Salud de Gross es estable: Cuba

El subcontratista estadunidense, encarcelado en la isla, se declaró en huelga de hambre

COMPARTIR 
10/04/2014 02:47 AFP y AP
Imagen de archivo de una manifestación en Florida encabezada por la esposa de Alan Gross, en la que pidieron su liberación. Foto: Reuters
Imagen de archivo de una manifestación en Florida encabezada por la esposa de Alan Gross, en la que pidieron su liberación. Foto: Reuters

LA HABANA, 10 de abril.— Cuba declaró ayer que es “estable” la salud del subcontratista estadunidense Alan Gross, quien se declaró en huelga de hambre mientras cumple en la isla una condena de 15 años en prisión, y las autoridades reiteraron su disposición a dialogar con Washington sobre su caso.

“Alan Gross está en buenas condiciones físicas y su salud es normal y estable”, señaló en un comunicado la directora para Estados Unidos de la Cancillería cubana, Josefina Vidal.

Agregó que “están bajo control los padecimientos crónicos propios de su edad, para los cuales recibe tratamiento médico”, pero no hizo comentarios sobre la huelga de hambre que Gross, de 64 años, inició el 3 de abril en protesta por el trato que recibe de “los gobiernos de Cuba y Estados Unidos”, según su abogado Scott Gilbert.

Gross fue detenido en La Habana en diciembre de 2009 y condenado en marzo de 2011 a 15 años de prisión por distribuir sofisticados equipos de comunicación satelital por encargo de una empresa contratada por el Departamento de Estado.

Cuba ha propuesto varias veces un canje de Gross por los agentes capturados en 1998 en Estados Unidos y condenados a largas penas por espionaje, pero esta posibilidad ha sido descartada por Washington, que exige su liberación sin condiciones. Dos de los cinco agentes ya cumplieron sus penas y volvieron a la isla.

Vidal indicó que “hemos conocido con preocupación el comunicado de prensa emitido en la mañana del 8 de abril, en Washing-ton, que afirmó que Alan Gross, subcontratista de la USAID encarcelado en Cuba durante los últimos cuatro años y cuatro meses, inició una huelga de hambre la semana pasada”.

Investigaciones de prensa revelaron hace una semana que la USAID se encontraba en el momento del arresto de Gross montando una red social en Cuba, usando empresas de fachada, que pretendía usar eventualmente con fines políticos.

Vidal subrayó que La Habana “reitera su disposición a buscar, de conjunto con el gobierno norteamericano, una solución al caso del Sr. Gross”.

Comentarios

Lo que pasa en la red