Maduro despliega militares en bastión de la oposición en Caracas

Fuerzas antimotines irrumpen antes del amanecer en el municipio de Chacao, en algunos casos con uniforme de combate y armas largas

COMPARTIR 
17/03/2014 08:14 Agencias / Fotos: Reuters

CARACAS, 17 de marzo.- Fuerzas antimotines tomaron el domingo por asalto una plaza de Caracas epicentro desde hace más de un mes de manifestaciones contra el presidente socialista Nicolás Maduro, en medio de una ofensiva para apagar los focos de protesta.

Los guardias nacionales irrumpieron en la Plaza Altamira en medio centenar de motocicletas, provocando la estampida de unas 500 personas que protestaban en el lugar. Una decena de manifestantes fueron detenidos.

Maduro había dado el sábado un ultimátum a los opositores que se reúnen desde comienzos de febrero en la Plaza Altamira, donde todos los días al caer la noche algunos jóvenes arrojan piedras y cócteles molotov contra la policía.

Al menos 28 personas han muerto en choques e incidentes en las peores protestas de la última década en Venezuela.

Y Maduro dijo el domingo que despejaría también otros focos de manifestaciones en la nación miembro de OPEP.

En las próximas horas vamos a seguir liberando territorios que estaban tomados por los guarimberos", anunció, utilizando la expresión venezolana para los manifestantes que bloquean calles.

El asalto de la Plaza Altamira ocurrió después de una marcha de la oposición para protestar contra lo que consideran como una injerencia del Gobierno cubano en las fuerzas armadas venezolanas.

Varios miles de personas habían marchado pacíficamente en la mañana del domingo hacia el aeropuerto militar de La Carlota en Caracas, pero las fuerzas de seguridad les cortaron el paso.

Algunos se dirigieron entonces a la Plaza Altamira, bastión de la oposición en un barrio afluente de la capital.

Poco antes del anochecer los militares usaron un cañón de agua para dispersar a los manifestantes e inundaron la plaza de gas lacrimógeno.

De pronto, unas 50 motocicletas irrumpieron a toda velocidad en la plaza desde varias direcciones entre las nubes de gas.

Mientras unos militares revisaban bares de la plaza en busca de manifestantes escondidos, otros despejaron una avenida bloqueada con basura y escombros.

Maduro acusa a la oposición de querer sembrar el caos para provocar un golpe de Estado, un plan en el que, asegura, está involucrado el gobierno de Estados Unidos.

Algunos manifestantes piden la renuncia de Maduro, a quien responsabilizan por la inflación de un 57 por ciento anual, la inseguridad y la falta de productos básicos como la leche.

Pero tras seis semanas de protestas, el gobierno de Maduro no parece tambalearse.

Además de los muertos, los choques dejaron unos 300 heridos y unos mil 500 detenidos, un centenar de ellos todavía en manos de la policía.

Mientras los opositores pedían la salida de Maduro, miles de simpatizantes del gobierno marcharon pacíficamente en Caracas al palacio presidencial de Miraflores para respaldar las políticas de subsidios de alimentos de su gobierno.

¡La plaza Altamira y sus alrededores ha sido liberada por el Gobierno Nacional para el disfrute de todos!", escribió la ministro de Comunicación en su cuenta de Twitter.

En torno de la emblemática Plaza Altamira, unos dos centenares de miembros de la Guardia Nacional Bolivariana patrullaban el sector, y grupos de trabajadores realizaban limpieza de los escombros dejados por grupos radicales enmascarados que cada noche desde hace un mes protagonizan disturbios.

En el casco histórico de Chacao, a unos 800 metros, cerca de 150 miembros de la Guardia del Pueblo en motocicletas patrullaban la zona, mientras unidades de la Guardia Nacional realizaban controles aleatorios de motociclistas y automóviles.

Columnas de vehículos de la Policía también participaban del operativo mientras que a intervalos aleatorios estaban desplegadas patrullas de cuatro a ocho miembros de la Guardia Nacional, en uniforme de combate y con armas largas.

El escenario de militarización se completaba con al menos un helicóptero que sobrevoló durante horas y en círculos el sector de Altamira y aledaños.

jrr

Relacionadas

Comentarios