OEA excluye a líder venezolana opositora

La legisladora María Corina Machado hablaría sobre la crisis venezolana, pero de último momento le cancelaron

COMPARTIR 
22/03/2014 01:32 AFP, AP, Reuters Notimex y DPA

WASHINGTON, 23 de marzo.— El Consejo Permanente de la Orgnización de Estados Americanos (OEA) eliminó ayer el punto de discusión sobre la crisis en Venezuela, en la que tenía previsto pronunciarse la diputada opositora María Corina Machado, que prometió eventualmente intervenir ante el ente regional.

El debate sobre las protestas antigubernamentales en Venezuela fue propuesto por Panamá y ocupaba el primer punto del orden del día de la reunión, pero fue excluido con 22 votos a favor, tres en contra y nueve abstenciones.

“Quedó claro que le tienen miedo a que la realidad, la verdad de lo que ocurre en Venezuela sea conocida en el mundo entero (...) que se conozca la magnitud de la represión brutal” en Venezuela, dijo Machado después en rueda de prensa.

La parlamentaria además denunció la existencia de un “poder de veto en las decisiones de la OEA de aquel único país que no forma parte de la organización”, en referencia a Cuba, fuerte aliada del gobierno venezolano.

Machado estaba acreditada como representante alterna de Panamá y ese país “le va a mantener esa posición hasta el día que se le permita hablar en la OEA”, dijo a periodistas el embajador panameño, Arturo Vallarino, en un receso de la sesión.

Machado afirmó que se quedaría en Washington hasta el final de la reunión, que continuó tras dos horas de receso, y aún podía tomar la palabra en el último punto de agenda dedicado usualmente para asuntos generales, aunque aún quedaba la posibilidad de que el resto de la sesión se postergara.

“Voy a terminar hablando hoy, mañana o el día más próximo posible, terminaremos hablando en el salón de sesiones del Consejo Permanente”, dijo Machado.

Previamente, el Consejo Permanente decidió mantener la reunión a puertas cerradas tras una votación impulsada por Nicaragua y secundada por Venezuela, Brasil, Bolivia, Argentina y los países caribeños.

Efectos

1.- Podría darse un rompimiento en la OEA por la división entre Panamá y otros países que apoyan a Venezuela.

2.- La legisladora María Corina Machado podría ser encarcelada al volver a Venezuela.

 

Denuncian complicidad

Una actuación cómplice de los poderes públicos con el Ejecutivo propicia excesos represivos por parte de los cuerpos policiales contra las protestas ciudadanas en Venezuela, denunció ayer el activista de derechos humanos Carlos Correa.

“Hay un correlato entre los discursos del Ejecutivo y las decisiones que se toman desde los tribunales”, producto de una arquitectura legal creada para mantener al Poder Judicial sometido al gobierno, precisó.

Correa, director de la organización no gubernamental (ONG) Espacio Público, señaló que “hay muchísimos elementos y factores que indican que la independencia de los poderes no es real” en la actualidad en el quinto país productor mundial de petróleo.

El defensor de derechos humanos abundó al señalar que las decisiones que se han tomado últimamente contra ciudadanos que participan en protestas públicas en el país “así lo demuestra”, ya que “son decisiones expeditas, sin haber debido proceso ni defensa adecuada”.

Correa señaló como ejemplo los procesos judiciales abiertos contra varios líderes de la oposición, tras ser acusados públicamente por voceros del gobierno de incurrir en supuestas actividades criminales durante las protestas de las últimas semanas.

Estas protestas han dejado un saldo de 32 muertos, mil 736 detenidos y cerca de 500 heridos, según las más recientes cifras oficiales.

Mientras que el presidente Nicolás Maduro afirmó que su país es “el más democrático” de América Latina y rechazó que haya una persecución contra los opositores.

En tanto, opositores encabezados por Henrique Capriles y chavistas  marchan hoy en Caracas, unos “por la libertad” y en rechazo al encarcelamiento de tres destacados opositores, y los segundos contra actos de “violencia fascista” durante las protestas en Venezuela. La marcha disidente fue convocada por la coalición opositora Mesa de la Unidad Democrática bajo el nombre “Por la libertad, ¡Dale un parao! (alto)”.

Relacionadas

Comentarios