nicolás Maduro, acompañado de su Estado Mayor, recibió el jueves en el Palacio de Miraflores al dos veces derrotado candidato a la Presidencia por parte de la Mesa de Unidad Democrática (MUD), Henrique Capriles, en un encuentro al que faltó el ala radical de la oposición que busca forzar con protestas callejeras la renuncia presidencial.

El encuentro, arrancado luego de arduas gestiones de los cancilleres de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur), tuvo como “testigos de buena fe” a los ministros de Ecuador, Brasil y Colombia, además del nuncio apostólico.

Una fuente venezolana neutral relató las titánicas reuniones e interminables llamadas telefónicas hasta último momento para destrabar los desacuerdos incluso al interior de las partes.

Ya en la mesa, Maduro rechazó las principales propuestas opositoras —amnistía de presos, desarme de civiles afines al oficialismo—, planteó a los opositores que se integren a mesas de trabajo y convocó una nueva
reunión para el martes cuya agenda y formato todavía deben ser negociados.

El Presidente “pierde una gran oportunidad de realizar una cesión estratégica a la oposición para levantar la esperanza (de la población) en el diálogo”, dijo la madrugada de ayer cuando concluía el encuentro, el analista Luis Vicente León, director de la encuestadora Datanálisis.

Machado muestra rechazo

La líder radical opositora y diputada destituida, María Corina Machado, ratificó su rechazo a participar en las rondas de diálogo convocadas por el gobierno venezolano, que pretende frenar dos meses de protestas sangrientas.

“Eso no es un diálogo. Llamemos las cosas por su nombre. Es un debate televisado en condiciones absolutamente injustas”, respondió Machado en una rueda de prensa desde una plaza del este de Caracas, consultada sobre su asistencia al segundo encuentro gobierno-oposición del próximo martes.

“Si creían que con esa farsa de diálogo iban a engañar a la comunidad internacional, se equivocan. Ese engaño de anoche (del jueves) nos da más razones para seguir en la calle”, agregó la
diputada destituida por el Tribunal Supremo de Justicia, cuya sentencia está en apelación.

Confirman 41 muertos

El saldo de muertos por las protestas opositoras en Venezuela subió a 41, al fallecer una mujer herida hace casi un mes, mientras el Ministerio Público investiga ya 120 casos de abusos policiales, informó ayer la fiscal general Luisa Ortega Díaz.

“Tenemos hasta el día de hoy (viernes) 41 personas fallecidas, 674 lesionadas y 175 privadas de  la libertad” producto de las protestas dijo la fiscal durante el programa radial Justicia y Valores que conduce la funcionaria algunos viernes del mes.

El Ministerio Público además investiga 120 denuncias de violaciones a los derechos humanos, entre ellas tres por homicidio, dos por intento de homicidio, dos por torturas y 113 por tratos crueles, precisó la fiscal.

Ortega Díaz informó que esta semana murieron un policía herido de bala en una protesta esta semana en el estado de Lara, y una mujer que había sido arrollada hace casi un mes en el curso de una protesta en Valencia (centro-norte).

Venezuela, el país con mayores reservas petroleras y la segunda mayor tasa de homicidios del mundo, sufre protestas desde el 4 de febrero cuando estudiantes de San Cristóbal se manifestaron en rechazo a la inseguridad.

Las protestas se extendieron al resto del país incorporando demandas contra la crisis económica y de inmediato se sumaron sectores radicales de la oposición que impulsan, bajo el lema “La salida”, la estrategia de ocupar las calles y forzar la renuncia de Maduro, electo en abril de 2013, lo que llevó al Presidente a calificar el movimiento de “golpe de Estado en desarrollo”.

Las protestas derivaron en frecuentes combates callejeros nocturnos entre grupos de encapuchados armados con bombas molotov y piedras, unidades antimotines y a veces pelotones de civiles armados no identificados.

Video Recomendado

Comentarios

Lo que pasa en la red