Aprueba Cuba Ley de Inversión Extranjera para salvar la economía

Se aceptarán capitales en todos los sectores, excepto salud, educación y en las fuerzas armadas

COMPARTIR 
30/03/2014 08:02 Notimex, EFE y DPA / Fotos: Reuters y AP

LA HABANA, 30 de marzo.— El Parlamento de Cuba aprobó ayer una nueva Ley de Inversión Extranjera que aceptará capitales en todos los sectores, con excepción de la salud, educación y las instituciones armadas, salvo en sus sistemas empresariales.

La televisión estatal indicó que la normativa, que reemplaza a la Ley 77 de 1995, permitirá acceder a capital externo, tecnologías y nuevos mercados, así como insertar productos y servicios nacionales en cadenas internacionales.

La nueva ley quedó aprobada en presencia del presidente cubano, Raúl Castro, quien impulsa un plan de reformas con mecanismos de mercado para “actualizar” el agotado modelo socialista vigente de economía centralizada de corte soviético.

En la sesión extraordinaria de la Asamblea Nacional (Parlamento), sin acceso para la prensa extranjera, se informó que éste será “un marco legal adecuado” que ofrece mayores incentivos a la inversión foránea, entre ellas exenciones tributarias.

El vicepresidente del Consejo de Ministros, Marino Murillo, dijo en la sesión que Cuba necesita de dos mil a dos mil 500 millones de dólares anuales de Inversión Extranjera Directa (IED) para llevar adelante su modelo socioeconómico socialista, “próspero y sustentable”.

Al defender ese instrumento, reconoció que durante la última década la tasa de crecimiento promedio de la isla ha sido de 1.8 por ciento y la de acumulación (inversiones) 13 por ciento, inferiores a los del conjunto de América Latina.

Ello indica la necesidad de acceder al capital foráneo, insistió y recordó que para este año el plan de crecimiento de la isla es de 2.2 por ciento, lo cual subraya que, si bien la economía crece, lo hace a un ritmo que retarda el desarrollo.

Protección a capital foráneo

El ministro de Comercio Exterior e Inversión Extranjera, Rodrigo Malmierca, prometió que las propiedades del capital foráneo gozarán de plena protección y no podrán ser expropiados salvo en caso de “motivos de utilidad pública o interés social previamente declarados por el Consejo de Ministros” y con la “debida indemnización”.

Explicó que la ley de IED garantiza la transferencia al exterior de las utilidades en moneda libremente convertible y será orientada a sectores prioritarios como el agrícola y forestal, comercio mayorista, industrias, turismo, construcción, energía y minas y transporte, entre otros.

El texto sostiene que se garantizará la protección y el uso racional de los recursos humanos y naturales y el respeto a la soberanía e independencia nacionales, señalaron los medios locales de comunicación, todos bajo control del Estado.

Los más de 600 diputados se reunieron a puerta cerrada después de trabajar la víspera en comisiones y de una serie de reuniones celebradas en varias provincias del país en las que el anteproyecto de ley estuvo en el centro de los debates.

Malmierca indicó que “la posibilidad de que los cubanos residentes en el exterior inviertan en el país” está contemplada en la nueva ley, pero precisó que también lo estaba anteriormente, según reportó el diario oficial Granma en su edición de ayer.

Eligen a dos nuevos miembros

El Parlamento cubano eligió ayer mismo a dos nuevos integrantes del Consejo de Estado, el órgano que representa al Legislativo de la isla y que está presidido por Raúl Castro.

Los diputados de la Asamblea Nacional eligieron al secretario general de la Central de Trabajadores de Cuba, Ulises Guilarte, y a Rafael Ramón Santiesteban, presidente de la Asociación Nacional de Agricultores Pequeños, como nuevos miembros de la cúpula de poder en torno a Raúl Castro.

Guilarte y Santiesteban sustituyen a dos de los más de 20 integrantes del Consejo, que
perdió recientemente dos miembros tras una renuncia y un fallecimiento.

La elección tuvo lugar en el marco de una sesión plenaria extraordinaria en la que la
Cámara aprobó por unanimidad una nueva ley que busca impulsar la llegada de capitales extranjeros.

Relacionadas

Comentarios