Damnificados por terremoto en Chile reclaman falta de ayuda

Habitantes de la ciudad de Iquique levantan barricadas en demanda de mayor asistencia; el gobierno promete agilizar la entrega de apoyo

COMPARTIR 
05/04/2014 11:52 AP y EFE / Fotos: Tomadas de Twitter

SANTIAGO, 5 de abril.- Vecinos del sector alto de la ciudad chilena de Iquique que resultaron damnificados por el terremoto magnitud 8.2 que afectó el martes al norte del país protestaron el sábado con barricadas en demanda de ayuda.

Centenares de pobladores del sector de Laguna Verde incendiaron neumáticos y basura, y aseguraron que hay más de 250 casas con problemas estructurales graves.

La gente sigue quedándose en sus casas por miedo a que les entren a robar", afirmó la presidenta de la junta de vecinos del sector, Ada Cortés.

Otra habitante del sector, Patricia Brito, denunció que están abandonados por las autoridades y que desde el primer terremoto están sin servicios básicos.

Anoche intentaron robar una casa y hubo peleas, pero tenemos que cuidarnos entre nosotros porque hay más de mil personas afectadas acá", agregó.

Hasta el lugar llegó el secretario regional de Vivienda, Luis Astudillo, quien se comprometió con los vecinos a traerles ayuda, realizar un catastro de viviendas dañadas e instalar baños químicos, debido a la falta de agua.

En tanto, los ministros del Interior, Rodrigo Peñailillo, y de Defensa, Jorge Burgos, iniciaron el sábado un recorrido por las zonas más afectadas para coordinar la segunda etapa de las labores de ayuda.

La presidenta (Michelle) Bachelet nos pidió ver lo que ocurrió en los pueblos del interior de la región afectada. Lo haremos por vía terrestre o aérea", afirmó Peñailillo.

Estamos trabajando para restablecer la normalidad en la vida de las personas", añadió.

Uno de los mayores problemas para restablecer los servicios básicos, entregar ayuda y registrar los daños son las largas distancias entre los distintos poblados y las pocas rutas que los unen.

Las autoridades han reconocido que la situación más grave se concentra en los pueblos del interior, muchos de los cuales viven de la agricultura, debido al derrumbe en canales de regadío.

El Ministerio chileno de Vivienda informó de que el viernes espera contar con un censo de todas las viviendas destruidas o dañadas en las regiones de Arica y Parinacota y Tarapacá, donde se concentró la fuerza más dañina del terremoto.

Los ministro se han puesto a la cabeza de las labores de reconstrucción, luego de que Bachelet dirigió personalmente las primeras tareas al trasladarse al norte chileno pocas horas después de ocurrido el terremoto.

La mandataria retornó a la capital el viernes pero sigue de cerca la misión encomendada a su jefe político, Peñailillo, cuyo ministerio dispone de fondos de emergencia para enfrentar catástrofes.

Por ahora el Gobierno no ha informado de la necesidad de echar mano a recursos adicionales para la reconstrucción, ya que se estima que la destrucción causada por el sismo del norte es muy inferior a la que provocó en el centro sur del país en 2010 un terremoto de 8.9 grados de magnitud y un posterior tsunami.

jrr

Comentarios

Lo que pasa en la red