Dilma Rousseff aprobó cuestionado negocio de Petrobras

La presidenta de Brasil, admitió ayer haber autorizado un polémico negocio de Petrobras en 2006, cuando comandaba el Consejo de Administración de la petrolera

COMPARTIR 
20/03/2014 01:32 DPA
Dilma Rousseff, presidenta de Brasil. Foto: AFP
Dilma Rousseff, presidenta de Brasil. Foto: AFP

BRASILIA, 20 de marzo.— La presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, admitió ayer haber autorizado un polémico negocio de Petrobras en 2006, cuando comandaba el Consejo de Administración de la petrolera, pero sostuvo que la decisión se basó en un informe “con fallas técnicas y jurídicas” presentado por un director de la empresa.

La compra de 50 por ciento de las acciones de una refinería en Pasadena, Estados Unidos, ha sido cuestionada por el Tribunal de Cuentas de la Unión, que apuntó que, en 2005, el valor de la planta era estimado en 50 millones de dólares, y que Petrobas pagó en el año siguiente 360 millones de dólares por una participación de 50 por ciento.

Además, una cláusula del contrato obligó a la petrolera brasileña a adquirir a la postre el restante de las acciones en poder de su socia, la belga Astra Oil, lo que hizo que los gastos de Petrobras totalizaran mil 180 millones de dólares.

Dilma afirma que el Consejo de Administración autorizó la compra con base en un informe del entonces director del Área Internacional de Petrobras, Nestor Cerveró, que no mencionaba algunas cláusulas, entre ellas la obligación de la petrolera brasileña de asumir el control total de la refinería en Texas.

Si se hubieran conocido (las cláusulas), seguramente no habrían sido aprobadas por el Consejo”, afirma la mandataria en un comunicado.

La existencia de las cláusulas fue descubierta en 2008, y motivó a Petrobras a recurrir a la Cámara Internacional de Arbitraje en Nueva York para anular el contrato, pero no tuvo éxito.

La Presidenta, por otra parte, debió expresar su pena pública luego de que la filmación de la muerte de una mujer durante un operativo policiaco en una favela de Río de Janeiro provocara indignación

La mujer, madre de cuatro niños, fue herida durante un choque entre policías y bandoleros. Claudia da Silva Ferreira fue puesta en la cajuela de una patrulla, pero al acelerar se abrió, ella cayó y fue arrastrada 300 metros, cuando se bajaron dos policías, la pusieron dentro y la llevaron a un hospital, donde murió.

Relacionadas

Comentarios